| 3/4/2009 12:00:00 AM

Vía libre a exploración de oro en Cajamarca

Con la autorización del Ministro de Minas el programa de exploración podrá estar terminado en seis meses. ¿En qué van los demás proyectos mineros en el país?

La firma surafricana AngloGold Ashanti recibirá permiso del gobierno para reiniciar la exploración de la zona minera de La Colosa en inmediaciones del municipio de Cajamarca, Tolima. Así se lo informó a Dinero.com el ministro de Minas, Hernán Martínez.

Según el funcionario, la suspensión de la autorización a la minera de oro obedeció a una
“interpretación demasiado rigurosa”, tal vez movida por el hecho de que la prospección minera se está adelantando en una zona forestal. “Para hacer exploración no se necesita licencia ambiental”, señaló el Ministro.

Si la empresa termina la fase de exploración en los próximos seos meses como está previsto, deberían estar iniciando su producción al final de 2011. “A la vuelta de cinco años Colombia debería ser un exportador importante de oro”, señaló el Ministro.

Para Hernán Martínez, este era el único proyecto minero que estaba estancado en el país y espera que las inversiones en el sector lleguen a los US$1.200 millones en el año.

Con sus cronogramas normales siguen otros proyectos de oro y carbón. Hace unos días el Ministerio se reunió con Glencore y Drummond para revisar el avance el nuevo puerto de cargue directo de carbón.

Encontró que en operador del puerto - Prodeco - ya tiene licencia ambiental para su trabajo en tierra, pero le falta la licencia para las obras en el mar. La solicitud no ha sido presentada aún por la firma y en ella debe especificar cosas como la profundidad del dragado y los lugares en los que depositará el material extraído.

El ministro Martínez precisó que para que Prodeco reciba una extensión del permiso de construcción del puerto, debe ofrecer una garantía de cumplimiento sobre los trabajos de expansión.

Por otra parte, la Drummond ya empezó a producir en la mina de El Descanso y según palabras del Ministro, están muy satisfechos con los resultados.

El Cerrejón mantiene firme su intención de expandir la mina y la infraestructura del puerto. “No tiene ningún atraso”, dijo el funcionario.

La única excepción en cuanto al cumplimiento de los planes de inversión podría estar en Cerro Matoso, que sufrió un revés fuerte con los precios del ferroníquel. La cotización del metal pasó de US$20 por libra a menos de US$4. Hoy, tras una leve recuperación está en US$5 por libra. “La empresa está evaluando si es tiempo para expansiones”, dijo Martínez. En todo caso, la expansión de Cerro Matoso no está incluida en las cuentas de inversión del Ministerio de Minas este año.

Con todo, hay un trabajo importante de la Nación con los operadores de esta mina de ferroníquel, BHP Billiton. En 2012 vence la concesión con la empresa y por eso están trabajando en una oferta de compensación al Estado para extender el contrato.

Adicionalmente hay una gran afluencia de mineros nuevos al país, dijo el Ministro Martínez. “En Norte de Santander hay una fuerte expansión de producción en toda el área”, dijo. Mencionó también que en oro hay un buen número de iniciativas sobre todo en Antioquia. Destacó la expansión de la firma Mineros Antioquia.

También continúa la exploración de oro en el municipio de Taraira en Vaupés que fue entregado en concesión a una compañía canadiense el año pasado

Hay dos nuevos proyectos de cobre en exploración. Uno en Acandí, Chocó y otro en Pantanos, Antioquia. Sus promotores, Glencore y AngloAmerican están evaluando la calidad para saber si vale la pena hacer la mina.

Para la explotación de carbón en Córdoba también hay una buena oportunidad. Gecelca tiene prevista una central de generación térmica de energía. El carbón de esa región tiene un bajo contenido calórico y no se puede exportar, explica Hernán Martínez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?