| 5/25/2017 12:01:00 AM

El plan de Peñalosa tras el freno a la venta de la ETB

Justo cuando iba a comenzar la venta de la ETB, un juzgado ordenó suspenderla. La Secretaria de Hacienda contó cuál es el plan B.

En desarrollo del programa de financiación del Plan Distrital de Desarrollo, Bogotá Mejor para todos 2016 – 2020, la administración del alcalde Enrique Peñalosa planeaba iniciar a mediados de mayo el proceso de enajenación de las acciones que posee en la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), que ascienden a 88% del total.

La venta fue autorizada por el Concejo Distrital hace un año. La administración distrital contrató al banco JP Morgan con el fin de valorar la empresa y comercializarla.

La secretaria de Hacienda de Bogotá, Beatriz Arbeláez, le dijo a Dinero que JP Morgan estimó un valor mínimo de $2,38 billones para la ETB, con base en la infraestructura de la empresa y en su plan de negocios a 10 años. Con antelación, el plan fue validado por la firma de consultoría gerencial Arthur D. Little. Esa validación constituyó la base de la valoración, que fue avalada luego por BTG Pactual.

JP Morgan había programado una muestra en línea de la ETB en Nueva York, París y Londres para la segunda semana de julio. Se planeaba venderla en octubre, recibir el dinero hacia el final de 2017 e incorporarlo en el presupuesto a partir del año entrante, para financiar 2,5% del Plan de Desarrollo. Esos recursos serían destinados a la inversión social, un rubro al cual se asignó muy poco en los últimos años. Se había programado invertir ese dinero en diez nuevos colegios de óptima calidad, que permitirían que 24.000 niños en Suba, Engativá, Kennedy, Bosa, Ciudad Bolívar y Usme estudiaran en jornada completa; ocho nuevos jardines infantiles con 3.000 cupos y seis nuevos hospitales.

Recomendado: Juez suspendió la venta de la ETB

Sin embargo, el Juzgado Cuarto Administrativo ordenó suspender la enajenación, mientras decide la demanda interpuesta por los concejales del Polo Democrático Alternativo (PDA) y el sindicato de la ETB, Sintrateléfonos, contra el artículo del Plan que la autorizó.

Los demandantes creen que la administración distrital habría ignorado la participación ciudadana en la discusión de la venta, al no incluir la solicitud en el anteproyecto del Plan de Desarrollo presentado al Consejo Territorial de Planeación. También opinan que fue erróneo meter la petición en el Plan, porque debió solicitarse en un proyecto de acuerdo elaborado con ese fin. En su concepto, la venta tenía que debatirse en la Comisión de Hacienda, no en la del Plan. Por último, argumentan que, al presentar el Plan al Concejo de Bogotá, la administración no habría respaldado la solicitud con los estudios técnicos pertinentes que presentó en el transcurso del debate.

Al cierre de esta edición, la administración distrital estaba en vísperas de interponer los recursos contra la suspensión que ordenó el Juzgado Cuarto Administrativo. A partir de la interposición, el Juzgado tendrá 20 días hábiles para decidir al respecto.

Foto: Enrique Peñalosa, Alcalde Mayor de Bogotá

Arbeláez sostiene que la administración procedió en derecho. Argumenta que una prueba de ello es que el mismo Juzgado falló antes una acción de nulidad en su favor. Ella cree que la demanda en realidad no defiende el patrimonio de la ciudad. Explica que, para conservarlo, lo mejor es vender la ETB, porque constituye un activo de alto riesgo, en un sector donde el cambio tecnológico es muy rápido, por lo cual para competir se requiere una gran capacidad de inversión que la empresa no tiene.

En su opinión, para hacer productivos sus activos, que se incrementaron de manera acelerada durante los últimos años con la red de fibra óptica, la ETB requiere una inversión adicional que la administración distrital, su mayor accionista, no puede hacer, porque tiene que dedicar sus recursos a atender las necesidades más urgentes de los habitantes en educación, salud, seguridad y movilidad.

En cambio, al venderla se lograría que la ETB estuviera en condiciones de competir y de crecer de una manera rentable. Ello beneficiaría a sus usuarios, que recibirían un servicio de la mejor calidad.

Puede interesarle: La ETB sigue reduciendo las pérdidas

Al mismo tiempo, los recursos serían invertidos en otros activos que, como los colegios, los jardines infantiles y los hospitales tienen una tasa de retorno social más alta, porque contribuyen a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de bajos ingresos.

Arbeláez explicó que, en el caso de que se postergue demasiado la venta, no habría otro camino que replantear las prioridades de inversión en la ciudad, de acuerdo con los recursos disponibles, reasignar parte de ellos hacia los programas donde los diseños estén más avanzados y acudir a una ampliación del cupo de la deuda.

En este último caso, por supuesto, se respetarían los criterios de sostenibilidad y de capacidad de pago de la deuda, de acuerdo con los cuales su saldo no podrá superar 80% de los ingresos corrientes, ni los intereses exceder 40% del ahorro corriente. Por fortuna, según sus cálculos, es muy probable que el recaudo de impuestos en la ciudad sobrepase la meta fijada para este año de $8,2 billones, porque a mayo 15 ya iba en $4,6 billones. Los mayores ingresos y el ahorro más alto permitirían ampliar el cupo de deuda, acatando los criterios mencionados.

Lea también: Los cuatro operadores que dominan el mercado de la telefonía móvil en Colombia

Además del tema jurídico en la venta de la ETB, hay otros debates en cuanto a los interesados y el precio. Según algunas fuentes del mercado, los compradores naturales serían Tigo Une y MoviStar, que estarían evaluando la opción de entrar en la puja. La compra les permitiría lograr sinergias en sus operaciones, que les reportarían cerca de $1 billón en ahorros. Sin embargo, en el caso de MoviStar la agenda está apretada con decisiones estratégicas, como la capitalización de la empresa, que demandará recursos por $3 billones.

Sobre la venta de la Empresa de Energía (EEB), Arbeláez explicó a Dinero que se trata de una democratización que abarca apenas 20% de ella, por lo cual no se cede el control. En este momento, el comité designado evalúa las etapas del proceso, después de recibir propuestas de cinco bancos de inversión para valorarla.

Foto: Beatriz Arbeláez, secretaria de Hacienda Distrital

Con esa venta la administración distrital obtendría una cantidad importante de recursos para invertir en obras de infraestructura vial que agilizarían la movilidad en la ciudad.

Sobre la desinversión en activos no estratégicos de la EEB, como las participaciones en Promigas, Banco Popular y Nutresa, dijo que los están valorando y que el dinero será para las necesidades de inversión de la empresa.

Al preguntarle sobre la impaciencia de la ciudadanía con la gestión de la actual administración, la secretaria Arbeláez dijo que, aparte de la desinformación de la oposición, entiende la inquietud. Explicó que al comenzar tuvieron que concentrarse en la elaboración y financiación del Plan de Desarrollo, para atender las necesidades de la ciudad con un criterio de largo plazo. Ahora elaboran los diseños de las obras. El año entrante comenzarán su ejecución, que incluye el Metro, como una de las prioridades establecidas por el Alcalde Mayor.

Recomendado: ETB cerró el 2016 con pérdidas superiores a $200.000 millones

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.