| 4/1/2005 12:00:00 AM

'Vamos a cuadruplicar las ventas'

La meta de Yanbal en los próximos 10 años es alcanzar los US$1.000 millones en ingresos. ¿Cómo lo van a hacer? Dinero dialogó con Fernando Belmont, presidente y fundador de esta multinacional de cosméticos.

Cuando Fernando Belmont, presidente y fundador de Yanbal, llegó a Bogotá hace dos semanas, venía a cumplir una cita importante. El martes 15 de marzo, cerca de mil mujeres -directoras comerciales de esa compañía- lo esperaban en el Teatro Colón para el lanzamiento del nuevo perfume. Detrás de cada una de esas mujeres hay 4 ó 5 más que trabajan como un gran 'ejército' de más de 40.000 consultoras que venden más de US$50 millones al año en Colombia en estos productos cosméticos.

Como ellas, hay otras 250.000, que trabajan en Latinoamérica para fortalecer la presencia de esta firma internacional que factura unos US$250 millones anuales en México, Guatemala, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y España.

Yanbal, al igual que otras empresas del sector de cosméticos, enfrenta varios retos, como el alto contenido técnico y científico de sus productos, la moda, las exigencias de los consumidores y las estrategias para crecer al tiempo que se adapta a los cambios en el mercado.

Dinero dialogó con Fernando Belmont sobre las expectativas de su empresa, sus oportunidades y sus metas de crecimiento en el mediano y largo plazo.



¿Qué producto están lanzando?

Estamos lanzando dos fragancias, una masculina y otra femenina, que es Yanbal by Yanbal. Es decir, le estamos poniendo nuestra firma y van a ser los productos más exclusivos de nuestro portafolio.



¿Qué representa esto en innovación y desarrollo?

Queremos darle un sabor local y adecuado a los latinos. No es para un mercado estadounidense ni europeo. Hicimos unas 200 formulaciones en los últimos 3 años, antes de llegar a este desarrollo.



¿Cómo se enmarcan este lanzamiento y sus nuevos productos en sus planes de expansión y de movimiento en los mercados?

Debemos tener productos con gran acogida y una mayor penetración en el mercado. Hoy contamos con más de 300 productos en nuestra línea, y trabajamos en la innovación permanente con más de 50 productos nuevos cada año. Es necesario, entonces, tener productos puntuales, reconocidos y de talla internacional.



¿A cuántos mercados está llegando Yanbal?

Estamos en México, Guatemala, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y España.



¿A cuánto ascienden las ventas de la empresa? ¿Qué papel cumple Colombia?

La corporación vende US$250 millones al año y Colombia participa con US$50 millones. Este año tendremos un crecimiento del 30%.



¿Cuál es su visión en 10 años?

Crecer por lo menos 4 veces más. Es decir, vender US$1.000 millones.



¿Cómo y en qué mercados?

Nos vamos a concentrar en todos los mercados de habla hispana. Por supuesto, esto incluye la comunidad hispana en Estados Unidos y en los países europeos.



Sin embargo, dentro de su estrategia, llegaron antes a España que a Estados Unidos.

Estamos trabajando para entrar al mercado latino de Estados Unidos, pero el ingreso es muy difícil por los registros, las marcas y los controles. En el caso de España, la inmigración hacia ese país de peruanos, colombianos y, especialmente, ecuatorianos, nos obligó a abrir una operación allí. Además, hay un tratado en el que los productos que salen de Ecuador hacia España no pagan impuestos.



¿Cómo se inserta Yanbal en el proceso de globalización?

En este proceso de globalización de cara al TLC, nuestras fábricas han tratado de buscar la eficiencia. En Colombia tenemos dos plantas: una de joyería y otra de cosméticos; en Ecuador, una de cosméticos; y en Perú tenemos de joyería y cosméticos; y acabamos de hacer una inversión en otra planta en ese país. Además de estos procesos productivos, tenemos centros de investigación en perfumes y joyería en Estados Unidos, para estar más cerca de las tendencias de la moda.

Estas empresas, a medida que se especializan en algunas líneas que por su escala no vale la pena mantener segregadas, tratan de buscar eficiencias. Y, también, mantienen separadas aquellas donde hay cierta flexibilidad, pero manteniendo economías de escala en las compras.

Además, son certificadas en buenas prácticas de manufactura, lo que nos permite acceder a nuevos mercados con productos certificados y con aranceles día a día más favorables.



¿Dónde están esas eficiencias?

Son fortalezas de producto, allí donde hay plantas. La planta de Colombia, por ejemplo, está especializada en labiales y los fabrica para todos los mercados. En la fábrica de Perú tenemos especialización en esmaltes. A su vez, Colombia también es importante en envases.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?