| 4/17/2009 12:00:00 AM

Una ruptura sin ganadores

Las diferencias en el precio final de la transacción y posibles complicaciones regulatorias terminaron con el acuerdo de fusión entre IBM y Sun Microsystems.

Tras meses de negociaciones, Sun Microsystems e IBM rompieron un acuerdo según el cual 'la gigante azul' tomaría el control de uno de los mayores fabricantes de servidores empresariales del mundo. La dificultad de negociar el precio final y los riesgos regulatorios terminaron por afectar la operación con la que fusionarían sus negocios.

Aunque IBM había manifestado su intención de pagar entre US$10 y US$11 por cada acción de Sun, al final su oferta sólo llegó a US$9,40 por título, para una transacción que ascendería a US$7.000 millones.

Este cambio en las condiciones de precio no generó malestar entre los representantes de Sun, quienes manifestaron su intención de continuar el proceso si IBM asumía toda la responsabilidad en caso de una intervención estatal por posibles prácticas monopolísticas (la empresa quedaría con el 65% del mercado de servidores con sistema operativo Unix). Según Business Week, IBM prefirió no tomar riesgos innecesarios.

Con la fusión, IBM hubiera recuperado su ventaja en el mercado de servidores empresariales. Según la analista International Data Corporation (IDC), aunque la corporación tiene el 31,9% de participación, ha perdido terreno frente a Hewlett-Packard (HP), que ya alcanza el 29,5%, y Dell (11,6%). Sun participa con el 10,1% del mercado. El año pasado, este mercado tuvo ingresos globales por US$53.300 millones.

Con la fusión, IBM también controlaría el enorme potencial de Sun para ofrecer soluciones de Cloud Computing, una tecnología que les permite a los negocios alquilar poder de procesamiento como un servicio público, en lugar de invertir en sus propios centros de datos. A esto se une un jugoso paquete de innovaciones que incluye el lenguaje de programación Java y el sistema operativo Solaris, uno de los usados por empresas de comunicaciones e internet.

Pero Sun también perdió una oportunidad dorada para salir de sus problemas financieros. La empresa registró pérdidas por US$1.900 millones en los últimos dos trimestres, a raíz de la dramática caída en la demanda de servidores de alta gama, lo que recientemente llevó al despido de 2.800 empleados para bajar sus costos operativos. Al cierre de esta edición, la acción de la empresa seguía perdiendo terreno y se cotizaba en US$6,05.

Además, un estudio de la analista Info Pro muestra que, tras la ruptura, creció el número de clientes de Sun que comenzó a buscar nuevos proveedores tecnológicos. "Cerca del 30% de los usuarios de productos Sun consideran cambiar de proveedor, comparado al 9% de hace siete meses", se afirma en el estudio.

Aunque Sun manifestó su intención de escuchar propuestas de otras compañías, los mayores fabricantes de computadores, como HP o Dell, han mostrado poco interés.

Según la revista Business Week, solo el fabricante de equipos de redes Cisco Systems y la productora de software empresarial Oracle tendrían algún interés. Mientras la primera podría impulsar su nuevo negocio de servidores empresariales, la segunda desarrollaría soluciones de gestión para grandes compañías. "Pero ninguna de estas organizaciones parece adecuada, pues no son compañías de computadores per se", sostiene el semanario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?