| 4/30/2009 12:00:00 AM

Una jugada arriesgada

MGM Mirage apostó por una expansión en un mal momento y ahora está al borde de la bancarrota.

En agosto del año pasado, MGM Mirage comenzó a construir el desarrollo arquitectónico privado más grande que se haya realizado en Estados Unidos. En un área de 1'560.000 m2, el CityCenter de Las Vegas incluía tres hoteles de lujo, dos torres residenciales, galerías de arte, un cómodo teatro y una estación de bomberos.

Este complejo estimaba además la construcción de un monorriel interno para trasladarse dentro de la construcción y estaría adornado con obras de arte contemporáneo, valoradas en US$40 millones. Solo para su aire acondicionado y algunos sistemas eléctricos, era necesario poner en marcha una central eléctrica valorada en US$100 millones.

Inicialmente se calculó en US$4.000 millones el presupuesto del proyecto, pero este se elevó hasta US$11.000 millones una vez comenzaron las obras. Ello llevó a la empresa a buscar como socia a la firma Dubai World, la compañía de inversiones que administra los negocios del gobierno de Dubai.

Sin embargo, la crisis del sector inmobiliario y la caída en los ingresos turísticos de su promotora no solo puso en riesgo la terminación del CityCenter, prevista para finales de este año, sino que además hizo que MGM Mirage perdiera US$855 millones en 2008 y acumulara una deuda que sobrepasa los US$13.000 millones.

Para completar, Las Vegas, donde concentra su mercado, afronta la mayor caída turística de su historia. Según el diario USA Today, este año se han cancelado 402 convenciones, que equivalen a unos US$166 millones (sin contar los ingresos por apuestas). En febrero, la ciudad registró una caída del 35% en la llegada de turistas, con relación al mismo mes del año pasado.

Esta situación la puso en una posición muy difícil ante sus acreedores, que le exigieron a la sociedad un pago por US$200 millones en la última semana de abril para conservar vivo el proyecto del CityCenter. Al final, MGM Mirage realizó el pago. Dubai World ha manifestado su inconformidad con el proyecto, al punto de amenazar con demandar a MGM Mirage por incumplimiento del contrato. Ejecutivos de la compañía árabe manifestaron al semanario BusinessWeek que se seleccionaron materiales muy costosos, sin tener en cuenta que la economía global y el turismo en Las Vegas estaban cayendo.

De acuerdo con Las Vegas Review Journal, Dubai World pagó cerca de US$6.000 millones en 2007 por el 50% del proyecto y el 9,5% de las acciones de MGM Mirage (a un precio de US$80 cada una), títulos que en la actualidad se cotizan por menos de US$5,50 la unidad.

Aunque la construcción del CityCenter de Las Vegas sigue su marcha y parece ser una salida para que MGM Mirage sobrepase sus problemas económicos, la terminación de esta obra parece ser tan lenta como la recuperación de la economía de la que depende.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?