| 1/22/2010 12:00:00 PM

Una historia de película

Colombia empieza a aparecer en el escenario internacional de la producción de contenidos digitales. ¿Cuál es el panorama?

En la tercera semana de enero, representantes de cerca de 20 empresas, unas de televisión -que agrupan más de 65 canales internacionales-, y otras de cine y producción de animación y videojuegos aterrizaron en Bogotá.

Ejecutivos de HBO, MTV, Turner Broadcasting, Fox, Discovery Networks, de la Asociación Canadiense de Producción de Televisión y de empresas de videojuegos, como Teravision Games, entre otras, participaron en la primera rueda de negocios con empresarios colombianos para la compra de productos, programas y producciones realizada en nuestro país y organizada por el gobierno nacional.

¿Qué hay detrás de este interés? La necesidad de llenar con contenidos las nuevas autopistas que se generan con la transformación y convergencia tecnológica, ya que la digitalización hace más eficientes las redes y genera un aumento en la demanda de contenido. Para Carlos López, director de innovación de la empresa de contenidos móviles PSManager, "el contenido es conocimiento transformado en valor agregado".

Como explica María del Rosario Guerra, ministra de Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones (Mintic), "estos contenidos -fotografía, música, libros electrónicos, películas, videos, juegos digitales, publicidad interactiva, entre otros- son hoy la principal fuente de entretenimiento en el mundo y se anclan con gran rapidez y efectividad en los ámbitos profesionales, informativos y de la administración pública".

Esto hace que la generación de contenidos se convierta en uno de los negocios con mayor potencial. Según cifras del Mintic, este sector factura en el mundo US$256.000 millones anuales. Para 2008, el mercado de contenidos digitales de América Latina fue cercano a US$6.500 millones y se estima que para 2013 alcance los US$13.600 millones.

A raíz de las inversiones de canales internacionales en nuestro país y las oportunidades que empresas de animación digital ven en el talento colombiano, entre otras posibilidades, Colombia empieza a aparecer en este escenario. Esto ha llevado a que el Gobierno empiece a darle un impulso al sector, para alcanzar, en 2019, el 3% de la participación mundial del negocio.

Las oportunidades

Colombia genera oportunidades para el sector que ya han sido identificadas por empresas internacionales de televisión. Grupos de producción internacional han demostrado su interés por el talento desarrollado en Colombia para realizar series desde acá: Fox adquirió la productora Telecolombia; Sony Entertaiment hizo lo propio con Teleset, y más recientemente Telemundo -propiedad de NBC de Estados Unidos- compró el 40% de RTI.

"En los últimos siete años hemos hecho esta especie de migración de una empresa de televisión a una compañía de contenido multiplataforma, que -además de televisión-, entrega contenidos y agrupa a anunciantes con audiencias en el mundo on line y que en los últimos tres años también se ha dedicado a producción de contenidos desde Fox Telecolombia para el grupo de drama y desde Fox Toma Uno en Argentina para el producto de cine no ficción", explicó Hernán López, presidente y COO de Fox International Channels, en el foro Tendencias Mundiales de la Industria Audiovisual, que organizó el Mintic.

El interés de las empresas internacionales en Colombia para la generación de contenido se fundamenta en dos ejes. Por un lado, el talento y la calidad de las producciones que, en el caso de la televisión, ya se exhiben regionalmente, como el caso de Mental o Tiempo Final; y, por otro, los menores costos.

"¿Saben cuál es el secreto para ganar dinero? -preguntó López, de Fox, al auditorio en el foro-. Es gastar menos de lo que uno factura. Uno de los principales problemas que tienen determinados sectores y empresas dentro de los medios, es que en los últimos siete años sus costos han crecido más rápido que su facturación".

Por eso, la combinación de calidad y costos se vuelve una variable crítica de éxito para Colombia. "Mientras una hora de producción en Hollywood puede alcanzar en promedio US$1,5 millones; y en España es de un millón de euros, en Colombia, sin sacrificar calidad, representa un 40% menos", explica María Carolina Hoyos, asesora del Mintic.

En el caso de los videojuegos y la animación, Colombia cuenta con un talento que ha sido reconocido en el exterior. "Cortos de animación realizados en Colombia se han presentado en festivales internacionales con acogida del mercado", dice el realizador Andrés Barrientos. Grandes jugadores del exterior también han visto este potencial. La compañía canadiense Nelvana, que produce al año más de 3.000 minutos de animación y es uno de los principales comercializadores del sector, firmó una alianza con el Sena para la formación de talento y está transfiriendo experiencia y mejores prácticas. Por su parte, Estudio C de Guatemala, que hace animaciones para películas de Hollywood, está viendo posibilidades en Colombia.

"Esta industria lleva más de 20 años en el país, pero es anónima. Esta es una oportunidad para fortalecerla y darla a conocer, dado el talento creativo que tienen las empresas", explica Leonardo Lamprea, director del gremio Somos, que agrupa más de 20 compañías de animación y videojuegos y, además, es director de la empresa Naska Digital. De hecho, muchas empresas como Oruga, Inmertion Games y Zerofractal, exportan a México, Canadá y Estados Unidos, y otras como Naska están abriendo mercados en Brasil con alianzas estratégicas.

En este sector, el modelo de negocio pasa por el outsourcing de servicios; o por la coproducción, "donde me convierto en el generador de contenido y eso significa procesos de innovación", agrega Lamprea. Para alcanzar mayor tamaño en el negocio, actualmente avanza una estrategia denominada Propulsor, que agrupa, inicialmente, a diez empresas del sector que se unen para desarrollar proyectos de mayor envergadura, bajo el concepto de coproducción y de minimizar los riesgos.

A su vez, el contenido para tecnología móvil también tiene grandes posibilidades, "porque es más fácil de monetizar", dice López, de PSManager. Según él, la monetización en medios móviles tiene dos formas: los de valor agregado que controlan los dueños de la red y operadores y ahora una segunda fase que empieza con el lanzamiento del iPhone 3G que permitió desarrollar tiendas virtuales con aplicaciones para los terminales. "Colombia ya está haciendo productos de geo-referenciación y servicios multiusuario, vía móvil", agrega López.

¿Con qué desafíos se enfrenta el crecimiento de estos sectores? Para la ministra Guerra, a pesar de las ventajas que tiene Colombia, "todavía estamos en pequeño, necesitamos multiplicar esa capacidad, de ahí que la formación de talento humano y las alianzas con la academia sean fundamentales".

Para otros, en sectores como el de videojuegos y animación, es importante desarrollar modelos de negocio que permitan combinar el talento con la administración y darle mayor dimensión al negocio que hoy factura unos US$500.000 anuales. "Es vital que los empresarios conozcamos del negocio, sepamos negociar en otras ligas y desarrollemos estrategias que permitan -mientras se consolida el sector- retener el talento", dice un realizador.

Este puede ser uno de los motores de crecimiento para el país. La posibilidad de sacar provecho al fenómeno de la digitalización permite abrir nuevas puertas de negocios, pero es necesario agilizar el paso para no quedarse rezagado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?