| 6/26/2008 12:00:00 AM

Una decisión verde

Un fuerte apoyo a la producción de palma y caña le dio el gobierno el miércoles, al acelerar los planes para convertir los motores de vehículos a biocombustibles.

El gobierno aceleró los planes para usar biocombustibles en el país. Ayer miércoles dispuso que a partir de 2012, los motores nuevos que operen en el Colombia deben estar en capacidad de funcionar con mezclas de 85% etanol y 15% gasolina. El porcentaje para el biodiésel es de 100%.

La medida cambia el esquema que se traía, que establecía que a partir de ese año, los motores ‘Flex Fuel’ deberían aceptar mezclas de 20% etanol y 80% gasolina.

No quiere decir que sea un reemplazo obligatorio de gasolina por biocombustibles, pero como lo explica el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, permite que el consumidor pueda escoger en los surtidores, si prefiere tanquear su vehículo con gasolina o con la biomezcla.

En las condiciones actuales del mercado del petróleo parecería conveniente usar un porcentaje mayor de combustible de origen vegetal.

La medida aumentaría sustancialmente la demanda de biocombustibles en el país y por eso significa también el banderazo de partida para nuevos programas de siembra, en especial en los Llanos y el Magdalena Medio, regiones que no tienen grandes ventajas en la producción para exportación, pero pueden abastecer el mercado local.

Alimentos
El gobierno le pidió a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, que analice el caso colombiano, en el cual la expansión de los cultivos de palma y caña para producir biocombustibles no afecta las zonas en las que se producen alimentos. Esto difiere de lo que ocurre en muchos de los países desarrollados en los cuales se sustituyen unos cultivos por los otros.

En Colombia hay según la FAO, 42 millones de hectáreas agrícolas, mientras que las siembras en tierras arables o con cultivos permanentes ocupan apenas 3,6 millones y las de pastos para ganadería otras 3,6 millones. Así, habría una buena posibilidad de crecimiento sin afectar la producción de alimentos.

Colombia es el quinto productor mundial de aceite de palma y el octavo de caña de azúcar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?