| 1/23/2009 12:00:00 AM

Un nuevo ingrediente

El té Lipton listo para consumir llega al mercado de la mano de Pepsico y Postobón. ¿Por qué esta empresa colombiana, dueña de la marca Mr. Tea, le abre la puerta a una marca mundial?

Lipton, una de las marcas de té más importantes del mundo cuyas ventas superaron en 2007 los US$2.500 millones, llegó a finales del año pasado al mercado colombiano, en la presentación listo para tomar, con la intención de coger una tajada importante de una categoría que hace tres años era casi inexistente en Colombia, pero que hoy se calcula en unos $60.000 millones -que representa cerca del 3% del mercado de bebidas no alcohólicas-, y que tiene espacio para crecer.

Esta marca entrará al país de la mano de Pepsico y Postobón, este último el principal jugador en Colombia de té listo para tomar. "Pepsico tiene un joint venture con Unilever en el mundo (Pepsico Lipton International) que abarca el té listo para consumir. Dentro de esta asociación, Unilever aporta la marca y todo su conocimiento y experiencia. Por su lado, PepsiCo brinda su conocimiento en la comercialización de bebidas listas para consumir y el sistema de distribución a través de su socio Postobón. En Colombia, Pepsicola Colombia representa el joint venture con Unilever y es el encargado de desarrollar la marca", explica Rodríguez, de Pepsico.

A primera vista, podría parecer una contradicción que Postobón, dueña de Mr. Tea, abriera la puerta a una nueva marca en una categoría que está en ascenso y en la que esta empresa colombiana ha liderado el crecimiento y la masificación. Sin embargo, para la empresa no es así.

"Postobón tiene un modelo de demanda para ver qué desea el consumidor. Tal como vendemos Pepsi y Seven Up, en gaseosas, o Gatorade, en bebidas isotónicas; y tenemos nuestras marcas Postobón y Squash, respectivamente; es importante entregarles a los consumidores nuevas alternativas y que nuestra empresa tenga en su portafolio marcas mundiales", explica Jhon Betancur, vicepresidente de mercadeo de Postobón.

Según datos de Postobón, con base en el estudio que realiza mensualmente entre personas de 12 a 49 años en las cinco principales ciudades, para marzo de 2007 el 27% de los encuestados había consumido té listo, cifra que para agosto de 2008 se duplicó.

En el mundo, el té listo para tomar es la cuarta categoría en bebidas no alcohólicas. Mientras la producción de gaseosas se acerca a los 200.000 millones de litros al año, esta presentación del té se ubica en unos 30.000 millones de litros. "Esta es una categoría que en Colombia tiene un potencial interesante dada su baja penetración en la categoría de bebidas empacadas, cuando en países de Europa representa el 12%", advierte Rodríguez, de Pepsico en Colombia. Con esto coincide Betancur de Postobon: "El té es la bebida de mayor crecimiento en el mundo", dice.

Varios factores van a converger en el desarrollo de la categoría. Por un lado, nuevas presentaciones, empaques y sabores de los jugadores que están en ella -en 2008, Mr. Tea hizo tres lanzamientos en la categoría- . Y, por otro, la eventual llegada de jugadores con marcas poderosas, como Nestea, que hoy en Colombia atiende el mercado de té en polvo, pero podría incursionar en el líquido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?