| 1/23/2015 4:25:00 PM

Brava, la fiesta

Empresarios, ganaderos y toreros dan la pelea para que el arte y el negocio de los toros sigan vigentes en Colombia. Así lo están haciendo.

La fiesta brava sigue activa. Así lo deja ver el resultado de la temporada taurina que, con excepción de Bogotá, se desarrolla con éxito, pues la afición continúa respondiendo.

Para Luis Guillermo Echeverri, empresario taurino y rejoneador, “aquí hay una confusión de cosas: nosotros somos todos gente de campo y amamos los toros. Comprendemos que la animadversión es un asunto político, mediático y que genera votos”.

Por su parte, el ganadero Miguel Gutiérrez asegura que “mucha gente piensa que se acabaron los toros en el país. Pero las otras plazas siguen funcionando, porque no han tenido esta absurda decisión de Bogotá. Sin embargo, los taurinos estamos seguros de que los toros volverán a la Santamaría”.

Muy probablemente ese deseo se va a cumplir, pues según se conoció, la ponencia que sobre el tema discutirá la Corte Constitucional propone que la fiesta brava pueda continuar.

Mientras tanto y para mantener viva la tradición, Echeverry, Gutiérrez y un grupo de empresarios y amantes de los toros están organizando una nueva corrida de desagravio en el Puente Piedra, Cundinamarca, en la plaza de toros Marruecos, propiedad del empresario Luis Miguel Londoño. El evento será el próximo 24 de enero y tendrá un cartel de lujo: el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y los toreros Juan Solanilla y Sebastián Ritter.

Según Gutiérrez, quien administra la ganadería ‘Ernesto Gutiérrez’, “por la imposibilidad de ver toros en la Santamaría, estamos organizando este evento en Marruecos. Eso va a ser un éxito, y se va a llenar, como se llenó el año pasado, porque hay calidad, hay buena organización y hay seriedad”.

Gutiérrez destacó que hasta el momento la temporada en todo el país ha sido un éxito. “Las otras plazas de Colombia siguen con actividad taurina. Manizales pasó con éxito rotundo; en Cali se llenó la plaza de nuevo. La temporada va muy bien y se va a convertir en la mejor para mi ganadería. Ahora viene la de Medellín, con muy buenos carteles y expectativas grandísimas”, explicó.

Según Gutiérrez, el valor económico y empresarial de las corridas de toros es enorme, porque “pagamos impuestos y generamos empleo”. Y lo más importante es que la mayor parte del costo, según él, se va en pagarles a los toreros, lo que es entre 60% y 65% del costo del espectáculo.

Echeverri, quien también está detrás del evento en Marruecos, ratificó que “la actividad taurina ha sido un generador de empleo inmenso. Al lado del espectáculo hay una cadena de microempresarios tremenda que viven de eso”.

Además, el sector privado se sigue vinculando para patrocinar las corridas. Por ejemplo, explica Echeverri, dentro de los patrocinadores del evento en la Plaza de Marruecos están la Industria Licorera de Caldas y los restaurantes Hamburguesas El Corral, Crepes &Waffles, Juan José me importa un chorizo, y La Fragata.

En medio de las críticas y el debate, la fiesta taurina se sigue desarrollando en Colombia. Falta por ver si el espectáculo volverá a la plaza más importante del país: la Santamaría .
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?