| 10/13/1998 12:00:00 AM

Tocan madera

Gracias a la racionalización de costos y al aumento en productividad, Pizano va a registrar utilidades este año, luego de la profunda crisis en que estuvo sumida.

La industria maderera y de muebles está directamente ligada a la construcción. Por esta razón, las compañías que no lograron diseñar estrategias para aislarse de los ciclos de esta actividad se han visto muy afectadas con la crisis del sector.



Dos empresas que repensaron sus negocios y lograron hacerles el quite a la baja demanda y a las guerras de precios son Pizano y Multiproyectos. La primera registra utilidades positivas a la fecha por $2.000 millones, luego de dos años de pérdidas, y la segunda basa su crecimiento en la exportación.



El plan de contingencia de Pizano se inició en 1997, con una severa racionalización de costos y un aumento de 22% en la productividad. Los resultados en estos dos campos le han permitido a la compañía aumentar o al menos mantener, los márgenes de rentabilidad de la operación. La racionalización en la mano de obra, horas extras y turnos nocturnos, la reestructuración de procesos y, sobre todo, el autoabastecimiento de materia prima permitieron aumentar sólo en 2,7% los costos, explica Enrique Camacho, gerente de la compañía.



Por su parte, Multiproyectos definió su estrategia de crecimiento con base en los mercados externos. La firma, representante de Herman Miller en Colombia, acaba de lanzar una línea de oficina abierta especial para el mercado latinoamericano diseñada por colombianos. Este desarrollo tecnológico, en el que ha invertido US$1,5 millones, le reportará ventas por unos US$30 millones en los próximos dos años. La idea es que Multiproyectos abastezca al Grupo Andino y que Herman Miller, mediante una licencia, lo comercialice en el resto del continente. La estrategia exportadora está montada sobre un programa de mejoramiento continuo que inició hace 8 años y en un sólido sistema de alianzas con los proveedores, que ha sido vital para el desarrollo de Multiproyectos, explica Ricardo Villarreal, gerente de la compañía.



De todas maneras, la reactivación de la construcción va a tener un efecto dinamizador en la industria de muebles y madera, y recompensará los esfuerzos que empresas como Pizano y Multiproyectos han hecho para mejorar su competitividad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?