| 11/21/2008 12:00:00 AM

Tequendama se lanzó al ruedo

De nuevo, una fábrica independiente se aventura a incursionar al 'duro' mercado del cemento en Colombia, que controlan Argos, Cemex y Holcim. Por ahora, reina la calma.

Durante los últimos tres años, los habitantes de Suesca, Cundinamarca, han sido testigos de primera mano del nacimiento de un nuevo capítulo de la dura competencia por el mercado del cemento en Colombia. A las afueras de este municipio se construyó la fábrica de Cementos Tequendama que, tras una inversión de aproximadamente US$150 millones empezó operaciones hace tres meses. La expectativa de los ciudadanos estaba en adivinar a cuál de las tres grandes productoras que controlan el negocio en el país pertenecía la planta: Holcim, Cemex o Argos. Sin embargo, la sorpresa fue grande cuando supieron que se trataba de una nueva iniciativa independiente que se lanzaba al ruedo para competir contra estos pesos pesados.

El asombro tiene que ver con que aún está muy fresca en la memoria de los colombianos la reciente 'guerra' del cemento que se desató tras la llegada al mercado de Cementos Andino, que hizo que los precios del bulto cayeran de $23.000 a $7.000 y que la Superintendencia de Industria y Comercio interviniera el mercado y aplicara sanciones. Se estima que esa confrontación, que terminó con la compra de Andino por parte de Argos en septiembre de 2006 (por US$192 millones), le costó al sector unos US$550 millones.

Esta vez, la aventura la emprendió el reconocido empresario de la construcción Gabriel Humberto Zárate, uno de los fundadores de Davivienda. La idea le venía dando vueltas en la cabeza desde hace tiempo, debido al amplio conocimiento que tiene del sector y a los fuertes vínculos que ha desarrollado con el sistema financiero, especialmente el que ha estado ligado con la financiación de vivienda en Colombia.

El presidente de la compañía, Fidel Armando Cortés, contó que los estudios de factibilidad se empezaron a hacer en 2002. Y que por ser China uno de los mayores productores de cemento, este país se volvió un referente obligado para el desarrollo del proyecto. "Además de contar con las tecnologías más avanzadas y competitivas para la producción de cemento, los precios de los equipos en la China eran mucho más competitivos", dice.

La compra de los terrenos en Suesca también fue estratégica. La compañía enfocó su operación en el centro del país, que abarca uno de los mercados más importantes, como el de Bogotá, y al que se añaden los de Llanos, Huila, Tolima y Boyacá. Y, además, porque en la región hay reservas garantizadas de mineral de hierro, caliza, escoria y carbón, las materias primas que se requieren para la producción de cemento.

Durante estos primeros tres meses, Cementos Tequendama ha estado trabajando con el 50% de su capacidad instalada, produciendo 650 toneladas diarias. La comercialización del producto está a cargo de redes de distribución especializadas y ya se consigue en las cadenas de la construcción como Homecenter y la recién inaugurada Easy.

Cuentas claras

Cortés advierte que no llegaron a romper la actual estructura de precios. "Nuestra marca no se va a caracterizar por ser la más barata. Vamos a competir con un excelente servicio de atención al cliente y con calidad. Para eso contamos con los mejores equipos de producción y los más modernos laboratorios de análisis de cementos", sostiene.

Y, para demostrar que la competencia va a ser trasparente, el dueño de la compañía invitó a los presidentes de Argos, Cemex y Holcim a visitar la planta. Ellos aceptaron el ofrecimiento. La idea era mostrarles quién estaba al frente del negocio y darles un parte de tranquilidad en torno a la manera como esta nueva planta iba a llevar a cabo su incursión en el mercado colombiano.

"El hecho de que Gabriel Humberto Zárate esté al frente del negocio genera credibilidad, pues su reputación como empresario, constructor y banquero es reconocida por todos. Eso ha tranquilizado a la competencia", sostuvo un analista del sector. A su entender, esta situación es la que por ahora ha mantenido tranquilo al mercado, "pese a que la nueva industria ya está pellizcando el 5% de la tajada de su público objetivo y que alguien debe estar perdiendo", dijo.

Tequendama también está aprovechando los 'clientes cautivos' que tiene su propietario a raíz de las relaciones comerciales que ha cultivado a lo largo de toda su trayectoria empresarial, como por ejemplo con la Constructora Bolívar, que hace parte del Grupo Bolívar, dueño del Banco Divivienda, del cual Zárate fue cofundador. No obstante, la cementera aclaró que la constructora tiene total libertad para escoger al proveedor que mejor le parezca.

De otro lado, la nueva empresa está logrando alianzas estratégicas con productoras de concreto independientes del centro del país, donde hay unas diez, como proveedor de cemento. Estas, a su vez, se sienten cómodas al comprarle el producto a Tequendama, ya que, con Cemex, Holcim o Argos, compiten por el mercado del concreto.

Otro conocedor del sector, consultado por Dinero, sostiene que las empresas que controlan el negocio no están dispuestas por ahora a desgastarse en una nueva guerra de precios ya que la pasada les significó grandes pérdidas en el pasado. Y, además, saben del músculo financiero y de las relaciones del más alto nivel que tiene el propietario de Tequendama.

"Sería un desgaste innecesario. Aún no se han podido recuperar del todo, pues, en pleno boom de la construcción, el cemento estuvo por el piso. Incluso hoy, el bulto de cemento está mucho más barato (oscila entre $18.000 y $19.000) de lo que estaba antes de que se iniciara la puja comercial tras la llegada de Andino ($23.000)", dijo.

Esta relativa calma que se respira en el mercado del cemento también se percibe en la planta de Tequendama entre sus directivos, sus 250 trabajadores y en la población de Suesca que celebra su llegada. Todos confían en que los ánimos no se exalten para que no se desate una nueva guerra como la que doblegó a Cementos Andino.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?