| 9/18/2013 6:00:00 PM

A las grandes ligas

Tecnoglass se convertirá en la primera compañía colombiana listada en Nasdaq. Detrás de la operación hay una sofisticada estrategia financiera y un reconocido grupo de expertos colombianos. Esta es la historia.

Una compañía barranquillera de tamaño mediano y con “solo” veinte años en el mercado, se convertirá en la primera firma colombiana listada en Nasdaq, la segunda bolsa con mayor liquidez en el mercado accionario mundial, en la cual se negocian las empresas más innovadoras en sectores como tecnología, energía renovable e incluso restaurantes y moda.

Se trata de Tecnoglass, una empresa líder en la transformación de vidrio en el país, que comenzaría a cotizar durante el último trimestre de este año, al lado de otras grandes como Apple, Starbucks y Netflix, entre otras.

Este significativo paso para una firma con ventas por cerca de US$180 millones fue posible gracias a una sofisticada operación de ingeniería financiera que incluye la creación de una compañía de adquisición de propósito especial (Spac, por su sigla en inglés), denominada Andina Acquisition Corporation, la primera de su tipo en hacer una inversión de esta naturaleza en América Latina. ?Esta es una figura temporal que no tiene operaciones y cuyo único fin es adquirir, con el producto de su salida a bolsa, una empresa del sector real.

Detrás de esta jugada bursátil que abre las puertas del mercado de capitales internacional a compañías nacionales relativamente pequeñas, están colombianos como Julio Torres, exdirector de Crédito Público y exsocio de la banca de inversión Nexus; Eduardo Robayo, exdirector del IFI, y el exministro de Hacienda, Rudolf Hommes.?Dentro del grupo promotor del Spac se encuentran también Martha “Stormy” Byorum, una de las banqueras de inversión estadounidenses más reconocidas en América Latina, así como la familia Weil, liderada por Lorne y Luke Weil, un poderoso grupo de inversión americano.

“Esta tecnología financiera de punta permite el acceso eficiente a un mercado de altísima liquidez como Nasdaq, a empresas de alto potencial de crecimiento pero que no necesariamente tienen la exposición mediática ni el acceso a capital de riesgo que han tenido empresas como Facebook o ahora Twitter”, afirma Julio Torres, uno de los socios fundadores de Andina Acquisition Corporation.

A diferencia de los ADRs (American Depositary Receipts), que es la forma en la que han accedido a los mercados de valores internacionales las grandes empresas colombianas como Ecopetrol, Bancolombia e ISA,  entre otras, el Grupo Tecnoglass estará listado directamente en Nasdaq.

La movida

En el último trimestre de 2011, los promotores constituyeron, en las Islas Caimán, Andina Acquisition Corporation.  Hacia mediados de marzo de 2012, Andina realizó en Nasdaq una oferta pública inicial –IPO, por sus siglas en inglés– donde consiguió alrededor de US$42 millones “para hacer una inversión en una compañía de alto crecimiento”.

Y no tardó en hacerlo. Tras un poco más de 12 meses de búsqueda y negociaciones, el pasado 19 de agosto Andina anunció la inversión en Tecnoglass S.A. y C.I. Energía Solar E.S. Windows, dos compañías integradas verticalmente en la fabricación de vidrio y productos de aluminio.

Andina adquiere el Grupo Tecnoglass por un valor de US$279 millones (9,7 veces Ebidta), lo cual representa un descuento significativo frente a compañías similares listadas en Estados Unidos, tales como PGT Inc. y Apogee Entreprises Inc.

El cierre definitivo de la “fusión” podría ser en octubre o noviembre y marcará el inicio de Tecnoglass en el mercado electrónico Nasdaq.

Los dueños tradicionales de Tecnoglass –la familia Daes de Barranquilla– mantendrán la propiedad mayoritaria y el control operacional de la compañía.

Para José Manuel Daes, presidente de Tecnoglass, “el mayor acceso a capital estando en Nasdaq nos permitirá no solo acelerar nuestra expansión en Estados Unidos y Suramérica sino entrar a nuevos mercados como Europa y Asia, manteniendo nuestro enfoque en la calidad y la innovación de productos”.

Por su parte, para Luke Weill, director de Andina Acquisition Corporation “Tecnoglass posee una trayectoria de crecimiento y rentabilidad en los diferentes ciclos económicos, una envidiable reputación por la calidad, el servicio y la integridad, y una valoración atractiva. También ha adoptado las mejores prácticas en las áreas de sostenibilidad y responsabilidad ambiental, incluyendo el autoabastecimiento de energía y el reciclaje de casi 30% de los residuos relacionados con la fabricación”.

Por todo esto, las perspectivas de globalización de esta compañía son muy altas. Para competir en igualdad de condiciones con compañías norteamericanas necesitaba acceso a buenos precios y liquidez, algo que, por ahora, el mercado colombiano de acciones no ofrece. Mientras Nasdaq tiene una capitalización de mercado cercana a los US$4,5 trillones y transacciones anuales de US$9 trillones –más que cualquier otra bolsa de valores en el mundo con excepción de NYSE– en Colombia la capitalización de mercado de acciones es de US$233.000 millones con un volumen transado de US$40.000 millones en 2012. Nasdaq ‘rota’ a través de negociaciones más de dos veces su capitalización de mercado, mientras la BVC solo lo hace el 0,17, lo cual refleja el diferencial de liquidez entre las dos bolsas.

Tecnoglass demuestra que se requieren cambios, como echar a andar el denominado “segundo mercado” en Colombia y generar incentivos para que más compañías e inversionistas acudan al mercado de valores nacional. Mientras esto ocurre, otras puertas se están abriendo en el exterior para compañías de tamaño mediano que ya se empiezan a aprovechar. Eso sí es dar un salto internacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?