| 3/16/2006 12:00:00 AM

Talento desperdiciado

El 10% de los colombianos tiene algún tipo de discapacidad y solo un 13% de los que pueden trabajar, lo hace. Ahora, una firma cazatalentos será el puente entre esta fuerza laboral y las empresas.

Juan Gonzalo Restrepo, gerente de Distribuidoras Unidas, es el primer directivo que se le midió a contratar a Workpoint, una cazatalentos especializada en ubicar laboralmente a personas discapacitadas. "Por la actividad que tenemos en puntos propios y en puntos de venta a terceros, recibimos dinero en efectivo, y tenemos inventarios muy difíciles de controlar. Necesitamos personas muy comprometidas, que sepan valorar el empleo, que no se dejen tentar por migajas de dinero sino que valoren la fortuna de tener un empleo productivo y útil para la comunidad", afirma, al explicar por qué se decidió por personal con algún grado de discapacidad.

Distribuidoras Unidas, el principal distribuidor de revistas y material impreso del país, tiene como meta ir llenando las vacantes que se generen en sus 26 puntos de venta propios con discapacitados. "Hasta el momento, tenemos dos personas", cuenta Restrepo.

Las metas de Workpoint, que arrancó en enero pasado, son claras. Espera vincular este año laboralmente a 100 personas en Bogotá, y a partir de 2007 extender su labor al resto del país.

Workpoint es una empresa española creada para potenciar la calidad del empleo de las personas con discapacidad. Llegó a Colombia por medio de Top Management (compañía del grupo español Seeliger y Conde), una de las principales cazatalentos del país. "Como yo soy discapacitado, mi función es ayudar a los discapacitados de Colombia. Workpoint es una empresa independiente bajo la sombra de Top Management, que tiene todo el know how de la compañía", explica Charlie Hall, socio de la firma y encargado del proyecto.

De acuerdo con el Dane, el 10% de los colombianos tiene algún grado de discapacidad -unos 4 millones de personas- y de ellos, el 67,5% estaría en posibilidades de trabajar. Sin embargo, de ellos solo el 13% trabaja efectivamente, y la gran mayoría (84%) recibe mensualmente menos de un salario mínimo.

Los servicios de Workpoint no tienen costo para los empresarios. Reciben asesoría en el perfil del cargo que están buscando y el ambiente laboral para que la cultura empresarial esté preparada para la llegada del discapacitado, entre otros. "Preparamos a la empresa para que haya una integración clara", aclara Hall.

La labor de Workpoint no será fácil, porque tendrá que convencer al sector empresarial de que las incapacidades físicas o sensoriales no son un obstáculo para desarrollar eficientemente un trabajo. Y por otro, tendrá que construir las bases de datos de discapacitados para poder hacer el match perfecto en las búsquedas de empleo. Sin embargo, Distribuidoras Unidas dio el primer paso, y se espera que esta decisión sirva de ejemplo a las demás compañías.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?