| 5/29/2014 6:00:00 AM

Dando palo

En poco más de una década, Tablemac se transformó, hace parte de la brasileña Duratex y planea inversiones por más de $14.000 millones.

Luego de superar la crisis económica de finales de los años 90 que la llevó a una reestructuración de pasivos bajo la Ley 550, la compañía de maderas y aglomerados Tablemac respira hoy un nuevo aire y se consolida como un jugador fuerte en el país y el exterior.

En diciembre de 2001 la firma reestructuró sus deudas ante el crecimiento que registraban y la dificultad para cubrirlas y a comienzos de 2008 pagó por anticipado un monto cercano a los $62.000 millones en pasivos.

Este año arrancó con pie derecho y en el primer trimestre alcanzó utilidades por $5.093 millones frente a $492 millones registrados en el mismo lapso de 2012, según los reportes enviados a la Superintendencia Financiera por la compañía, que actualmente pertenece al grupo brasileño Duratex en 80,62%, en una transacción que superó los US$120 millones hace casi dos años.

El cambio en la estrategia y un enfoque hacia la fabricación y comercialización de productos de mayor valor agregado son las fórmulas ganadoras, dice su gerente general, Juan Fernando Vásquez. Tras realizar inversiones por $7.000 millones, una de las más recientes apuestas en materia tecnológica fue una nueva laminadora que entró en operación en septiembre de 2013. Para este año tiene previsto invertir $14.000 millones en el crecimiento de sus plantaciones forestales y ya avanza en el trámite para la constitución de una nueva sociedad que se dedicará a este frente.

La firma ha ganado participación de mercado con el producto MDF, unos tableros de fibra de mediana densidad que produce en la planta de Barbosa, Antioquia, factoría que inició operaciones hace dos años, demandó recursos por US$70 millones y actualmente opera a 62% de su capacidad. En el negocio de MDF, Tablemac alcanza 40% del mercado local y proyecta llegar a 50%.

Otro indicador positivo es el de exportaciones. Contrario a lo que sucede en el sector, cuyas ventas al exterior cayeron casi a la mitad en cinco años, las de Tablemac siguen en alza. En 2013, las ventas externas de esta empresa representaron 14,2% de los ingresos totales, que sumaron $188.970 millones. En 2012 este mismo indicador representaba 9,8%. “En lo corrido de este año hemos mantenido esa proporción con 14,4%, gracias a exportaciones de tableros de MDF a Ecuador, Panamá y Perú y tableros aglomerados laminados a Panamá y Ecuador”.

El negocio de tableros de madera –en el que solo hay dos jugadores, Pizano y Tablemac–, mueve al año una cifra cercana a los US$220 millones en Colombia, según el directivo y en el mismo las importaciones de tableros aglomerados representan cerca de 35% y 60% en los de MDF.

Sin embargo, por el lado de la acción, su comportamiento ha venido cayendo en un promedio de 5%. Para Édgar Romero, analista de Corredores Asociados, esta situación obedece principalmente a que luego de la compra por parte de Duratex, el título se volvió ilíquido. Es tan bajo el movimiento de la acción que ya no hace parte del índice Colcap. Esto, dice el analista, no está en línea con el desempeño empresarial que no se ha visto deteriorado.

Tablemac, en medio de las dificultades que agobian a la industria en materia de revaluación, falta de infraestructura y en su caso a la falta de reciprocidad en los acuerdos comerciales, ha logrado sobreponerse y atraer inversión al país. Una empresa que seguirá dando palo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?