"El impacto social y económico del negocio de capas para "puros" es muy alto y la rentabilidad del negocio puede ser del 28%, en el peor de los escenarios". Juan José Perfetti, Corporación Colombia Internacional.

| 10/18/2002 12:00:00 AM

Tabaco, "puro negocio"

El negocio del tabaco en el país es un diamante en bruto, pero aquello de pulirlo requiere varios años y una transformación del proceso.

En los últimos tres años, 25 productores de tabaco en Santander lograron desarrollar una tecnología para obtener en Colombia capas de tabaco con calidad similar a las cubanas y dominicanas. Este proyecto, que está en su etapa de implementación, espera transformar el negocio del tabaco en el país y llevar la producción nacional a competir con calidad y precio en las grandes ligas mundiales.



Las capas producto de este desarrollo se obtienen a un precio entre 20% y 25% por debajo del de la capa que se importa de Nicaragua para abastecer la demanda del mercado premium.



Este desarrollo pondría a Colombia frente a la perspectiva de participar en un negocio de "puros" de más de US$26.000 millones anuales. La Cámara de Comercio de Bucaramanga, Fedetabaco, la empresa privada, el Sena y Corpoica, con el apoyo de Colciencias y el liderazgo de la Corporación Colombia Internacional, han montado una empresa que agrupa a los 25 productores. Su desempeño en los próximos años demostrará la factibilidad económica de incursionar en el mercado de capas de alta calidad y tabaco premium.



El proyecto, que contempla inversiones en activos fijos de más de $900 millones para el desarrollo de tecnologías de siembra, fermentación, reposo, selección, clasificación, empaque y añejamiento, permitirá a los productores obtener una rentabilidad mínima del 28% anual, que en el largo plazo podría llegar al 45%.



La oportunidad de negocio de capas de alta calidad, materia prima básica para la elaboración del cigarro premium, es innegable. Un mercado de más de 400 millones de unidades de cigarros y una proyección de crecimiento de la demanda en los mercados del Sudeste Asiático, América Latina y Oceanía así lo demuestran.



Por esto, el propósito en el proyecto de Colciencias y sus entidades apunta específicamente a posicionarse en el negocio de las capas (ver recuadro) y en el de generación de valor agregado con la elaboración de puros y cigarros. En el 2001, las exportaciones totales de tabaco en hoja de las 3 empresas que comercializan internacionalmente este producto llegaron a las 2.800 toneladas y de estas, casi el 4% fueron capas. Además, mientras en el mercado nacional el precio de un kilo de capa se acerca a los $38.000, en el mercado internacional puede llegar a US$35 dependiendo de la calidad. "Colombia tiene que apuntar a la producción de capas, porque no las producimos y allí está el negocio", comenta Juan José Perfetti, de la Corporación Colombia Internacional, CCI.



En el negocio de generación de valor agregado, los primeros humos también empiezan a sentirse. Este mercado, que en el país había sido atendido por los famosos habanos cubanos o dominicanos, está siendo explorado por un mínimo de productores nacionales con alto reconocimiento dentro del mercado de nicho. Actualmente, los jugadores son muy pocos y se conocen las marcas de Monseñor, Brevas y Cigarros Puyana. "Se ha realizado todo un proceso de modernización tecnológica desde el sembrado, hasta el almacenamiento para obtener un producto de aceptación en el mercado internacional. Hoy nuestras materias primas son 100% nacionales", comenta Betty Puentes, gerente de Cigarros Puyana, una de las empresas santandereanas que se ha metido en el negocio de los puros, y que exporta 40.000 unidades anuales entre Estados Unidos, Perú y Ecuador.



Por su parte, Agustín Carreño, gerente de Tabacos Brevas, reconoce la necesidad de prepararse y afianzar su calidad en el mercado nacional para incursionar con éxito en el mercado internacional. Brevas vende 300.000 unidades de tabaco premium al año. "El cultivo del tabaco para producir la variedad premium involucra más allá de una reestructuración tecnológica, el alma del agricultor. Esta filosofía se había perdido y en esta nueva etapa se retoma", dice Carreño.



¿Cómo compite el país?



En los últimos tres años y con la asesoría de expertos cubanos, los agricultores de tabaco empiezan a desarrollar la tecnología de secado en sombra que provee de alta calidad al producto cubano y dominicano. Si bien el trabajo apunta a desarrollar tecnologías similares a las cubanas y dominicanas, la técnica de secado en sombra no es nueva para el agricultor colombiano. Tabacaleros de toda una vida comentan cómo hace 40 ó 50 años esa era la forma en que se cultivaba y se trataba la planta en el país; pero la difícil situación de los agricultores del país hizo que se perdiera. Así mismo, este negocio dispone en el país, y en especial en Santanderes, de una amplia oferta de mano de obra, la cual es esencial para la obtención de capas de alta calidad y la elaboración artesanal de cigarros premium, factor de producción que le da la diferenciación.



En este negocio pueden ser muchos los invitados pero pocos los reconocidos. El gran reto de los empresarios es demostrarle al país su capacidad para desarrollar un producto de valor agregado en un sector al que hasta el momento no se le había explotado su potencialidad ni desde el punto económico ni social. La esperanza es que estas proyecciones no se conviertan en humo...



En qué consiste

El negocio de tabaco en el mundo se puede clasificar en dos líneas: hoja en rama y tabaco elaborado. La demanda insatisfecha de estos dos productos vale US$1.800 millones.



Los negocios se abastecen de diferentes partes de la mata de tabaco. El negocio de la hoja de capas, que representa una alta rentabilidad, se centra en la parte que corresponde al tercio medio de la hoja y el del tabaco elaborado involucra tanto los límites de las capas para elaborar el capote (envoltura), como los extremos para extraer la tripa (picadillo) con que se rellena. Colombia produce tripa de buena calidad. Sin embargo, el interés de los empresarios y del país es desarrollar adecuadamente el negocio de las capas, las cuales son el componente esencial en el mercado de puros o cigarros premium de alta calidad.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.