Suenan de nuevo

| 3/29/2001 12:00:00 AM

Suenan de nuevo

La convergencia de tecnologías, muchas apoyadas en las que permitieron el boom de internet, tienen al sector de nuevo en la mira de los inversionistas.

No todo ha sido tragedias y malas noticias con la crisis de las empresas .com y de algunas empresas de tecnología. Hay un sector, que eclipsado por el éxito de internet, ha vuelto a ser mirado por los inversionistas porque no ha dejado de brillar durante este tiempo: las telecomunicaciones. Y si bien es cierto que el precio de las acciones de varias de las empresas más grandes y con mayor tradición en el mundo, como AT&T, Deustche Telekom o British Telecom, no se salvaron de la avalancha que generó la caída de las acciones de tecnología, la convergencia de tecnologías y el crecimiento de las necesidades de comunicaciones inmediatas y eficientes han producido una transformación sin precedentes en los últimos años.

Ahora, la mayoría de las empresas de la vieja economía, que heredaron toda la tecnología y experiencia desarrollada durante la disparada de internet, están invirtiendo millonarias cifras en infraestructura informática y de telecomunicaciones para fortalecer sus sistemas de automatización de procesos, mejoramiento en relaciones con los proveedores y clientes, y lo más importante, haciendo mucho más eficiente su negocio para ser competitivos en un mercado global.



En el marco de ExpoComm Andino 2001, la feria más importante de telecomunicaciones de la región, realizada en días pasados en Bogotá, se dieron a conocer al sector empresarial varios avances en materia de telecomunicaciones, como tecnología inalámbrica, telefonía satelital de órbita baja, telefonía corporativa basada en IP, aplicaciones WAP, acceso por ADSL, LMDS, y videoconferencia, entre los más importantes.



Cifras oficiales revelan que el año pasado el sector de las telecomunicaciones en Colombia generó US$4.000 millones, de los cuales más de US$400 millones correspondieron a inversiones de infraestructura. Para este año, si se cumple el cronograma de licitaciones y hay un buen desempeño de la economía, el país podrá recibir inversiones nuevas que superan los US$500 millones.



Pero de todas las tecnologías que llegarán al país, la tendencia más importante la constituyen las inalámbricas, que abarcan desde soluciones de banda ancha, corporativas, hasta tecnologías para usuarios móviles.



Es el caso de la tecnología WAP, que permite tener acceso a internet por medio de dispositivos celulares o agendas personales (PDA) desde cualquier lugar, para los que se desarrollan gran variedad de aplicaciones que van desde la consulta del correo electrónico corporativo hasta complejas aplicaciones de apoyo a fuerza de ventas para la distribución e inventario de productos.



Infortunadamente, esta tecnología tiene límites de velocidad, que serán superados con un nuevo servicio conocido como la 'tecnología de tercera generación'.



En el ámbito corporativo, las compañías contarían con redes inalámbricas que hoy alcanzan velocidades iguales a las obtenidas por medio de cables tradicionales. Así, un empleado se conectaría con la intranet de la compañía por medio de dispositivos portátiles desde cualquier oficina, cafetería, auditorio o cualquier otro sitio dentro de la organización, sin un solo cable.



Por si esto fuera poco, la era wireless se abre camino en el mercado de la banda ancha por medio de la tecnología LMDS, que brindará a operadores tradicionales de telefonía y a nuevas empresas ofrecer a sus clientes acceso a canales de muy alta velocidad sin necesidad de instalar complejas infraestructuras que requieren costosas acometidas en las calles de la ciudad. Con una torre y una celda, similares a las usadas en la tecnología celular, e instalando teléfonos inalámbricos en las oficinas o residencias, estas empresas pueden convertirse en un operador integral de telecomunicaciones y competirles a telefónicas locales.



Por otro lado, la evidente necesidad de convergencia entre voz y datos ha hecho que compañías como Cisco, 3Com, Alcatel y Siemens, que tradicionalmente estaban especializadas en la fabricación de equipos de datos o de telefonía, estén ahora concentrando sus esfuerzos en la fabricación de equipos que permitan transportar la voz por las redes de internet, con el desarrollo de tecnologías IP diseñadas exclusivas para datos, conocidas como VoIP (Voz sobre IP). Estos aparatos enfrentan ahora al desafío de transportar voz de una manera mucho más económica, la cual está siendo utilizada tanto por los operadores de telefonía, como por empresas que quieren ahorrar costos de larga distancia. Según IDC, para el 2004 en Colombia se hablarán más de 40.000 millones de minutos con esta tecnología.



Aunque esta tecnología ya está lista y probada, en Colombia todavía presenta limitantes de legislación --tal y como le ocurrió a Comcel por prestar servicios para los que no estaba autorizado--, por lo cual en la actualidad solo se ofrecen soluciones corporativas. Con estas soluciones, las empresas no necesitan un tendido de cables para voz y otro para datos, pues por el cable de datos pueden tener todos los servicios propios de un PBX sofisticado añadiendo muchas nuevas características a un menor costo.



Hoy, cuando se habla de telecomunicaciones, se hace referencia a un sector con límites indefinidos, en el que se incorporan permanentemente nuevos productos y servicios. En el que se pueden encontrar innovaciones en fibra óptica y comunicación satelital para transporte de grandes volúmenes de información desde cualquier lugar y a grandes velocidades.



Las inversiones realizadas en banda ancha en la región han sido muy significativas. Solo en el país se estima que se han invertido cerca de US$200 millones en infraestructura de telecomunicaciones en los dos últimos años y han llegado o aumentaron su presencia varias de las más importantes multinacionales de telecomunicaciones, como BellSouth, AT&T, Diveo, IFX, que han incursionando con soluciones de banda ancha y nuevas tecnologías, lo que inevitablemente ha llevado a una reducción de costos y a sustanciales mejoras en la velocidad y calidad de conexión a las compañías.



La llegada de estos jugadores y las nuevas tecnologías producirán una guerra por el mercado colombiano que no ha crecido a la misma velocidad.



Actualmente, están llegando varios cables submarinos que unen al país con Estados Unidos y con el resto de países de Sur América. Pero también en las ciudades se están instalando extensas redes de fibra óptica para llegar a oficinas y residencias con un ancho de banda suficiente para prestar servicios de voz, datos y video a menor costo.



Si bien aún falta mucho por desarrollar en el país en materia de telecomunicaciones, este sector fue uno de los pocos que siguió creciendo durante la crisis económica, y seguramente lo seguirá haciendo.



Los escenarios

La crisis de las empresas .com no afectó el crecimiento de las telecomunicaciones.



La tecnología wireless se perfila como la gran revolución para los próximos años.



La convergencia entre voz y datos por medio de tecnología IP.



Lo que viene

ADSL para acceso residencial de alta velocidad brindará mejores conexiones a internet.



La operación de LMSD en las principales ciudades del país, lo que ayudará a reducir costos de banda ancha.



El aumento de la demanda de internet y otros servicios impulsará una caída de precios.



Nuevos pilares

Un estudio realizado por la Universidad de Texas y patrocinado por Cisco Systems, estima que la economía de internet generó cerca de US$830.000 millones en ingresos durante el 2000 solo en Estados Unidos... y las empresas .com generaron apenas el 9,6%. Este indicador es una muestra clara del potencial de internet en las actividades de la economía tradicional. El estudio identifica los pilares de la economía digital:



1. La infraestructura de internet



2. La infraestructura de aplicaciones



3. Los intermediarios de internet



4. El comercio de internet.



Solo la infraestructura de internet conformada por el hardware de telecomunicaciones, redes de conexión, backbones, proveedores de servicios de Interne (ISP) representó ingresos por US$142.800 millones durante el año 2000, con lo cual se convirtió en el sector más dinámico e importante de la economía de internet.



Tecnologías disponibles



La telefonía fija inalámbrica CDMA, introducida a mediados del 2000 en Colombia por EPM, ha tenido gran acogida, no solo porque no necesita las acometidas físicas sino por su corto tiempo de instalación. Hoy, EPM tiene más de 11.000 líneas en la capital.



El acceso inalámbrico a páginas WAP, que ofrecen BellSouth y Comcel por dispositivos telefónicos y PDA (personal digital assistant) no ha tenido el crecimiento esperado, sobre todo por la velocidad, por la poca disponibilidad de sitios WAP, por los costos actuales del servicio y por la dificultad que presenta su utilización en el caso de los teléfonos celulares.



El acceso a alta velocidad por las líneas telefónicas convencionales que usan la tecnología ADSL parece una realidad. Después de los frustrados anuncios por parte de ETB, la compañía aseguró haber hecho las adecuaciones y las pruebas necesarias y está lista para empezar a ofrecer los servicios en Bogotá en mayo.



El pasado 11 de febrero se realizó la primera llamada telefónica desde el espacio, utilizando voz sobre IP. Cisco, 3Com y Alcatel ya tienen disponible esta tecnología para el mercado corporativo colombiano. Las compañías migrar´ån sus sistemas PBX actuales a soluciones IP para reducir sustancialmente sus costos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.