| 5/22/2008 12:00:00 AM

Subasta llena de sorpresas

Sobreoferta de proyectos, nuevos jugadores, discusión por el precio y llegada de plantas usadas, calentaron la subasta de energía. En junio viene la segunda.

Hace un par de semanas, después de recibir, por parte de empresarios y dirigentes gremiales nacionales un memorial de agravios por el retraso de las obras de infraestructura vial, Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, escuchó buenas noticias. Los mismos empresarios destacaron el proceso de la subasta de energía que se acababa de realizar para garantizar la energía en firme que requiere el país en el mediano plazo y fue el contraste con el rezago en las concesiones viales y en los desarrollos portuarios.

Además de la señal favorable que dejó la subasta de proyectos de generación de energía que entran en operación entre 2012 y 2013, también dejó varias sorpresas. Una, la sobreoferta de proyectos. Al inicio del proceso se presentaron 99 propuestas, y ya al momento de la subasta quedaron ocho empresas con diez proyectos que ofertaron 1.200 megavatios, cuando los requerimientos eran de 430 nuevos megavatios de capacidad, lo que representa una inversión cercana a los US$350 millones.

La segunda, que no se esperaban proyectos hidroeléctricos en esta etapa. La hidráulica de Amoyá, Tolima, de Isagen, con 78 megavatios, fue uno de los proyectos ganadores. Amoyá, que en sus inicios perteneció a Generadora Unión, es reconocido por ser uno de los modelos en el mundo de venta de certificados de reducción de emisiones, de acuerdo al Protocolo de Kyoto.

Y, finalmente, algunos de los ganadores no estaban en las cuentas de los analistas. Gecelca, la empresa que reemplazó a Corelca el año pasado, se adjudicó una térmica a carbón de 150 megavatios ubicada en Córdoba, cerca de Puerto Libertador, donde hay grandes reservas de este mineral que no se exporta. "Desarrollamos un modelo eficiente que preferimos mantener en reserva. Muchos pensaron que no ganaríamos, pero el mercado se sorprendió. El proyecto tiene una inversión cercana a US$200 millones", dice Andrés Yabrudy, vicepresidente comercial de Gecelca.

Por su parte, Poliobras montará una térmica de combustibles líquidos de más de 200 megavatios en cercanías de Santa Marta. Esta empresa tiene proyectos de generación en Afganistán, Chile, Panamá y Jamaica. "Llevamos dos años estructurando el proyecto, cuya inversión supera los US$60 millones, con operadores calificados internacionalmente como Pic Marbueni, que administra en el mundo más de 20.000 megavatios", dice Jorge Castellanos, gerente de Poliobras en Colombia.

Para Hernán Molina, director de la Comisión de Regulación de Energía y Gas, Creg, el resultado de la subasta fue eficiente, "porque el mercado actuó y dio su señal de precios. Obtuvimos lo que necesitábamos en ese periodo a un costo eficiente".

Por su parte, para la Asociación Colombiana de Generadores, Acolgen, el ejercicio de la subasta de energía fue novedoso e interesante, pero dos situaciones le llaman la atención. La primera, que el precio por megavatio hora en el proceso de subasta, que llegó a US$13,998, no deja espacio para mayores reducciones de precios, de cara a la segunda subasta que se realizará en junio y en la que se espera lleguen los grandes proyectos hidroeléctricos. "El margen de maniobra queda bastante limitado", dice María Zulema Vélez, presidente del gremio.

Federico Restrepo, gerente de EPM, considera que el precio está en niveles adecuados, como lo aseguró en una presentación ante inversionistas en Bogotá. Por su parte, para Pablo Corredor, gerente de XM, empresa que administra el mercado de energía, "en 2006, el precio llegó a US$13,09 por megavatio hora y antes de ese año fue de cerca de US$12. Ahora, con la subasta, llegó a US$13,998. No veo señal de alarma, pues los ingresos de las generadoras no solo dependen del cargo por confiabilidad", dice.

Y la segunda advertencia de Acolgen es que plantas que ganaron en la subasta estaban instaladas en otros países y su costo puede ser del 20% de una nueva. "Necesitamos tener filtros y que nuestra generación térmica no sea a base de plantas sobreutilizadas y que cuando sean requeridas para operar no lo puedan hacer", dice Vélez, de Acolgen.

La observación tenía nombre propio: Poliobras. Las plantas que traerá esta compañía fueron compradas en La Florida, Estados Unidos, a la empresa Jackson Electric Autority y a la de Tampa. "Cumplen con los requisitos ambientales y operacionales de Estados Unidos y en ese sentido exceden las normas colombianas", explica Castellanos.

Tanto Molina, de la Creg, como Corredor, de XM, coinciden en señalar que el proceso de garantías es muy exigente y que cada proyecto tendrá auditorías permanentes para que garanticen la energía en firme a la que se comprometieron.

El futuro inmediato

Este primer ejercicio es la antesala a la subasta en sobre cerrado del 25 de junio, en la que se presentarán los proyectos cuya construcción es superior a cinco años y que se estima serán principalmente hidroeléctricos.

Según Corredor, de XM, la oferta de energía que se subastará para el periodo 2014-2019 corresponde a cerca de 1.500 megavatios instalados y puede llegar a 2.000, si la tecnología predominante es hidráulica. Los proyectos de generación que entren tendrán inversiones superiores a US$1.500 millones.

Se espera que lleguen proyectos tan publicitados como Pescadero Ituango, con 2.400 megavatios, de EPM y la Gobernación de Antioquia, Porce IV de EPM, Quimbo de Emgesa, con 400 megavatios, y Sogamoso de Isagen, con 800 megavatios.

Por su tamaño, Pescadero Ituango llama la atención. En este momento hay dos empresas brasileñas del sector minero -Vale y Alcoa- que tienen interés en participar del proyecto. "Debemos tener sus primeras propuestas el próximo mes", dice Restrepo. Las propuestas pueden ser, o una inversión directa, o garantizar la compra de energía.

Todo indica que el mecanismo de las subastas se puede convertir en un instrumento valioso para estabilizar la generación de energía en el futuro y resolver problemas de amenazas de racionamiento en el mediano y largo plazo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?