Se vende

| 12/7/2001 12:00:00 AM

Se vende

Ecuador arrancó con dinamismo su proceso privatizador. La meta es conseguir más de US$10.000 millones en los próximos 5 años.

Luego de la profunda crisis política y financiera de 1999, Ecuador está en un interesante proceso de recuperación. La dolarización, unas reglas de juego claras en el marco jurídico, el crecimiento del Producto Interno Bruto que este año estará en cerca del 4,5% y un fuerte ajuste macroeconómico estabilizaron su economía.



Además, la construcción del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), con una inversión de US$1.300 millones, la más grande en la historia ecuatoriana, garantizará el crecimiento del país en los próximos tres años. En estas condiciones, Ecuador se enfoca en buscar nuevas posibilidades de inversión para lograr un desarrollo económico y tecnológico sostenido. El objetivo es privatizar sectores estratégicos y darle al Estado mayores recursos para atender la parte social.



Ricardo Noboa, presidente del Consejo Nacional de Modernización del Ecuador (Conam), entidad que impulsa las privatizaciones y entrega concesiones al sector privado, está empeñado en conseguir inversión extranjera en 6 sectores básicos: eléctrico, telecomunicaciones, hidrocarburos, puertos, aeropuertos e infraestructura sanitaria. Por este concepto, espera obtener más de US$10.000 millones para el país en los próximos 5 años. En este momento, sus principales esfuerzos están dirigidos al tema eléctrico y de telecomunicaciones.



El déficit de inversiones en el sector eléctrico está en cerca de US$3.000 millones, representados en generación (US$2.100 millones), distribución (US$650 millones) y transmisión (US$250 millones). Para Noboa, el primer paso es vender el 51% de las acciones que tiene el Estado en las empresas distribuidoras, para que las opere, las haga eficientes y "atraer, de esta manera inversiones en generación", en un mercado de 2,5 millones de contadores y concentrado, en casi el 70%, en Quito y Guayaquil.



En telecomunicaciones, durante el primer trimestre del 2002, entregará las concesiones de las dos empresas del país: Pacifitel y Andinatel. Pero, a diferencia de las eléctricas, busca un administrador que mejore la gestión, para venderlas en el futuro. Al operador se le dará el derecho preferente para que compre las acciones posteriormente.



Otros dos sectores que están en la mira son aeropuertos y correos. El primero busca dar en concesión al sector privado las terminales de Quito y Guayaquil, y analizar las posibilidades de construir nuevos aeropuertos en las dos ciudades. Y el segundo, entregar en concesión la empresa estatal en los próximos meses.



En el 2002, la agenda de privatizaciones de Ecuador estará bastante movida y, como dice Noboa, "esperamos que sea un semestre pródigo en la captación de inversión".
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.