| 2/16/2006 12:00:00 AM

Se empieza a armar el rompecabezas

El año arrancó con importantes movidas en el sector de telecomunicaciones y las próximas semanas serán definitivas para rearmar el sector. ¿Qué movimientos están por venir?

Aunque el sector está pendiente del pliego de condiciones para la búsqueda del socio estratégico de Colombia Telecomunicaciones, que debe conocerse antes de que finalice febrero, esta es solo una de las jugadas que se avecinan. En forma paralela, empresas como ETB o EPM afinan sus estrategias corporativas, buscando mayores consolidaciones.

Ese contexto se da en circunstancias particulares: por un lado, la discusión en el tema tarifario entre fijos y móviles (ver recuadro), y por otro, el desarrollo por la mayor apuesta de las empresas del sector: la banda ancha y el acceso a internet.

Las próximas serán unas semanas muy movidas en el desarrollo y consolidación de un sector que el año pasado inició uno de sus procesos de transformación más dramáticos.

¿Qué viene? Tras el fallido proceso del año anterior con Telmex por las observaciones de la Contraloría General de la Nación, en menos de dos meses debe estar terminada la búsqueda del aliado estratégico para Colombia Telecomunicaciones.

Hace unas semanas se conoció el nombre de las empresas que accedieron al cuarto de datos. CANTV, Telefónica, EPM, ETB, Cablecentro y Net To Phone pagaron por el derecho de conocer la información de Colombia Telecomunicaciones. Al cierre de esta edición, Telmex no lo había hecho y, seguramente, no lo hará, pues en el proceso del año pasado conoció toda la información. Además, el pago por acceder al cuarto de datos no es un prerrequisito para entrar a la puja, como lo confirmó Alfonso Gómez, presidente de Colombia Telecomunicaciones.

En las próximas dos semanas se harán públicos los pliegos y términos de referencia para ingresar a la puja por esa empresa colombiana. "Todavía no sabemos si habrá algún obstáculo para que nosotros entremos en la puja. Si no lo hay, tendríamos varias posibilidades para ingresar en el proceso, por ejemplo, un consorcio con EPM y algún operador internacional, para crear una nueva empresa. Está claro que tanto EPM y ETB valemos más en la medida en que hagamos alianzas internacionales", advirtió Rafael Orduz, presidente de ETB.

Pero antes de formalizar alguna alianza definitiva entre ETB y EPM, esta última tiene que definir la escisión del negocio de telecomunicaciones. "Ya se cumplieron todos los procesos y estamos en las formalidades. Si tenemos éxito, la nueva empresa formalizada debería estar lista entre abril y mayo próximos", explica Juan Felipe Gaviria, gerente de EPM.

Desde hace más de un año, se viene hablando de la alianza o fusión entre ETB y EPM, pero aún no se ha definido el modelo. Uno de los esquemas que se estudian en la actualidad es que ETB tenga acciones en la nueva empresa de telecomunicaciones de EPM, y viceversa, similar al modelo de operación del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA).

La consolidación La otra batalla es por lograr una mayor consolidación fortaleciendo su integración vertical para blindar su operatividad, ganar nuevos mercados, empaquetar servicios, ampliar la base de clientes de banda ancha; y hacerse más atractivas a un eventual aliado.

El primer paso este año fue la compra de Batelsa, la empresa de telecomunicaciones de Barranquilla, por parte de Colombia Telecomunicaciones. Aunque para ETB y EPM el precio base de US$700 por línea era muy alto y desistieron de entrar en la oferta, para Colombia Telecomunicaciones tenía sentido. "Cada uno hace su propio análisis, y el de ETB y EPM no es el mismo nuestro. Tenemos operación en todas las ciudades de la Costa Atlántica y podemos generar sinergias y operarlo con la misma estructura que tenemos hoy. Para ETB y EPM, significaba montar una nueva operación", explica Gómez, de Colombia Telecomunicaciones.

¿Hay otras 'Batelsas'? Otra empresa que podría estar en la mira es Internexa, una de las firmas de telecomunicaciones del Grupo ISA, que provee la conectividad nacional e internacional de los operadores. Telmex ha mostrado interés por ella, al igual que ETB y EPM. "Esto no ha pasado de ahí. Al tener este factor en la cadena de valor de la prestación del servicio, hay operadores que tienen déficit en ese sentido y ven la importancia de tener acceso a este activo", explica Genaro García, gerente de Internexa.

Para Orduz, el interés por Internexa, "es que las empresas tienen que diversificar los accesos a los cables submarinos, que dan la capacidad de entrar a internet. Es necesario tener la mayor redundancia posible, de tal que si uno falla, tenga otras opciones. Estamos hablando, además, con CANTV para una salida por Venezuela y la posibilidad de acceder al cable de Telefónica, por el Pacífico", agrega.

Plazas de menor tamaño, ya empiezan a ser miradas con interés. En Villavicencio, por ejemplo, la Empresa de Telecomunicaciones del Llano, Etell, donde Carvajal tiene participación accionaria, estaría en venta. Por su parte, EPM en su proceso de consolidación está interesado en adquirir la totalidad de la participación accionaria de las empresas de telecomunicaciones de Pereira y Manizales. A su vez, antes de que termine el primer semestre de este año, ETB definirá la compra de una empresa de televisión por cable y en su portafolio tiene dos opciones, cuyos nombres no se revelaron.

Todo por la banda ancha Lo que más apetece a los operadores internacionales de los locales es el potencial del mercado de banda ancha, amparado en su capilaridad de redes y del acceso que tienen a sus clientes. Y ese es el futuro del valor de esas compañías. ETB, que hace 2 años tenía 4.000 clientes en este segmento, cuenta hoy con 84.000, y su meta para este año es llegar a 280.000. Para EPM, el empaquetamiento de sus servicios -con telefonía fija, banda ancha y televisión- creció el año pasado 120% y llegó a unos 60.000 usuarios en Medellín A ETB, Orbitel y Colombia Telecomunicaciones, la decisión del gobierno de entregar para la licencia nacional de acceso inalámbrico -WiMax- les puede permitir llegar a otras ciudades a ofrecer internet sin necesidad de pedir permiso a los jugadores locales y sin montar una infraestructura de redes alámbricas, sino de antenas. "Desistimos de la compra de Batelsa porque tenemos la posibilidad de llegar en forma inalámbrica a ese mercado y ofrecer banda ancha", dice Orduz, de ETB.

Pero este modelo tiene dos dificultades: una de negocios y otra jurídica. La primera, porque es un negocio nuevo en la estructura de las empresas. "Estamos entendiendo el negocio a partir de la dinámica y de probar patrones de consumo. Todo apunta a que es un producto que debe darles valor agregado a los clientes que tienen conexión alámbrica. Es un tema importante, pero hay que ser cautos y encontrar el modelo de negocio ideal", explica Gómez.

La jurídica viene de una demanda que interpuso la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT) ante el Consejo de Estado, al otorgamiento de esas licencias nacionales. Esta demanda se da en momentos en que el Ministerio de Comunicaciones define los términos de referencia para la licitación de las licencias regionales de internet inalámbrico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?