| 11/27/2009 12:00:00 PM

Se agudiza la competencia

Ensambladores e importadores se juegan las últimas cartas para vender este año 180.000 unidades.

Este año que termina ha sido uno de los más dinámicos en materia de lanzamientos y nuevas propuestas en el sector automotor. La segunda semana de noviembre, General Motors (GM) Colmotores presentó la camioneta Captiva Sport y anunció su regreso al segmento de las mini-vans con la N200; Sofasa completó su décimo lanzamiento del año con el Step Way; Ford trajo al país la Ranger y alista la presentación de un nuevo Ford Fiesta; Volkswagen lanzó el Jetta GLI y el Passat CC, y Chrysler presentó una nueva versión de la Dodge Journey, entre otras novedades.

La meta de los empresarios es, con una oferta mucho más amplia, terminar este año con 180.000 unidades vendidas, 20% menos que las que comercializaron en 2008.

En esta carrera, cada marca lucha por ganar participación y, para lograrlo, implementaron estrategias que van desde bajar precios, pasando por agresivos planes de financiación, hasta fortalecer la inversión en publicidad y mercadeo. Por ejemplo, Sofasa Renault destinó un presupuesto de $60.000 millones este año para lanzamientos y estrategias de promoción de marca, "una cifra muy superior a la de los dos años anteriores en este rubro", dice el presidente de la ensambladora, Germán Camilo Calle. GM Colmotores se propuso hacer entre uno y dos lanzamientos trimestrales, acompañados de un agresivo despliegue publicitario y, en el segmento de los importados, Chrysler desarrolló nuevas versiones de la Dodge Journey. "La camioneta entró al mercado a finales del año pasado con un precio de $75 millones, luego se ofreció una nueva versión en $69 millones y a mediados de noviembre la oferta era de $59 millones", explica Andrés Aguirre, gerente de Chrysler. La maniobra de esta marca ha sido quitarle accesorios de lujo al vehículo para competir con menores precios.

Esta constante actividad de los empresarios les ha permitido a las compañías impulsar las gamas media y baja y, en algunos casos, ganar mayor participación. Sofasa-Renault pasó de 12% a 17% del mercado; Ford de 2,3% a 2,5% y Chevrolet de 36,3% a 36,9%, para mencionar algunos casos.

Terreno difícil

Aunque los empresarios se muestran satisfechos con los resultados obtenidos en cuanto a posicionamiento de marca, participación de mercado y actualización de la oferta, tienen claro que la rentabilidad se verá fuertemente afectada frente al año pasado. "En el caso de Chevrolet, el sacrificio fue importantísimo en materia de rentabilidad, pero era necesario ser activos en inversiones para marcar la diferencia frente a los competidores", afirma Santiago Chamorro, presidente de GM Colombia.

La otra gran preocupación del sector, a un mes de terminarse el año, es que a pesar de los esfuerzos e inversiones no se pueda cumplir con la metas de venta, como consecuencia de las dificultades que han tenido para matricular los vehículos nuevos que se han vendido en noviembre, debido a las fallas presentadas con la entrada en operación del Registro Único Nacional de Transporte (Runt), el pasado 3 de noviembre.

Según el editorial de la revista Automotores, hasta el 13 de noviembre pasado había 4.000 vehículos pendientes de matrícula en Colombia, lo que les significaba a las compañías negocios estimados en $15.000 millones. En el caso de Bogotá, el reporte de la firma Servicios Integrales para la Movilidad (SIM) era de 103 solicitudes de matrícula recibidas entre el 3 y el 14 de noviembre, pendientes de procesar.

Luz Elena del Castillo, gerente de Ford Colombia, sostiene que "producto de la improvisación en torno al Runt, se han generado graves perjuicios financieros, por cuanto hay clientes que han decidido aplazar o cancelar la compra de vehículo, hasta tanto no se normalice la situación".

El problema más grave, en el caso de los importadores, es que el plazo para matricular los vehículos modelo 2009 es el 28 de febrero del próximo año, pues a partir del primero de marzo de 2010 entra a regir la ley expedida el 5 de enero de este año por el Congreso de la República, relacionada con el manejo de inventarios del sector automotor.

Más competidores a la vista

Para 2010 los retos son mayores. Las ensambladoras no dudan en afirmar que la dinámica de lanzamientos será mucho más fuerte y, así mismo, las estrategias más agresivas.

En primer lugar, porque las ventas que se dejaron de hacer a Venezuela tendrán que recuperarse, en parte, en el mercado local y, en segundo lugar, porque el próximo año aumenta el cupo de vehículos provenientes de México con cero arancel, lo que supone una mayor competencia, tanto para los ensambladores como para quienes importan vehículos de otros países.

"Este año el cupo era de 7.000 vehículos con cero arancel y el restante con 10% de arancel, en 2010 el cupo se incrementará a 8.000 sin arancel y el restante con 5% de arancel, y para 2011 la desgravación será total y seguramente la oferta proveniente de México mucho mayor", explica Andrés Aguirre.

A esto se suma que el 70% de los vehículos que se comercializan en Colombia son financiados y este año ha estado marcado por una alta tasa de rechazo en la financiación. "Hace dos años se aprobaba el 70% de los créditos y se rechazaba el 30%, hoy la tendencia se revirtió y esto hace más difícil concretar la venta", asegura Chamorro.

En 2010, la competencia seguirá muy intensa: además de la oferta proveniente de México, la de China no da tregua y esto seguirá presionando a la industria para invertir en innovación, mejorar la competitividad y buscar alternativas para diferenciarse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?