Se abre el abanico...

| 11/5/1999 12:00:00 AM

Se abre el abanico...

Sorprenden la creatividad y el esfuerzo de los empresarios colombianos para ingresar a los mercados externos. ¿En qué hemos ganando? En fortalecer la mentalidad exportadora.

En más de 450 instalaciones agroindustriales alrededor del mundo está representado el talento, ingenio y versatilidad de un grupo de ingenieros colombianos que producen maquinaria de alta calidad para la molinería de arroz y el procesamiento de granos y semillas. Super Brix, una empresa barranquillera, está creando alternativas pioneras en la ingeniería del mundo de hoy, para atender mercados tan diferentes como Latinoamérica y Europa.



Como ella, hay cientos de empresas que están haciendo esfuerzos importantes para llegar a los exigentes mercados internacionales. Esfuerzos que es muy poco probable que el común de los colombianos conozca...



Si bien es cierto que la meta de duplicar las exportaciones al terminar este cuatrienio es, sin duda, muy ambiciosa, no deja de ser cierto, tampoco, que las condiciones se están dando: una tasa de cambio real, una inflación baja y, especialmente, el fortalecimiento de una mentalidad exportadora. Es decir, se está cumpliendo a cabalidad el primer paso, el interés y las iniciativas sí se están multiplicando.



No deja de sorprender, por ejemplo, que para la pasada entrega del Premio Nacional de Exportaciones, que otorgan Proexport y Analdex, las postulaciones se hayan duplicado o que nuevas empresas estén ingresando al abanico de la oferta exportable con desarrollo industrial, innovación, tecnología y creatividad.



Este año los galardonados fueron C.I. Nicole, Super Brix y la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla. También se destacaron la Asociación Nacional de Acuicultores de Colombia (Acuanal), Cerámica Andina y el proyecto de exportación Salud sin Fronteras de Medellín. Detrás de todos ellos hay un espíritu emprendedor que les ha permitido competir con éxito en el exterior y dejar atrás el temor a conquistar mercados internacionales.



"El potencial del mercado es infinito. Tenemos que perder el temor de salir a vender, llenarnos de optimismo y convencernos de que Colombia está en condiciones de prestar el servicio, independientemente de las circunstancias actuales que vivimos", asegura Rafael Villegas, presidente de Nicole.



Precisamente esta compañía de confecciones del eje cafetero, que produce para destacadas marcas internacionales, ha logrado tener un buen desempeño durante la crisis gracias a su vocación exportadora. De hecho, su dinamismo en este frente le permitirá contratar en los próximos 4 meses más de 250 personas para aumentar el nivel de eficiencia de su fábrica, en momentos en que la mayoría de las industrias están haciendo recortes de personal. Además, intensificará la capacitación a sus empresas subcontratistas que generan 650 empleos en el país.

Cerámica Andina, por su parte, logró transformarse de una pequeña fábrica de ladrillos de Cúcuta, a un competidor que tiene éxito en Canadá, Estados Unidos o República Dominicana, vendiendo baldosas, productos elaborados a mano y cerámica artística y decorativa.



La Sociedad Portuaria de Barranquilla es un centro de gran actividad económica para la Costa Atlántica y es el primer puerto en Colombia y en Latinoamérica en obtener la certificación de calidad ISO 9002. Sin embargo, la vocación exportadora no es solo un esfuerzo aislado de las empresas. Los gremios también juegan un papel destacado, como lo demuestra Acuanal, que desde su creación evitó la dispersión de esfuerzos individuales y unió las fortalezas de los acuicultores con miras a la exportación.

Las empresas ganadoras:

1. C.I. Nicole S.A.

2. Salud sin Fronteras

3. Acuanal

4. Super Brix S.A.

5. Cerámica Andina Ltda.

6. Agenda Internacional

7. Sociedad Portuaria de Barranquilla













De izquierda a derecha, Juan Luis Londoño, Eugenio Marulanda, Javier Díaz, Orlando Sardi, Martha Lucía Ramírez, Ronald Bakalarz, Miguel Gómez.





"Lo más importante fue encontrar las causas comunes que unificaran el esfuerzo y el trabajo del grupo de empresas que conforman el gremio, y lograr el respaldo del Estado. Esta articulación consolidó la producción y sentó las bases de crecimiento por medio del desarrollo tecnológico", señala Clara María Sanín, presidente del gremio.



¿Qué viene?



La exportación de servicios será en el futuro uno de los principales jalonadores de divisas, como se ha visto con la venta de conocimiento, especialmente por el dinamismo en los mercados internacionales de las empresas de software colombianas.



Pero las oportunidades se extienden a otros sectores. Un grupo de clínicas y centros hospitalarios de Medellín decidieron ampliar su oferta para atender las necesidades de países vecinos. Buscan aprovechar la alta especialización de su cuerpo médico, su tecnología y los precios competitivos en los servicios de salud. Este proyecto está consolidando su portafolio y estrategias de comercialización, dirigidas a Centroamérica, el Caribe y la Comunidad Andina de Naciones.



El esfuerzo que hacen las empresas, a pesar de la profunda crisis económica, las ha llevado a perseverar y avanzar en los mercados internacionales, compitiendo con calidad y adaptándose a los mercados externos. Sin duda, para ellas, la lección ya está aprendida. El camino que han recorrido puede servir de ejemplo y estímulo para quienes están empezando a dar los primeros pasos en este campo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.