| 8/4/2006 12:00:00 AM

Saga de piratas

Por dentro y por fuera, los piratas mueven la industria cinematográfica más grande del mundo. Hollywood cambia de rumbo y sus dueños deciden apostarle a la temática familiar en la gran pantalla y a internet como formato salvador.

En los reportes publicados al cierre de esta edición, en Estados Unidos, la película Piratas del Caribe, protagonizada por Johnny Depp, había obtenido US$322 millones en su semana de estreno, batiendo el récord de taquillas de un estreno en ese país. Así mismo, en Argentina y Chile, desde donde llegaron a Colombia, los piratas caribeños de Depp, ya habían logrado cautivar a 365.394 y 249.632 espectadores, respectivamente, en su primera semana en la región, lo que hace pensar en una taquilla final que superará con creces la primera parte de esta saga, que recaudó más de US$654 millones.

Tal éxito parece darle la razón a quienes en la productora Disney —dueña de la historia— han decidido concentrarse en producir títulos para el público infantil y en historias para la familia como Las Crónicas de Narnia y Cars: el drama, la acción candente y el suspenso lo dejarán a un lado y en manos de casas independientes. De hecho, Walt Disney Motion Pictures Group reducirá su producción cinematográfica de las actuales 18 películas anuales a 12, y de ellas solo 2 ó 3, de contenido más adulto, vendrán de su filial Touchstone Pictures.

Está decisión es parte de una reestructuración que el diario inglés Sunday Times destacó diciendo que "probablemente, el mundo esté asistiendo a la mayor purga en la historia de Hollywood", mientras Los Ángeles Times aseguró que "el mercado del cine se achica", refiriéndose a los cambios de portafolio, pero ante todo al despido de 650 empleados y la destitución de Nina Jacobson, presidenta de la división de películas desde hace más de 10 años; cabezas cortadas por la hoja afilada de pérdidas por más de US$313 millones en 2005, las mayores de la compañía en 6 años. Y esto es la punta del iceberg que se engruesa con la decisión de Warner Brothers de despedir 450 personas y, en conjunto, la de Sony Pictures-DreamWorks de eliminar 1.400 puestos laborales, a pesar de títulos taquilleros como Shrek, Código DaVinci o Vecinos invasores.

Aguando las fiestas de Hollywood y explicando estas decisiones, están también los piratas, los que navegan ya no la mar, sino la internet. Sobre el asunto, la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos estima que solo la industria del cine de ese país, sufre pérdidas anuales de US$3.000 millones por piratería.

Como respuesta al problema, además de recortes, ya se vienen adelantando negociaciones de casas cinematográficas con sitios de internet y desarrolladores tecnológicos para agotar las costas para los piratas en su medio natural. Así Apple, con Steve Jobs a la cabeza, y firmas de Estados Unidos negocian la posibilidad de ofrecer películas en su plataforma iTunes, con la meta de fijar un precio de venta a gusto para ambas partes. La industria del cine propone precios diferenciados, que serían muy bajos para las películas más antiguas y mayores para los estrenos.

Por ahora, Universal Pictures ha tomado la delantera y firmó con Telefónica un acuerdo para descargar en los teléfonos móviles películas de este estudio inicialmente en España, empezando por King Kong. De otro lado, Warner Bros. adelanta su lucha con el lanzamiento de ediciones relámpago —simultáneo con el lanzamiento en gran formato— de videos para el hogar a precios bajos, cuyo objetivo es vencer a los falsificadores de DVD en su propio campo. En la actualidad, ya se cuenta con servicios como el de cinemanow.com, desde el que se pueden descargar películas y grabarlas en DVD con el permiso de las grandes productoras como MGM, Sony Pictures, Universal y BuenaVista a precios que oscilan entre los US$8,99 y los US$14,99. La industria cinematográfica, al igual que la discográfica, comprendió que para combatir la piratería, debe crear alianzas que le permitan bajar los costos al consumidor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?