| 3/26/2010 12:00:00 AM

Resurge el boom del oro

El sector aurífero se ha convertido en uno de los principales rubros de exportación y uno de los mayores canalizadores de la inversión extranjera.

Durante 2009, la producción de oro en Colombia se incrementó alrededor de 39% y alcanzó 1,6 millones de onzas mientras las exportaciones se dispararon un 72,5% y totalizaron US$1.537,2 millones, siendo uno de los principales rubros de exportación.

El oro alcanzó en 2009 su más alto precio en la historia, al llegar a US$1.216 por onza y registrar un promedio de US$974. Ante los temores de la postcrisis y la lenta recuperación de la economía, el oro se convirtió en un activo de resguardo.

Por eso, durante los últimos meses se ha intensificado el boom de inversión y exploración de oro en el país. Esto es notorio ante "la reactivación de la actividad de un gran número de compañías junior, empresas que no producen pero colocan el capital de riesgo durante las primeras fases, y de la consecución de recursos en los mercados de capitales internacionales", afirma Beatriz Uribe, presidente de Mineros S.A.. "Además, la competencia por adquirir títulos ha llevado nuevamente la actividad a áreas que no se trabajaban desde los 80", agrega. Según Alianza Valores, actualmente hay exploraciones de oro en cerca de 1,69 millones de hectáreas con más de 1.500 títulos mineros concedidos por el Gobierno desde 2004 y alrededor de 7.700 nuevos títulos a la espera de ser aprobados.

Para el Ministerio de Minas y Energía, la inversión extranjera que llegaría al sector en los próximos tres años sería de US$3.300 millones y la producción se duplicaría al alcanzar los 3 millones de onzas.

Los artífices

Este resurgir del oro está jalonado por una base de empresas jóvenes que, si bien tienen operaciones en Colombia, están listadas en la Bolsa de Toronto, como Medoro Resources Ltd. y GreyStar Resources, entre otras.

Medoro Resources Ltd. compró recientemente Mineros Nacionales S.A. por US$35 millones que se suma a otras adquisiciones en los últimos dos años (Colombia GoldFields Ltd. y Colombia Gold PLC). Así, consolidó sus operaciones en Marmato, en Caldas, una zona con un potencial certificado de 7,5 millones de onzas. Para su explotación y desarrollo planea invertir más de US$60 millones en los próximos dos años y pasar de una producción actual de 25.000 a más de 250.000 onzas. Según Juan Manuel Peláez, presidente de operaciones en Colombia de la compañía, se encuentran en conversaciones para comprar los activos de Frontino Gold Mines, compañía que está en liquidación y que podría pasar de producir 60.000 a 250.000 onzas. Con esto, Medoro alcanzaría las 500.000 onzas de oro en los próximos años.

A su vez, Greystar Resources Ltd., tiene su principal proyecto en Angostura, Santander, en un área de 30.050 hectáreas. Esta mina tendría una producción estimada de 7,7 millones de onzas en oro. Según un informe de Alianza Valores, la compañía alcanzaría una producción promedio anual de 511.000 onzas en oro (sin contar plata) con una inversión estimada de US$637 millones y una vida útil hasta 2026. Sin embargo, la compañía calcula que hacia 2012 alcanzaría una producción de 214.000 onzas de oro y 1,1 millones de onzas de plata.

Estas dos compañías estarían buscando ingresar al mercado de valores local y tratar de replicar el éxito que ha tenido la petrolera Pacific Rubiales. "Los proyectos mineros son muy lentos y entre más grandes aún más. Sin embargo, este tipo de compañías tienen que ir mucho más rápido, son más arriesgadas, focalizan su actividad en pocos proyectos y hacen que la actividad avance más rápidamente" afirma Peláez.

A este grupo también se uniría la empresa canadiense Ventana Gold, que explora la mina colombiana La Bodega, en el municipio de California (Santander), en la que tendría participación Eike Fuhrken Batista, el hombre más rico de Brasil (ver Dinero 341).

Es necesario, además, consolidar la operación de compañías como Anglogold Ashanti Ltd., tercer productor mundial de oro, y Mineros S.A., el mayor jugador local de oro con 90.000 onzas producidas en 2009.

Anglogold lleva seis años en el país y tiene una de las minas con mayor potencial, La Colosa, en Tolima, con unas reservas estimadas en más de 13 millones de onzas. Para este proyecto, la compañía invertiría en los próximos dos años US$200 millones.

Por su parte, Mineros acaba de terminar el montaje y la planta de beneficio de la mina La Ye, cuya exploración arrancó en 2004, en la cual esperan comenzar a producir 30.000 onzas de oro al año. "Pero si comprobamos las reservas necesarias podríamos duplicar la producción", afirma Uribe, presidente de la compañía, quien agrega que tienen "más de 30 proyectos de exploración en diferentes zonas del país, en etapas iniciales". La meta de la compañía es producir hacia 2020 alrededor de 500.000 onzas de oro y metales asociados. Por esto, si bien tiene planes de operar en el exterior, ha centrado su gran esfuerzo de inversión en Colombia. Este año invertirá cerca de $40.000 millones, monto similar al invertido el año anterior.

Manejar el boom

El país ha vuelto al mapa aurífero mundial pero aún es un jugador pequeño y hoy es el productor 20 en el mundo. Para seguir avanzando se requiere incentivar de modo más decidido la entrada de jugadores formales que hagan exploración sistemática en un sector donde aún predomina la informalidad. Según los presidentes de las compañías, se requiere avanzar entre otros aspectos en el frente tributario, infraestructura, plazos de concesión, valor del canon superficiario y en el conocimiento geológico del país. Desde finales del año pasado, el Ministerio de Minas y Energía inicio el Censo Minero Nacional.

El gran reto es convertir este crecimiento en una fuente de progreso y no en una causa de más corrupción, desindustrialización y violencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?