| 10/29/2004 12:00:00 AM

Reconversión en marcha

Más de 5.000 empresas, en su mayoría pyme, están adquiriendo activos generadores de renta gracias al leasing financiero. Muchas nacieron y crecieron con este modelo de financiación.

Según un diagnóstico realizado por Anif y Fedesarrollo, el leasing financiero se convirtió en la principal herramienta de las pequeñas y medianas empresas para apalancar su expansión y reconversión industrial. En este sentido, advierten que hoy el leasing representa el 42% del total de recursos que destinan para inversión, mientras que en 2002 era el 18%. Se estima que unas 5.000 empresas, el 65% de las cuales es pyme, están adquiriendo mediante este sistema activos generadores de renta a 36, 48 o más meses de plazo.

Una de las ventajas del leasing financiero es que les permite a estas empresas arrendar, con opción irrevocable de compra, toda clase de equipos: maquinaria agrícola, equipos odontológicos, computadores, montacargas, máquinas para gimnasios y vehículos para transporte colectivo o de carga, entre muchos otros. Esto ha permitido la creación y el desarrollo de muchas empresas en los últimos cuatro años. Y para la muestra hay varios botones.

Sycma es uno de ellos. Se creó en febrero de 2001 para ofrecer servicios como el de montacargas, mediante outsourcing. Por medio de Leasing del Valle logró financiar 12 máquinas, cada una con un valor aproximado de US$45.000. César Vacca, el gerente comercial, sostiene que su principal limitante era la obtención de recursos en el sistema financiero, en especial por tratarse de una empresa nueva. "El leasing nos permitió arrancar con la operación, pues las principales garantías son el bien que se toma en arriendo con opción de compra y el conocimiento que uno tiene del negocio. Mientras los bancos piden demasiadas contraprestaciones y solo miran balances, las empresas de leasing se convierten en un socio estratégico", sostiene el empresario. Sycma cuenta con 26 contenedores y facturó por este servicio, en el primer trimestre del año, $84 millones, lo que representó un incremento del 125% con respecto al mismo período de 2003.

Este modelo ofrece tantas posibilidades que, por ejemplo, un grupo de cultivadores de arroz del Tolima pudo renovar toda su maquinaria agrícola para adquirir tractores y combinadas nuevas para la recolección de sus cosechas. En esta larga lista de empresas que han nacido y crecido gracias al leasing figuran Dentisalud, Bodytech, Alimentos Nutrión, Establecimientos Alvilla, Donucal y Alianza SAT.

En el caso de Leasing Bolívar, el 85% de los recursos aprobados para la compra de activos se ha adjudicado a pequeñas y medianas empresas, actividad que ha crecido en 22, 35 y 40% los últimos tres años, respectivamente.



El crecimiento

Anif y Fedesarrollo destacan en su informe que este modelo tiene un efecto positivo sobre el crecimiento de las empresas, pues relaja las restricciones de liquidez que enfrenta el sector real y reduce los obstáculos de las empresas para crecer. Así mismo, advierten que el uso del leasing seguirá creciendo en forma muy dinámica, en buena medida como resultado de los beneficios tributarios consignados en la pasada reforma tributaria relacionados con las deducciones de impuesto de renta en el uso del leasing y del IVA a la importación de maquinaria y equipos. Por este motivo, Anif y Fedesarrollo advierten que el leasing estimula el crecimiento económico a largo plazo y que en el caso de las medianas y pequeñas empresas la eliminación de esos incentivos tributarios podría tener efectos negativos en sus crecimientos. Y que, adicionalmente, la adquisición de maquinaria y equipo por medio de leasing implica una liberación que les permite cubrir necesidades de capital de trabajo y por ende tener mayores posibilidades de crecer".

Por su parte, firmas como Suleasing y Leasing de Occidente coinciden en señalar que este sistema de financiación se ha convertido en un termómetro del crecimiento de la economía nacional. Sostienen que el modelo genera competitividad, crecimiento en activos de renta, nuevos empleos y estabilidad macroeconómica a largo plazo. Explican que están financiando proyectos de reconversión en sectores como el de calzado, plásticos, energético, chatarrización, vehículos de carga y de pasajeros, y telecomunicaciones. Y que además de financiar pequeñas y medianas empresas, el leasing también está apalancando proyectos importantes para mejorar la competitividad del país, como TransMilenio, la adquisición de grúas modernas por parte de la Sociedad Portuaria de Cartagena en las que se invirtieron US$11 millones, los proyectos de alcohol carburante en algunos ingenios del Valle, la compra de turbogeneradores para la central de Tumaco, la compra de dos aviones por parte de Satena y la creación de la Unión Temporal Cintravalle, para manejar el tránsito en Cali, en donde se invertirán unos $1.000 millones en tecnología.

Con leasing también se han financiado empresas como Surtigas, Promigas y Progasur en el sector de gas; Edatel y Etel en el de comunicaciones; Aseo Capital y Lime en recolección de basuras y Satena y Líneas Aéreas Suramericanas en transporte aéreo. También se están financiando mediante leasing obras de infraestructura manejadas por Findeter, como Centro Agua en Tuluá, Aguas de Girardot e Hidrochía, entre otras.

De cara a un eventual tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos, Anif y Fedesarrollo coinciden en que el leasing se convierte en una herramienta fundamental para que la reconversión industrial en los sectores con atrasos en la innovación del aparato productivo se dé de una manera rápida y eficiente. Por eso, insisten en que mantener el leasing con los beneficios actuales podría marcar la diferencia para sacar el mejor provecho de sus negociaciones internacionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?