| 9/26/2008 12:00:00 AM

Reacomodo en la banca europea

En medio de la crisis, las entidades más fuertes encuentran buenas oportunidades de realizar compras y consolidar sus operaciones en el mundo.

Cuatro jugadas de fusiones y adquisiciones concretadas en las últimas semanas por poderosas entidades financieras europeas, confirman que en el ajedrez del sector todavía no se ha hecho la última jugada.

La fusión del Lloyd's Bank con su competidor inglés HBOS; la adquisición del 30% del Postbank por parte el grupo alemán Deutsche Bank; la fusión del Commerzbank con su competidor Dresdner Bank y la compra de Alliance & Leicester de Reino Unido, por parte del Banco Santander de España, confirman que en el intrincado juego financiero aún falta mucho camino por recorrer. Y si a esto se suma la guerra de rumores sobre nuevas compras y fusiones que estarían cocinándose, particularmente en países como Suiza, Francia e Italia, no queda duda de que la transformación de la banca mundial apenas está comenzando y nadie sabe cómo terminará.

Las cuatro negociaciones que se han concretado recientemente tienen una característica en común: la oportunidad abierta por la crisis financiera mundial para que los más fuertes y mejor preparados puedan consolidar sus operaciones y de paso ayuden a salvar algunas entidades que de otro modo no tendrían futuro.

La operación más reciente de compras se conoció, la segunda semana de septiembre, cuando el inglés Lloyd's Bank anunció una fusión con intercambio de acciones del Halifax Bank of Scotland (HBOS) cuyo valor de mercado se ha estimado en 15.400 millones de euros y que fue calificada como un 'rescate' por los problemas que enfrentaba esta última entidad para refinanciar pasivos por 125.000 millones de euros.

El tema resulta llamativo por el elevado monto de la transacción y porque implicará la consolidación de dos bancos que hasta ahora ocupaban el cuarto y quinto lugar entre los mayores del Reino Unido. Además, porque al unificar sus operaciones pasarán a ocupar el primer lugar en banca comercial (cuentas corrientes, crédito, depósitos e hipotecas) en ese país.

Pero también es curioso que, pese a la posición dominante que tendrá la nueva entidad, las autoridades aprobaron la transacción pasando por alto la legislación antimonopolio, muy estricta en el Reino Unido, ya que vieron la oportunidad de frenar un posible colapso del HBOS para evitar con ello un posible desastre financiero.

Hace un año las mismas autoridades británicas se opusieron a que Lloyd's Bank adquiriera el también inglés Alliance & Leicester, por considerar que esta operación podría tener implicaciones en materia de competencia (y reñir con la ley antimonopolio), tema que hoy se aprecia con mayor laxitud por el gobierno del primer ministro británico Gordon Brown, que salió públicamente a defender la importancia de la operación.

Alliance & Leicester, a su vez, recibió una oferta de compra por US$2.300 millones por parte del Banco Santander de España. Esta entidad es considerada hoy por hoy como una de las que mayor músculo financiero ofrece para avanzar en compras mundiales, debido a la abundante liquidez con la que cuenta luego de que el año pasado vendiera su negocio de pensiones al grupo holandés ING.

El anuncio de la compra de Alliance & Leicester por parte del Santander se hizo a finales de julio, el 16 de septiembre pasado obtuvo el beneplácito por parte de la Comisión Europea y su compra se hará efectiva el próximo 10 de octubre.

Pero esta no es la única movida que está protagonizando su presidente, Emilio Botín, reconocido en el sector por su gran capacidad de sorprender y sacarle partido a las situaciones difíciles. El 11 de septiembre, esta entidad hizo oficial una oferta por el 100% de acciones del Postbank, el mayor banco comercial de Alemania con 14,5 millones de usuarios, movida con la cual busca consolidar su posición de liderazgo en la zona euro. Sin embargo, el negocio no se concretó debido a que su principal accionista, el Deutsche Post, sólo aceptó vender el 29,5% de sus acciones, las cuales finalmente quedaron en manos del Deutsche Bank por un valor de 2.790 millones de euros.

También en Alemania se consolidó el 1° de septiembre la fusión del Commerzbank, segundo banco más grande de ese país, con el Dresdner Bank, en una negociación por US$14.400 millones. El Dresdner, que enfrentaba dificultades financieras, fue puesto en venta hace unos meses por la aseguradora Allianz, su socio mayoritario que finalmente llegó a un acuerdo con el Commerzbank para un intercambio de acciones que le dará una participación del 30% en la operación unificada.



Guerra de rumores

El fracaso en el intento por comprar el principal banco de Alemania no ha desanimado a Emilio Botín, quien volvió a sorprender al mercado el pasado viernes 19 de septiembre, cuando prestigiosos diarios como el Financial Times y el Washington Post afirmaron que el Santander era una de las entidades con un ojo puesto en el Washington Mutual, la mayor entidad de ahorro de Estados Unidos, que está buscando comprador para enfrentar las serias dificultades que le ha dejado la crisis financiera.

El Washington Mutual cuenta con 2.300 oficinas en Estados Unidos y depósitos por unos US$143.000 millones, lo que lo hacen atractivo para cualquier entidad que busque consolidar sus negocios en este país. Y este no es el único rumor que corre, también el pasado viernes, en algunas emisoras de Irlanda se difundió la noticia según la cual el Santander estaría interesado en comprar el Ireland Bank, una de las principales entidades financieras de ese país, avaluada en aproximadamente US$5.500 millones. Sin embargo, directivos del banco irlandés desmintieron que estén en negociaciones con el Santander.

Aunque el año no ha terminado, algunos analistas creen que 2008 será recordado por el elevado número de compras y fusiones protagonizadas por el sector financiero y generadas en buena medida por la crisis mundial de la economía. Sin embargo, no serán las únicas ni las últimas, pues el fin de año promete ser todavía más movido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?