| 7/19/2007 12:00:00 AM

Rastreo paso a paso

Ya llegó a Colombia la tecnología que permite seguir un producto desde la fábrica hasta el consumidor final. Se trata del Código Electrónico de Producto y que algunas empresas ya están implementándolo.

Son varias las empresas que en Colombia están probando el revolucionario sistema de identificación que está cambiando la manera de hacer negocios en el mundo. Se trata del Código Electrónico de Producto (EPC, por sus siglas en inglés), que funciona a través de radio frecuencia. Este mecanismo ha sido considerado como la evolución del código de barras y ya está siendo utilizado por cadenas como WalMart, en Estados Unidos, y Metro en Alemania.
 
Una de las primeras experiencias la está llevando a cabo el Éxito con un programa piloto que desarrolla con algunos de sus proveedores, como Noel. A los productos se les pone un chip que se activa cuando pasa por los lectores. Estos se ubican en sitios estratégicos de la cadena de abastecimiento, gracias a lo cual es posible hacerle seguimiento al producto en tiempo real desde que sale de la planta hasta que llega al consumidor final.

Por ahora, el piloto funciona de la siguiente manera: las galletas con el chip pasan primero por el centro de distribución de Noel. Luego llegan a la central de logística del Éxito, de donde salen para el hipermercado de Envigado, en las goteras de Medellín. En el recorrido los productos son rastreados por unos cuatro lectores, lo que les ha permitido determinar en qué momento pasan de un lugar a otro y cuánto tiempo dura la mercancía en cada lugar. Según un vocero de la organización, los resultados hasta el momento han sido satisfactorios.
 
"En nuestro caso, luego de aprovechar diferentes tecnologías a través del tiempo, sabemos que cualquier avance que nos dé por encima del 10% de mejoramiento es positivo. En control del inventario y control del agotado vamos por encima de ese indicador y por eso estamos bastante satisfechos y motivados a seguir adelante con esta implementación", asegura.

Por ahora, el EPC se está utilizando solamente en el área de logística, para monitorear el movimiento de la mercancía. Pero la idea, a más largo plazo, es la de utilizar el chip en cada unidad de venta por las "bondades" que representaría su utilización en materia de operatividad y reducción de costos. Para afinar y conocer más esta tecnología, el Éxito se tomará todo este año en los preparativos de su masificación.

GS1 Colombia es la firma que viene ofreciendo las herramientas para la aplicación en el país de esta nueva tecnología, como son el software, los sistemas de información y las frecuencias de operación. Rafael Flórez, gerente de la firma, explica que con el EPC es posible diferenciar una botella de agua de otra de la misma marca, lo que no ocurre con el código de barras ya que se utiliza uno solo para toda la categoría. "Ahora se podrán diferenciar, por ejemplo, dos botellas de gaseosa. El tema de trazabilidad será mucho más poderoso. En logística el impacto es muy importante y constituye el corazón de la solución", dice.
 
Cuenta además, que ya hay empresas que tienen cajas corrugadas con chip, como 3M y Casa Luker, para hacerle el seguimiento a sus productos. "En un mundo tan competitivo se requiere que las empresas se puedan comunicar mejor y de una manera más rápida. La mejor manera es estandarizando los lenguajes de comunicación y para esto surge EPC como plataforma universal que permite que clientes e industrias se puedan comunicar a la par."

Se estima que la implementación del EPC en las redes de valor reduce en un 16% el nivel de agotados en punto de venta, rebaja entre 3% y 5% los costos de operación en la cadena de abastecimiento y 7,5% en los de operación del centro de distribución. Por eso, cada vez más empresas están dando los primeros pasos hacia esta nueva tecnología. Por ahora, son ocho las empresas que están implementando esta nueva tecnología en Colombia: Almacenes Éxito, Cafam, Carulla Vivero, Diex Operador Logístico, Exxe Logística, Maersk Logistics, Open Market, Roldán y Cía Ltda. y Zona Franca de Bogotá.
 
 Sin embargo, según cálculos de GS1, al finalizar el año unas 50 empresas deberán contar con esta herramienta, cuya principal barrera es el aprendizaje que se requiere para su aplicación y aprovechamiento. Por este motivo es necesario desarrollar pilotos como lo hicieron en su momento Gillette, Nestlé, Chep e International Papers, así como WalMart con proveedores como Procter & Gamble, Unilever y Johnson & Johnson, entre otros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?