| 8/8/2014 2:25:00 PM

Súper Mario

Es el constructor de moda y uno de los mayores contratistas de personal en el país. Tres nuevas concesiones viales y el apoyo al presidente Santos lo colocan en primera fila de la nueva era en infraestructura.

Los tres megaproyectos de concesión que ganó hace poco Mario Huertas Cotes lo catapultan como el rey de las vías en Colombia.

El empresario promete cumplir con los plazos y presupuestos previstos en estas concesiones de cuarta generación, aunque advierte que el tema de licencias y consultas previas puede ser un obstáculo serio.

Dinero habló con este empresario, considerado uno de los mayores contratistas de personal en el país y amigo muy cercano del presidente de la República, Juan Manuel Santos.

¿Cuál es la clave de su actual éxito?

En cada proyecto en el que participamos revisamos metro por metro los temas técnico y financiero. Por ejemplo, en el caso de la vía que ganamos (Girardot- Puerto Salgar), nuestra propuesta estuvo en el límite hacia arriba; es decir, descartamos cualquier cifra ‘suicida’. Otro de nuestros fuertes es la economía de escala, pues reutilizamos los encofrados (estructura metálica que soporta el concreto) y no cambiamos la técnica para construir puentes, muros y viaductos. Eso genera ahorros sin afectar la calidad.

También ayudó la suerte, porque el Gobierno descalificó mediante sorteo a varias firmas que cumplían con los requisitos…

Sí. Es una combinación de suerte, innovación y estudio detallado de cada proyecto.

¿Qué lo llevó a escoger a Meco como socio estratégico?

No me alcanzaba el patrimonio para ir solo. Esta firma es una de las empresas más fuertes de Centroamérica. Es subcontratista del Canal de Panamá.

¿Va a cumplir con el presupuesto y tiempo previstos en las tres concesiones que se acaban de ganar?

Sí. Nuestros análisis nos permiten afirmar que se pueden hacer estas obras con esas condiciones.

En las tres concesiones colocamos un presupuesto que nos daba la tranquilidad de que lo podemos ejecutar. Somos responsables ante la Nación. Estamos involucrados en los detalles de cada propuesta.

¿Cuál es la mayor preocupación?

Los temas de licencias ambientales y consultas previas son el gran desafío de este gobierno. Es necesario que no haya celo entre los ministros y que todos aunemos esfuerzos, incluyendo las comunidades, contratistas y Gobierno. De esto depende que el programa de 4G sea exitoso.

La Financiera de Desarrollo Nacional propone que algunos de los concesionarios colombianos que se ganaron contratos de 4G vendan parte de sus contratos actuales para mejorar el músculo financiero y garantizar el cierre financiero. ¿A usted le suena la idea?


No me suena. No tenemos previsto vender nuestras concesiones actuales pues creemos que con una buena ingeniería se optimizan todos los recursos, incluidos los financieros.

No es conveniente la renuncia a las concesiones actuales porque se han hecho con un gran esfuerzo en 20 años.

¿Qué le preocupa del cierre financiero?


El problema del cierre financiero es el apoyo del Gobierno para que los créditos finales se paguen. El Gobierno debe marcar una pauta al nivel de los intereses. Los préstamos deben estar entre 12, 14 o 18 años para facilitar una recuperación de los dineros invertidos.

Pero eso encarece los créditos y dificulta que los bancos suelten el dinero...

Eso lo estamos negociando con los bancos. Es conveniente que existan dos tipos de tasas, una para la fase de construcción y otra en la operación, donde se reducen los riesgos.

Fondos de pensiones de Canadá quieren comprar las concesiones en la fase de operación, ¿le suena?

MHC no lo contempla. Creemos que siendo exitosos en la construcción de proyectos nos vamos a sostener en la fase de operación. Ellos serían útiles en nuevos proyectos.

¿Ya están negociando con los bancos el cierre?

Sí, claro. Tenemos diálogo con la banca nacional e internacional.

¿Cuál es el papel de Goldman Sachs?

Muy importante porque creen en el gobierno Santos.

¿Es cierto que días antes de arrancar el proceso de licitación de 4G, el Minhacienda tuvo que intervenir para evitar un desastre?


Sí, todos los constructores fuimos llamados para que se tuviera en cuenta lo que iba a explicar el Ministro de Hacienda y el apoyo que le iba a dar a los proyectos adjudicados. Así, la banca nacional entendió su papel.

¿Antes de eso 4G estaba al borde del abismo?

Claro que estaba complicado porque las tasas internas de retorno están muy ajustadas.

¿Le preocupa que la FED suba las tasas y se encarezca el crédito?


Sí, por supuesto. Hay que tomar todas las previsiones del caso y de allí la importancia de planear muy bien todo.

¿Y puede poner en riesgo el cierre financiero?

No creo porque el Gobierno tendría que apoyar de manera más decidida el programa si el entorno internacional se complica.

¿Acudiría a bancos japoneses o coreanos?

Eso lo veríamos como plan B, en una segunda etapa.

¿Es el mayor desafío para MHC en su historia?

Sí. Estamos convencidos de que podemos hacer las obras y cumplir. Llevo 40 años de ingeniero y 20 en concesiones, estamos preparados.

¿Tiene en sus planes ingresar a la Bolsa de Valores?

No lo descarto más adelante, ahora no.

¿Y una emisión de títulos para financiar 4G?

En 4G lo tenemos contemplado. En su momento se decidirá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?