| 1/26/2015 9:40:00 AM

La vida después de Interbolsa

Para este año se espera que el proceso de ajuste y los planes de recuperación de Fabricato se conviertan en realidad. ¿Arrancará el negocio inmobiliario?

Luego del escándalo por la caída de InterBolsa, en donde su acción fue protagonista, Fabricato se juega cada día su futuro. Aunque las dificultades persisten, las cifras poco a poco se recuperan y este año por varias razones será definitivo para el desarrollo de la compañía.

Por una parte, es el momento de consolidar los cambios en la operación industrial y dedicada al negocio textil, que incluyó una reestructuración interna, depuración del portafolio y hasta el cierre de varias de las operaciones de la empresa dentro y fuera del país.

Este año, por otra parte, también será clave para decidir el futuro de otros dos posibles negocios que le permitan a la firma ganar valor y conseguir importantes recursos: el inmobiliario, aprovechando los terrenos que tiene y que hoy no hacen parte de la operación industrial; y el de autogeneración de energía, que permitirá vender algunos excedentes.

El core business
Carlos Alberto de Jesús, presidente de la compañía desde noviembre de 2013, mira este año con gran optimismo. Considera que ha habido avances significativos que le permiten concluir que las medidas adoptadas para reestructurar la operación fueron acertadas. “A pesar de un ambiente de negocios desfavorable, en el que el ingreso de productos asiáticos con precios artificialmente bajos fue favorecido, logramos revertir la tendencia de los años anteriores, disminuyendo los resultados negativos”, señala de Jesús.

A septiembre del año pasado los ingresos llegaron a $263.508 millones, las pérdidas sumaban $20.258 millones y registraba un Ebitda negativo de $5.125 millones. 

Cambiar la tendencia ha exigido de decisiones muy fuertes, que se suman a un mercado cada vez más complejo (ver recuadro). En este proceso, las directivas tomaron la determinación de concentrarse en las líneas de negocios en las que la compañía era competitiva; es decir: denim, driles (casual e institucional), punto, no tejidos y re-trabajables.

En cuanto a producción, Fabricato enfocó sus actividades en un menor número de plantas –cerró la de Ibagué–, manteniendo la capacidad instalada y modernizando la maquinaria, tema al que destinará su presupuesto de este año. La firma textilera invertirá US$10 millones en la renovación de la planta de hilatura y el sistema de tratamiento de efluentes.

La compañía cerró su distribución propia en Perú, Ecuador, México y Venezuela, al igual que una agencia comercial en el país. Se concentró en la producción y comercialización directa desde Colombia y de esta forma favorecer el flujo de caja, objetivo que, según el presidente, se cumplió.

Así las cosas, uno de los retos para 2014 será fortalecer el nuevo sistema de comercialización en el exterior, con representantes comerciales en cada país y exportación directa a los mercados latinoamericanos e, indirectamente, –a través de las empresas confeccionistas nacionales– a mercados como los de Estados Unidos y Europa.

Los cambios y el mensaje de transformación de la compañía, en principio, le permitieron a la empresa recuperar el precio de la acción que el 21 de agosto pasado alcanzó su máximo en el año situándose en $18,9, luego de empezar 2014 en $12,10. Sin embargo, al parecer los esfuerzos no fueron suficientes para el mercado pues en los últimos meses del año pasado bajó y se situó alrededor de $10.

A de Jesús le preocupa la competencia con los productos asiáticos. Considera que, comparado con los demás productores de América Latina, la empresa está bien y con perspectivas de continuar mejorando. No obstante, en relación con Asia considera imposible competir contra bases que conllevan lo que él denomina una competitividad artificial.

Efecto cambiario
Aunque el proceso devaluacionista que vive el país debe favorecer las exportaciones, el directivo brasileño no está tan seguro de que esto suceda porque los demás países también están devaluando sus monedas.

A esto se suma el tema de Ecuador, porque en caso de que se mantenga la salvaguardia, las exportaciones se reducirán a cero, o a un porcentaje muy bajo, según el directivo.

Y si bien las importaciones de confecciones y telas deben disminuir por efecto de la tasa de cambio, el costo de la producción nacional también subirá, porque entre 60% y 70% del costo está dolarizado. Con tantas variables considera muy difícil cuantificar cuál será el impacto que puedan tener los movimientos cambiarios.

Aún así, la empresa proyecta crecer entre 5% y 10% para el presente periodo en relación a 2014 e incrementar la generación de empleo. La firma inició el año con 2.900 colaboradores.

En los otros frentes, uno de los activos más valiosos de Fabricato son los terrenos que tiene y que han quedado vacíos producto de la consolidación de la operación, los cuales superan los 104.000 metros cuadrados. 

Un comité en la junta directiva ha venido estudiando las posibilidades de desarrollo inmobiliario que podrían tener esos terrenos. Es un ejercicio totalmente separado de la actividad industrial, pero para los accionistas y la junta son activos importantes y claves en el proceso de buscar recursos y darle valor a la empresa. Para este año será una de las decisiones trascendentales en Fabricato y una de las posibilidades que se ha puesto sobre la mesa es la de escindir los negocios y darles foco propio. 

Si los procesos de ajuste en el área industrial y comercial de la empresa salen bien, y se consolida la estrategia en el tema de inmuebles, Fabricato podría estarse alistando para su posible venta.

A buscar nuevos mercados
Al igual que sucede con Fabricato, la situación de la industria textil y de confecciones, en general, parece favorable por factores como el cambiario. Sin embargo, el panorama también se ha visto enrarecido por las decisiones adoptadas por los vecinos. Primero fue Venezuela, luego Panamá y ahora Ecuador.

Las cifras del año pasado no son alentadoras. A octubre el sector registró una balanza negativa. Mientras las exportaciones sumaron US$739 millones, las importaciones alcanzaron US$2.119 millones, según la Cámara de Textiles de la Andi con base en cifras de la Dian y el Dane.

El proceso devaluacionista que vive el país podría ayudar a darle la vuelta a estos indicadores y este es un aspecto que tiene motivados a los empresarios, por eso consideran importante fortalecer las ventas externas a mercados como Estados Unidos y México. 

Carlos Eduardo Botero, director Ejecutivo de Inexmoda, señala que estos son países que ofrecen grandes oportunidades y por eso es hora de profundizar las relaciones comerciales.

Juliana Calad, directora de la Cámara de Textiles de la Andi, es optimista en cuanto a que el Gobierno logre acuerdos con Ecuador para evitar la imposición de medidas de salvaguardia que pueden resultar perjudiciales para los intereses exportadores de las empresas del sector que encuentran en el vecino país su segundo socio comercial.

Señala que cálculos preliminares realizados por la Cámara apuntan a que en caso de aplicarse el arancel propuesto por Ecuador, esta actividad industrial terminaría pagando impuestos por un monto cercano a los US$17 millones, luego de ingresar sus productos con cero arancel.

En medio de este panorama se llevará a cabo una nueva versión de Colombiatex, la feria de los insumos en la que se tienen expectativas de negocio por US$260 millones, cifra similar a la de 2014. 

El evento que se llevará a cabo del 27 al 29 de enero se constituye, según Botero, en uno de los mayores centros de negocios del sector, además de contar con el foro de tendencias de moda y un pabellón del conocimiento.

Los empresarios esperan que la feria sea el abrebocas de un año con indicadores positivos para esta industria que, aunque ha venido en un proceso de recuperación, aún no alcanza su mejor momento.

***
Semana Libros reconstruyó los hechos en "InterBolsa. La historia de una élite que se creía demasiado grande para caer”. Si desea adquirir la publicación ingrese a Semana Libros o a la Tienda SoHo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?