| 2/4/2005 12:00:00 AM

Puertos<br>Decisión de gran calado

Por Buenaventura se despacha el 50% de la carga exportada por mar.

El país tiene que concentrar su atención en los puertos, en especial en el de Buenaventura.

Es indiscutible, los puertos son el corazón de la integración comercial. Por la vía marítima, sale el 97% de la carga de exportación a Estados Unidos, lo que equivale al 80% del valor de esas ventas. Además, el mayor esfuerzo en carreteras y ferrocarriles se concentra en conectar los centros de producción y de consumo con los puertos.

En 15 años, el cambio en los puertos ha sido enorme. Manejan 400% más carga, mejoraron en 440% el rendimiento y bajaron en 85% el tiempo de los barcos en puerto. A pesar de la modernización, todavía hay puntos críticos sobre los cuales se debe trabajar para reducir el costo de transporte.

Un estudio de Mauricio Cárdenas, director de Fedesarrollo, muestra que para promover el comercio, el costo de transporte de las mercancías es casi tan importante como la baja en los aranceles. Por eso, dice, Colombia tiene que mejorar su tecnología de transporte para operar rutas marítimas a Estados Unidos con los menores fletes posibles y relocalizar algunas producciones cerca de los puertos.

Por ello, el plan de modernización de los puertos debe recibir cuando menos la misma atención que el de carreteras.



Buenaventura

El puerto de Buenaventura mueve el 50% de la carga marítima del país, cerca de 8,6 millones de toneladas.

En 2005, las inversiones en el puerto de Buenaventura serán cuantiosas. La Sociedad Portuaria firmó un contrato por $3.500 millones para dragar los muelles y la zona de maniobras de los buques, a una profundidad de 10,3 metros en marea baja. Está prevista la demolición de una bodega para ampliar la zona de almacenamiento de contenedores y permitir la operación de una tercera grúa pórtico. Este año se comenzará a construir el riel para las grúas y se abrirá la licitación para comprar la nueva grúa. Con la llegada de ese aparato, Buenaventura podrá manejar 1.500 contenedores de 20 pies (TEU por su abreviatura en inglés) y mejorar la velocidad de carga y descarga y manejar 9 millones de toneladas, 5% más que en 2004.

Pero esto, aunque importante, no es suficiente. Buenaventura tiene dos problemas que requieren una solución urgente. El primero estriba en que no puede recibir buques 'post Panamax'. Estos barcos son más anchos que los que cruzan el Canal de Panamá (los Panamax) y por ello pueden transportar un mayor número de contenedores. Mientras los post Panamax manejan de 3.000 a 4.000 TEU, los Panamax transportan de 1.000 a 1.500 TEU. Harry Orlando Magaña, gerente comercial de la Sociedad Portuaria, estima que si los buques más grandes pudieran entrar, los fletes se reducirían en 30%.

Para que esto fuera posible, la profundidad del canal de acceso a Buenaventura debería estar por lo menos en 12 metros y obligaría al operador del puerto a dragar más profundo la zona de maniobras, a remodelar el muelle y a hacer obras complementarias. Los privados harían las nuevas inversiones pero el gobierno solo le dará presupuesto al dragado del canal en 2006.

Mientras ese trabajo se hace, hasta los viejos Panamax tendrán problemas. Con 11 metros de calado, deben esperar a la marea alta, porque el canal de entrada tiene en promedio 10 metros de profundidad y puntos críticos de 8 metros.

El segundo problema es que hasta hoy, Buenaventura es un muelle y no un puerto. La ciudad necesita una mejor infraestructura urbana para prosperar como puerto internacional. Frente a la congestión de Panamá, Buenaventura y Bahía Málaga podrían ser puertos hub para transbordo de contenedores.



otros puertos

El gobierno tiene un plan de mejorar el puerto de Santa Marta este año. Invertirá $32.000 millones en la vía de acceso, entre otras cosas. Aunque es un puerto natural adecuado para recibir barcos de gran calado, no tiene espacio para crecer y cuenta con un volumen de carga de compensación muy pequeño. Por eso, se dedicará al manejo de graneles sólidos y carbón del Cesar, de la Guajira.

Barranquilla tiene constantes problemas de dragado. Para entrar, en muchas ocasiones hay que aligerar las motonaves, con costos elevados. Tendrá que encontrar una forma en la que se le pueda dar mantenimiento permanente al canal de acceso al muelle, o perderá atractivo frente a Cartagena. Mientras que el muelle operado por la Sociedad Portuaria de Cartagena tiene posibilidades limitadas de crecimiento porque está metido en el barrio de Manga, el de Contecar en la zona industrial de Mamonal puede ampliar su muelle y la zona de almacenamiento. Allí puede haber nuevos desarrollos para aprovechar la cercanía con los mayores puertos de Estados Unidos.

El gobierno pretende entregar en concesión 30 muelles de importancia mediana, que no son viables en las condiciones actuales. Para eso, está moviendo el proceso de traspasar los inmuebles al Invías.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.