| 4/30/2015 5:00:00 AM

El capital de Noreña

Bernardo Noreña, el primer colombiano promovido como presidente local del Citibank, deja su cargo para seguir ascendiendo en la estructura de este poderoso banco.

Tiene en su haber varias de las más importantes operaciones financieras del país. Participó en la estructuración –junto con el gobierno Pastrana– del primer swap de deuda en la historia del país que prácticamente salvó a la economía colombiana en 2002.

En su lista de logros se encuentran varias operaciones de crédito o estructuraciones de banca de inversión: a BP le sirvió para el financiamiento de la operación del más importante hallazgo petrolero de los últimos 25 años, Cusiana; a Bavaria para pagar su plan de expansión en Perú, Panamá y Ecuador, por más de US$2.000 millones, o a Gabriel García Márquez y un grupo de destacados periodistas para comprar la revista Cambio.

Las anécdotas son muchas, pero Noreña recuerda una en particular: “Estábamos negociando lo de Cambio. En una de las presentaciones que les hicimos a Gabo y sus socios en Cartagena, al terminar, él nos dijo que nosotros los banqueros de inversión éramos ‘capaces de hacer plata de puro papel’. A lo que yo le respondí: ‘¡Mire quién habla!’”.

Noreña se graduó de economista de la Universidad Javeriana en 1984. Empezó su carrera como asistente de la presidencia de Leasing Unión, que luego se convirtió en el Grupo Leasing. Se fue a la Universidad de Notre Dame en Estados Unidos, donde hizo un MBA con énfasis en finanzas.

Al terminar, volvió al país para trabajar en el Banco Internacional de Colombia, que pertenecía 49% al Citibank y 51% a un grupo diverso de accionistas liderados por las familias Lloreda y Caicedo, del Valle. En 1991, el Citi se quedó con 100% del banco y Noreña empieza a manejar el portafolio de multinacionales en Colombia. Allí había farmacéuticas y otras grandes compañías que operaban en el país. Entonces le dan la oportunidad de liderar el grupo de petróleo y gas de Banca de Inversión del Citi en Colombia, según él, una de las primeras bancas de inversión del país.

En este cargo estructuró muchos negocios del sector petrolero y la naciente industria petroquímica de Colombia. BP requirió de recursos para construir su famoso campo de Cusiana y el sector petroquímico colombiano necesitaba capital para financiar su plan expansión. Ese es el caso del grupo Sanford, que estaba consolidando Propilco y Biofilm.

Un par de años después, decidió dar el salto a Vestcorp Partners, firma de origen venezolano. Allí organizó la propuesta de un grupo de accionistas del Banco Ganadero, junto con inversionistas venezolanos, para participar en la operación de venta del Bancolombia. Ese negocio no prosperó, porque finalmente el Grupo Gilinski terminó ganando la puja.

“Luego vino la crisis financiera en Venezuela y armé la banca de inversión Finanzas y Proyectos, con Guillermo Villaveces y su hijo Guillermo Villaveces Ronderos”, recuerda Noreña.

Allí también organizaron la estructura financiera de proyectos, como la compra de Papas Margarita por cuenta de Fritolay, y la famosa operación de Gabo con Cambio.

En ese momento le propusieron volver al Citibank, donde llegó como encargado de Banca de Inversión Andina desde Bogotá y en 2010 se convirtió en presidente del banco en Colombia y el primer funcionario promovido del interior de la entidad para ser presidente en el país.

Lee con avidez. Actualmente está devorando Edge of eternity, de Ken Follet, que forma parte de una de las trilogías más exitosas de este autor. A la par, sigue la lectura de El Capital del Siglo XXI, el best seller de Thomas Piketty sobre el problema de la desigualdad en el mundo.

“Me gustan las biografías y las novelas históricas. Por ejemplo, obras como La trilogía de Escipión, de Santiago Posteguillo, y las obras de Walter Isaccson, como la Biografía de Einstein. Es el autor de la biografía de Steve Jobs, quien escribió una obra titulada los innovadores”, explica.

Está casado y tiene tres hijos: una es abogada, la otra estudia arte y diseño en la Universidad de los Andes y, el menor quiere estudiar administración de empresas. Además, juega golf y monta en bicicleta.

Todavía no sabe a dónde será enviado dentro de la estructura del Citibank. Pero lo que sí es seguro es que estará fuera del país, en la primera experiencia 100% internacional.

A donde llegue tendrá mucha experiencia para aportar, pues en Colombia se consolidó como uno de los profesionales más exitosos de banca de inversión y en general del sector financiero. Ese es su verdadero capital.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?