| 10/29/2010 12:00:00 AM

Premio emprendedor del año para biomax

En la tercera versión del Emprendedor del Año, premio entregado en Colombia por Ernst & Young y Dinero, los hermanos Pedro y Ramiro Sánchez, fundadores de Biomax, fueron premiados en la categoría Máster.

Los premios que otorga anualmente la firma de consultoría Ernst & Young en más de 50 países alrededor del mundo, y que en su versión colombiana realiza en alianza con Dinero, fueron entregados el pasado 21 de octubre a cinco importantes exponentes del emprendimiento en Colombia.

Tres de los ganadores de esta edición son los consagrados empresarios colombianos José Alejandro Cortés, presidente de Sociedades Bolívar; Alfredo Carvajal, miembro de la junta directiva de Carvajal, y Fabio Villegas, presidente de Avianca-Taca. Los otros dos ganadores -cuatro en realidad- son grandes emprendedores con una trayectoria más corta: los hermanos Alonso y Freddy Orjuela, fundadores de Surtifruver de la Sabana y los hermanos Pedro y Ramiro Sánchez, fundadores de Biomax.

El reconocimiento más esperado de la noche fue este último, el que recibieron Pedro y Ramiro Sánchez, presidente de la junta directiva y presidente de Biomax, respectivamente, quienes se alzaron con el título de Emprendedor del Año, en la categoría Máster. Además del reconocimiento recibido el pasado 21 de octubre, ellos serán los encargados de representar a Colombia en el World Entrepreneur of the Year, evento mundial en el que se premia al emprendedor más importante del mundo, en una gala que tiene lugar en la ciudad de Montecarlo, Mónaco, en junio de 2011.

El premio se otorgó tras una evaluación preliminar de resultados financieros, historias de vida y un proceso de entrevistas por parte de un jurado conformado por Gustavo Ardila, Gaia de Dominicis, Juan Guillermo Serna, Armando Vegalara y Michael De Rhodes (ganador del premio en 2008), quienes vieron en esta historia de emprendimiento todo lo necesario para ser elegidos como los emprendedores máster del año en Colombia.

Luz María Jaramillo, country managing partner de Ernst & Young Colombia, resaltó el compromiso de esa firma con el emprendimiento en el mundo, pues ellos "son la más importante fuerza de crecimiento y cambio positivo a nivel económico y social de un país. Biomax es la muestra de una historia exitosa de emprendimiento que logró consolidarse rápidamente. El Emprendedor del Año es un programa muy importante para nosotros, pues estimula a los colombianos a seguir emprendiendo como motor de desarrollo económico", comenta Jaramillo acerca del ganador de este año en Colombia.

La clave del éxito para Biomax

Ramiro Sánchez es un ingeniero mecánico de 32 años y su hermano Pedro Sánchez, de 31, es un consagrado negociante en el mercado de valores. De esta unión surgió la joven trayectoria empresarial de Biomax.

Los hermanos Sánchez fundaron Biomax Combustibles S.A. el 28 de febrero de 2004, bajo el nombre de Ferrepel S.A., con el propósito inicial de comercializar una línea de ferretería petrolera (tubería y válvulas), y distribuir combustibles líquidos derivados del petróleo. Fue entonces cuando detectaron una oportunidad interesante para nuevos participantes y mayoristas de combustibles en el mercado. En mayo de 2005, iniciaron la comercialización de combustibles mientras estudiaban la creación de una compañía mayorista de combustibles.

En junio de 2006, y luego de la obtención de los permisos necesarios, se amplió el objeto social a Biomax Biocombustibles S.A., con un patrimonio total de $11.200 millones, dando solidez al proyecto cuya inversión más relevante fue la planta de almacenamiento y despacho de combustibles líquidos en el complejo petrolero de Ecopetrol, ubicado en Mansilla (Facatativá), cuya capacidad de almacenamiento es de 53.300 barriles y tiene la posibilidad de ampliación a 90.000 barriles.

En la actualidad, la compañía ha capitalizado un crecimiento sólido y sostenido bajo una estrategia de abanderamiento única y diferente frente a la competencia. A la fecha, tiene suscritos más de 300 contratos con estaciones de servicio regionales y más de 70 contratos de suministro con clientes industriales. La expectativa es que en 2011 llegue a más de 500 abanderamientos de estaciones de servicio y más de 150 clientes industriales.

Así, Biomax tiene presencia y cobertura nacional en 150 municipios, alrededor de 21 departamentos del país. Desde la planta propia de Mansilla se atiende Bogotá, Cundinamarca, Llanos Orientales y Boyacá. Para la atención de los demás departamentos, se tienen contratos de arrendamiento de tanques con Exxon Mobil en sus plantas de Buenaventura, Yumbo, Cartago y Gualanday. En junio de 2009 inició la operación en la costa Atlántica, por lo cual la compañía suscribió un contrato con la multinacional Vopak para el almacenamiento de combustibles líquidos.

El mayor diferencial de mercado con el que cuenta Biomax es su pensamiento ecológico. Recientemente, la compañía trajo a Colombia la primera estación de servicio amigable con el medio ambiente. Su implementación, construcción y tecnología obedecen a la iniciativa de Biomax para optimizar el uso de recursos energéticos, siendo los pioneros en la introducción de prácticas de energías renovables, ahorro de energía y en la reutilización de recursos naturales.

Dicha estación cuenta con energía solar, iluminación LED, control ambiental, baños ecológicos, reciclaje de basuras y eco-parques. Así mismo, el equipo de desarrollo e investigación de la compañía trabaja para encontrar nuevas formas de aprovechar las aguas lluvias, la energía eólica y la energía geotérmica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?