| 7/10/2013 6:00:00 PM

Por entre un tubo

Con 50 años, Pavco está ampliando su capacidad productiva y planea crecer 8% este año, de la mano de las locomotoras de infraestructura y vivienda.

El negocio de los tubos y de los geotextiles está pasando por un buen momento en el país, gracias al repunte de la construcción y ante la expectativa de que la locomotora de la infraestructura despegue con fuerza. Este desempeño resalta en medio de varios sectores industriales golpeados por la revaluación y la fuerte competencia de los importados.

Al menos es el caso de Pavco, empresa que desde hace seis años pertenece a la mexicana Mexichem, y está estrenando una ampliación de su planta en Guachené, Norte del Cauca. Desde allí produce, por primera vez, tubos de 3 metros de diámetro.

Carlos González Vega, gerente general de Pavco, explica que los tratados de libre comercio más que una oportunidad para incrementar exportaciones (hoy ya 30% de sus ventas son al exterior) implican una mayor demanda doméstica, pues la apertura comercial no solo está empujando la mejora de la infraestructura, sino también la construcción de hoteles, oficinas y bodegas.

No le teme a la competencia del exterior pues dice que su mercado está bastante atomizado y las empresas que compiten en él son altamente competitivas, incluso con un peso revaluado. El año pasado Pavco facturó $395.446 millones (la segunda mayor empresa en el sector de plásticos del país, según el ranking de Dinero) y la meta de este año es crecer 8%.

Con 50 años de operaciones, 1.300 empleados, tres centros de producción (además de Guachené, tienen plantas en Bogotá y Barranquilla) y exportaciones a destinos tan lejanos como Australia, Pavco promete seguir siendo la empresa que responde.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.