| 10/3/2014 6:00:00 AM

El salto de Luker

Con la incursión en una nueva categoría, la compañía planea ampliar su presencia en el mercado de alimentos saludables. Esta es su apuesta.

El grupo de alimentos Casa Luker decidió quedarse con el desayuno de los colombianos. Nació hace 108 años en el negocio del cacao, luego incursionó en café y ahora su apuesta es por las frutas.

Pero no se trata de cualquier tipo de frutas. Luker acaba de crear una nueva categoría de alimentos chupables –de reciente desarrollo en el mundo– y esta semana lanzó su marca Luki, que involucra tecnología de punta en una bolsita cuyo contenido garantiza calidad y poder nutricional, y se precia de ser 100% fruta.

Luz Adriana Osorio, gerente de Luker, asegura que el nuevo lanzamiento hace parte de una poderosa plataforma que le permitirá a la compañía ampliar su tamaño de mercado. Y, de paso, confirmar su participación como uno de los grandes jugadores en el negocio de alimentos del país.

El año pasado las ventas de Casa Luker alcanzaron los $593.000 millones y registraron un crecimiento de 14%, uno de los comportamientos más dinámicos en el subsector de chocolatería y dulcería. La meta para este año es superar en 18% las ventas, aupados en los nuevos lanzamientos. La empresa genera en el país alrededor de 2.200 empleos y dentro de las aspiraciones de Osorio está duplicar el tamaño del negocio en cinco años.

Tres son los focos que apalancan el crecimiento: innovación, desarrollo de ingredientes y logística. En innovación –el área encargada de generar nuevos ingresos al negocio– el trabajo y las inversiones son permanentes. Cada año la empresa desarrolla y lanza más de 40 nuevos productos en el tema de ingredientes a base de cacao –en su mayoría de exportación–, y muchos de ellos a la medida del cliente.

Dos productos innovadores serán los encargados de generar este año los mayores crecimientos del negocio: Luker Fácil y Luki, cuyas inversiones se estiman en más de US$10 millones. El primero es un chocolate granulado instantáneo lanzado en agosto pasado y cuyo desarrollo tomó dos años –su proceso está pendiente del otorgamiento de la patente– y, el segundo, una nueva categoría de alimentos saludables.

Según Osorio, Luker Fácil es el primer chocolate instantáneo que se desarrolla en el país y se diferencia de otros por su mayor contenido de cacao. Mientras la mayoría de productos instantáneos son modificadores de la leche –su contenido de cacao es inferior a 16%– en el caso de Lúker Fácil su contenido es de 31% de cacao, similar al de una pastilla convencional, pero con una preparación más rápida. Este lanzamiento fue acompañado de una campaña de mercadeo que registró un nuevo récord mundial, al lograr que 63.274 personas desayunaran al mismo tiempo en 12 ciudades del país –el anterior se marcó en Filipinas, con 60.000 personas–.

El segundo lanzamiento es en octubre. Se trata de una nueva categoría que no existe en el mercado colombiano: un alimento chupable de fruta, en cuya producción la compañía invirtió alrededor de US$7 millones para fabricarlo en una nueva planta ubicada en Chinchiná, Caldas, justo al lado donde opera Frutasa, la procesadora de frutas de Luker.

La nueva planta producirá alrededor de 2 millones de unidades por mes en el primer año y la meta es que a mediano plazo se puedan fabricar 30 millones para el mercado nacional. El procesamiento de la fruta se hace en una planta de última tecnología que no añade ningún tipo de químicos para que el producto final sea 100% fruta. Incluso, la tecnología utilizada en los empaques de Luki hace que el producto no necesite refrigeración, destaca la gerente de Casa Luker.

El proyecto se desarrolló en ocho meses y al mismo tiempo que se levantaba la planta, con equipos adquiridos en Italia, se fue desarrollando el concepto de la nueva categoría, que quiere llegar inicialmente a los niños y jóvenes que buscan mejorar su nutrición con el consumo de frutas naturales pero que podría extenderse a otros productos para nuevos públicos. “No se trata de un jugo ni de una compota, es un alimento chupable que conserva todas las propiedades de la fruta”, asegura Luz Adriana Osorio.

Aunque se trata de una nueva categoría, este producto entra en el competido mercado de las bebidas no alcohólicas, que vende al año aproximadamente $15 billones y en el que los jugos de fruta participan con cerca de $1,4 billones, de acuerdo con cifras de Euromonitor. Si bien es una de las categorías que más competidores tiene, también es de las más dinámicas en ventas, al punto que en menos de seis años su participación en el negocio de bebidas no alcohólicas pasó de representar 5% y hoy tiene 9% de la torta de mercado.

“La empresa busca apostarle a los temas nutricionales y a conceptos de alimentos saludables”, remarca Osorio, quien hace tres años se convirtió en la primera mujer en llegar a la dirección de la compañía, la cual conoce muy bien pues se vinculó en 1997 y ha escalado posiciones dentro del grupo.

La expansión

El segundo foco de negocios de Luker es la logística de distribución, que hoy representa cerca de 50% del negocio. La empresa llega ya a más de 130.000 puntos de venta en todo el país y esta fortaleza le ha permitido consolidar su negocio y prestarlo a terceros.

Hoy llega a los consumidores a través de diferentes canales, con 17 marcas propias y cerca de 14 marcas de terceros –es el distribuidor de todos los productos de Team y de Laboratorios JGB–.

El desarrollo de ingredientes a partir del cacao es el tercer foco. Aprovechando que el país produce un grano calificado ‘fino de aroma’, la compañía se ha convertido en un proveedor importante de negocios internacionales que utilizan como base el cacao, particularmente restaurantes, pastelerías y otras compañías que transforman este grano. Este negocio representa alrededor de 15% del negocio y ha venido creciendo de forma sostenida, al punto que hoy la compañía cuenta con oficinas en Europa, tiene presencia en mercados de Asia y exporta a más de 20 países.

Pero su operación no solo se circunscribe al territorio nacional. En Panamá, el grupo tiene una operación casi del mismo tamaño de la colombiana, integrada por alimentos que van desde las galletas hasta los lácteos, pastas y café.

Varias de sus marcas son actualmente líderes en el mercado panameño y están consideradas en los primeros lugares de las marcas más valiosas.

En 2004 incursionó en el mercado panameño al comprar la Compañía de Alimentos Pascual, productora de galletas, dulces y snacks, y posteriormente adquirió la compañía de pastas La Suprema. En 2010 compró la marca de lácteos Bonlac –producida por la Fábrica de Alimentos La Primera– y un año después se quedó con los activos de Café Durán.

Hoy estas marcas y productos se fabrican y venden bajo la sombrilla de la Empresa Panameña de Alimentos (EPA).

Con un portafolio cada vez más extenso y la creación de nuevas categorías, Casa Luker busca quedarse en el desayuno de los colombianos. Y de los consumidores que en el exterior aprecian sus productos.


***

Quién es quién

Aunque nació hace 108 años en el negocio del cacao, la compañía ha expandido su portafolio de productos a otras categorías.

Hoy las ventas de Luker en el mercado nacional están representadas en 45% por productos que son a base de cacao, 35% de café, 15% son productos de aseo y el 5% restante está en otros como el procesamiento de frutas. De sus ventas totales, las exportaciones representan cerca de 15%.

Entre sus marcas de alimentos más conocidas a base de cacao están Chocolate Sol y Quesada; mientras que en café se destacan Lukafe, Almendra Tropical y New Colony. También está en el negocio de productos de aseo para el hogar con La Joya, una marca que compró la compañía en 2002.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?