| 2/6/2009 12:00:00 AM

Plan de retiro en Montpellier

La crisis también afectó al fondo de inversión de la familia Mayer, que fijó un esquema para devolver los recursos a los inversionistas que se quieran retirar de él.

En la tercera semana de enero, cuando el mundo entero estaba celebrando la posesión de Barak Obama en la presidencia de Estados Unidos, un grupo de inversionistas en Colombia, América Latina y Europa recibió una carta en la que les explicaban cómo se les iba a devolver el dinero a quienes quisieran retirarse de Montpellier, un exclusivo fondo de inversión que por más de diez años les dio unos rendimientos extraordinarios, pero que el año pasado sucumbió a la crisis financiera mundial y perdió entre 30% y 40% de su valor.

La noticia podría pasar desapercibida entre los cientos de reportes sobre la caída en los distintos vehículos de inversión del mundo, si no fuera porque detrás de Montpellier está una de las familias con más prestigio en el sector industrial de Colombia: los Mayer. Esta familia creó hace cerca de 15 años Montpellier, un fondo que invertía en hedge funds desde Nueva York, y al cual fueron invitados a participar inversionistas colombianos. "No dejaban entrar a cualquiera. Si no lo conocían, no entraba. Ahí estaba la gente influyente del país", relata un comisionista de bolsa.

A pesar de la confianza en la familia Mayer, cuando los mercados se convulsionaron, se desató el nerviosismo entre los inversionistas que, a finales del año pasado, empezaron a solicitar la devolución de sus recursos, entre otras razones, por el cierre generalizado de liquidez en todo tipo de inversiones. Para evitar un tratamiento injusto entre quienes quieren retirarse del fondo y quienes prefieren mantener sus inversiones en él, se diseñó un mecanismo con el fin de permitir la salida ordenada de los inversionistas.
 
La idea es que a medida que el fondo vaya liquidando sus inversiones, la mitad de estos recursos se reparta proporcionalmente de acuerdo con su inversión entre quienes quieren retirarse, y la otra mitad se reinvierta en el fondo. Se calcula que de esta forma, Montpellier reduciría su tamaño de los US$1.000 millones con los que terminó 2008, a la mitad de esa suma cuando finalice la devolución de los recursos.
 
Una cifra que en el mercado mundial puede parecer pequeña, pero que en Colombia es ligeramente inferior a los US$1.176 millones que a diciembre manejaban en 65 fondos todas las firmas comisionistas de bolsa en el país. "No se va a liquidar Montpellier, pero sí va a darle a la gente la oportunidad de retirarse", dice un comisionista que conoce la operación.

La pregunta es: ¿en cuánto tiempo se devolverán los recursos? Depende de la velocidad con que Montpellier pueda ir liquidando sus inversiones en los hedge funds. De lo que sí están seguros quienes son cercanos a los administradores del fondo, es que la prioridad será darles un buen tratamiento a los inversionistas que pusieron sus recursos en Montpellier.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?