| 10/27/2016 12:00:00 AM

La vallecaucana 'Pollos el Bucanero' proyecta un gran plan de expansión

Los retos de Pollos El Bucanero pasan por convertirse en una empresa nacional, encontrar un socio estratégico y consolidarse en generar valor agregado. Este año venderá $660.000 millones.

La compañía vallecaucana Pollos El Bucanero proyecta convertirse en una empresa nacional y para lograrlo ya empezó a “volar” a otras regiones del país.

La empresa familiar, que en noviembre celebrará 30 años en el mercado, acaba de cerrar la compra de los activos de Pollos Avites de Montería, un negocio que le permitirá producir para el mercado del Caribe, donde ya hace presencia hace un año con productos que viajan desde el suroccidente del país.

La compra le permitirá a Bucanero obtener ventajas competitivas, pues podrá llegar de forma directa y en poco tiempo a mercados como los de Cereté, Tolú, Coveñas, Sincelejo, Magangué y Valledupar, entre otros.

Orlando Cortés, asesor estratégico de la firma, precisa que la compra involucró granjas con un millón de pollos, 9 agencias de comercialización, la marca Colorín y una planta que procesa 20.000 aves al día.

Ahora el trabajo se centrará en adecuar la infraestructura que se prevé quede con una capacidad de procesamiento de 40.000 pollos diarios, un proyecto que tardará por lo menos seis meses, periodo durante el cual las diferentes poblaciones de la zona serán atendidas con productos provenientes del Valle.

En el complejo productivo, la empresa también construirá una fábrica pequeña para producir alimentos balanceados, aprovechando los granos que se producen en la región y las importaciones que ingresan a través del puerto de Tolú.

Para llevar a cabo sus planes, la compañía cuenta con el apoyo de Colpatria y Davivienda, bancos que le prestarán, cada uno, $20.000 millones. Esta operación hace parte de un proceso de reinvención iniciado por la empresa luego de la crisis mundial generada en 2008 y a la cual la industria colombiana no escapó. A partir de allí, Pollos El Bucanero decidió enfocarse en productos con valor agregado, fortalecer su presencia de mercado y consolidarse como una de las empresas más tecnificadas.

A modernizarse

En los últimos años la compañía ha invertido unos US$100 millones en modernización. Una de sus recientes adquisiciones fue una máquina japonesa que, además de facilitarle la preparación de productos para ingresar a Japón –luego de lograr la certificación del Invima–, le permitirá tecnificar procesos que hoy realiza de forma manual y aumentar sus volúmenes de producción.

El equipo, que tuvo un costo de US$350.000 y le permitirá deshuesar 1.000 perniles en una hora y facilitará el lanzamiento al mercado del churrasco de pollo, que comercializará a partir del próximo mes. También ayudará a agilizar la producción de ‘minichuzos’ y ‘chuzos de pollo’, de los cuales produce más de 30.000 unidades diarias.

Cortés señala que la compañía se ha concentrado en productos de valor agregado para allanar el camino de la exportación.

Hoy 10% de las ventas de la compañía, que para este año se espera alcancen los $660.000 millones, está representado en productos como alas rellenas, pollo relleno, salchichas de coctel, salchichón, alas picantes, carne molida y lomos de pechuga. Las ventas de los mismos alcanzan 1.000 toneladas al mes.

Buscan socio

En su plan de reinvención, la firma vallecaucana también está en la búsqueda de un socio estratégico que podría quedar definido antes de terminar el año. Se trataría de una compañía extranjera, con la cual Pollos El Bucanero busca seguir creciendo y realizar inversiones en tecnología.

Entre enero y septiembre la empresa registró un crecimiento de 28% en ventas, con un incremento de $108.000 millones frente a igual lapso del año pasado y la proyección a diciembre es aumentar los ingresos en $145.000 millones frente al cierre del año pasado.

La producción diaria de la empresa es de 200.000 pollos, en la planta que tienen en Villagorgona, en el Valle, que vende unas 11.000 toneladas mensuales. Sin embargo, para el último trimestre la proyección es de 12.000 toneladas al mes para empezar a llevar más producto a la Costa Caribe, mientras empieza a construir granjas adicionales en esta región, un proceso que puede tardar unos 8 meses.

Cortés atribuye el éxito de la organización al gran equipo humano que hoy está compuesto por 4.800 empleados y la decisión de sus directivas de recurrir a estrategias que le permitan ofrecer productos diferenciadores.

Para Cortés, esta industria tiene un gran potencial y, más ahora, cuando con la propuesta de reforma tributaria el gobierno ratificó que productos como el huevo y el pollo continúan exentos de IVA.

El empresario considera que con esta decisión, el Ejecutivo no solo brinda su apoyo al sector avícola, sino que muestra su compromiso con la canasta familiar. Con sus planes, habrá Pollos El Bucanero para rato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?