| 10/2/2010 8:30:00 AM

Petróleo en el fondo del mar

Petrobras comenzó con pie derecho su ambicioso proyecto para explorar los yacimientos del subsuelo marino brasileño, al recaudar cerca de US$70.000 millones en su oferta pública de acciones.

En la oferta pública de acciones más exitosa de la historia, Petrobras recaudó unos US$70.000 millones y comenzó así un ambicioso plan para convertirse en la petrolera más importante del planeta en los próximos cinco años. En pocas horas, la empresa obtuvo US$69.900 millones (la cuarta parte del PIB colombiano), tras la venta de 2.400 millones de acciones ordinarias y 1.870 millones de títulos preferenciales. De paso, con la transacción, la bolsa de valores de Sao Paulo, Bovespa, se convirtió en la segunda más grande a nivel global por su valor de mercado.

De acuerdo con el periódico Folha de Sao Paulo, el principal objetivo de Petrobras con esta capitalización es generar recursos para comenzar su plan de exploración y extracción de las vastas reservas petroleras marinas que tiene Brasil en su litoral, que se calculan entre 70.000 millones y 110.000 millones de barriles. Una riqueza suficiente para incrementar la influencia geopolítica de esa economía.

Petrobras es considerada una de las líderes mundiales en plataformas marinas que llegan hasta los 2.500 metros de profundidad, merced al trabajo que realiza en la costa brasileña desde 2002. Sin embargo, los nuevos yacimientos pre-salinos están a una profundidad de entre 2.800 y 5.000 metros, lo que la obliga a adquirir tecnología especializada y a buscar alianzas con empresas experimentadas en campos marinos de profundidad extrema.

A esto se suma el costo de la adecuación logística que, junto con oleoductos, botes y helicópteros, incluye la construcción de instalaciones a 240 kilómetros de la costa. Según la revista Forbes, el reto de extraer este petróleo pre-salino requiere de una inversión cercana a US$220.000 millones, solo para arrancar el ambicioso proyecto que se desarrollará entre 2010 y 2014.

En la oferta pública, el gobierno brasileño -propietario de las reservas petroleras- acordó transferir 5.000 barriles de las reservas marinas a Petrobras a cambio de acciones, al tiempo que aceptó realizar la capitalización para obtener recursos que le permitan financiar esos trabajos de extracción. Según el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, la participación del gobierno pasó de 40% a 48% del capital total.

"Ese patrimonio pudo haber sido alienado por la voracidad de una economía frágil y en el vacío de un Estado disociado de los intereses nacionales. Hoy, por el contrario, es una riqueza que se incorpora a la solidez del país", afirmó Luiz Inácio 'Lula' da Silva, presidente de Brasil, al anunciarse los resultados de la capitalización.

El gobierno federal también designó a Petrobras como el operador de esos campos petroleros pre-salinos, con lo cual obtendrá como mínimo el 30% de participación en todas las alianzas relacionadas con esas reservas, según la revista Forbes.

Petrobras comienza así un largo proceso que podría posicionarla como la petrolera más importante del planeta y que, por lo pronto, ya deja como ganador al gobierno de Lula, que garantizó su acceso a los jugosos ingresos petroleros y restituyó, en parte, el monopolio del Estado en la producción de hidrocarburos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?