| 2/1/2018 12:01:00 AM

Mateo Villamil: La nueva gran apuesta de Baloto

El bogotano Mateo Villamil será ahora el responsable de lograr que más colombianos compren el baloto y cumplan su sueño de cambiar de vida. Esta será su estrategia.

Trabajar en Corabastos como representante de ventas marcó el camino de lo que sería no solo su crecimiento personal, también el profesional. Allí, en la central de abastos más grande de Colombia, inició la trayectoria de Mateo Villamil, recientemente nombrado gerente de IGT, empresa que opera Baloto en el país y que presta servicios comerciales a través de la Red Vía.

Administrador de empresas, egresado de la Universidad de la Sabana y con un MBA en Argentina, este ejecutivo de 40 años tiene hoy el reto de que más colombianos apuesten a través de la Red Vía Baloto y que muchos de ellos se puedan volver millonarios.

El desafío no es menor, pues 2017 dejó alta la vara en materia de resultados: el número de ganadores se incrementó cerca de 60% para un total de 4,5 millones y más de $116.000 millones entregados en premios.

Villamil está convencido de que su paso por Corabastos, cuando era representante de ventas de Nestlé, fue lo que le dio las herramientas para llegar a donde hoy se encuentra; esa experiencia le brindó la oportunidad de aprender a negociar con cualquier tipo de persona, a ser paciente, a superar las dificultades y a formar el carácter.

Lea también: Todo sobre el juego de Baloto en ‘Al Tablero’

Lo de Corabastos toma más relevancia si se tiene en cuenta que Villamil no se había graduado de la universidad, sino que fue aceptado por Nielsen para hacer su práctica y contratado con la promesa de que en los siguientes seis meses debía presentar la tesis. No lo dudó y asumió el reto, una decisión que posteriormente lo llevó a Venezuela a capacitarse en un modelo de distribución y comercialización que luego debería traer y aplicar en Colombia, cuando sería nombrado gerente de Mercadeo.

Después de un tiempo decidió irse a Argentina a hacer un MBA y a su regreso, en 2012, tuvo la oportunidad de trabajar en IGT como gerente de Mercadeo. No pasó mucho tiempo para que fuera promovido a la dirección de la Unidad de Negocio de Juegos –precisamente la que maneja Baloto–, pues además de esta, IGT cuenta con una unidad de servicios comerciales, encargada de prestar corresponsalía bancaria, pago de servicios públicos, recargas, pagos de familias en acción, etc; todo a través de la Red Vía, que tiene presencia en 1.122 municipios.

Uno de sus objetivos es seguir consolidando la marca a través del posicionamiento y la comunicación, “enganchando” a los jugadores, mostrándoles esa parte de ensueño y de cambio de vida, pues ganarse un baloto les cambiará la vida para siempre. Esto a la par de una expansión de los puntos de venta con la idea de adicionar 8.000 a los 14.000 que tiene actualmente. En el primer trimestre tendrán 2.500 más y al cierre del segundo ya deben estar todos; es decir, 22.000.

Le recomendamos: Baloto Revancha tuvo el mayor número de ganadores de su historia en 2017

El joven ejecutivo, casado y con una hija, “delira” por la buena comida, pues es una de sus “debilidades”, por eso no duda en considerarse un experto crítico en la materia, aunque no cocine.

Es amigo de lo simple, no le gustan las conversaciones adornadas y, por eso, les pide a sus colaboradores ser directos. Valora enormemente su equipo de trabajo, pues, si bien tiene claro que el jefe está para dar lineamientos, si no tiene un buen equipo eso se queda solo en planes estratégicos. Esto no quiere decir que no se involucre con lo que está pasando y que no está pendiente del detalle, pero sí da libertad para que las personas propongan y ejecuten.

Con una de sus frases favoritas: “haz que las cosas pasen”, el lema de Baloto en algún momento, dice que soñar es bueno, pero si no se ejecuta no se logra el propósito. Por ejemplo, “todo el mundo quiere ganarse el baloto, pero no todos lo compran”.

Con esta filosofía, Villamil tiene previsto trabajar en la conexión con otros operadores y con otras redes para aumentar el portafolio de la empresa –hoy ofrece más de 3.000 productos–, que genera 185 empleos directos. Ese será el foco para 2018: robustecer la red de distribución.

Lea también: Top de las regiones del país en donde más ha caído el premio ‘gordo‘ de Baloto

La apuesta es alcanzar un crecimiento de 15% en la unidad de juegos y más de 20% en la de servicios comerciales, pues asegura que ninguna empresa tiene el portafolio de productos ofrecidos por Baloto. Ahora también tiene previsto incursionar en el negocio de las máquinas tragamonedas y ya presta el servicio de recaudo para dos operadores de apuestas on line a través de Vía.

Bajo esta premisa, la misión de Villamil será que más personas le apuesten a su suerte. Eso sería para él como ganarse el baloto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?