| 9/29/2016 12:00:00 AM

Nielsen va más allá del Big Data en Colombia y este es su líder

Nielsen ha comenzado un proceso de transformación que implica mayor apertura informativa, incursión en nuevos sectores y un servicio más integrado y analítico.

Un emprendimiento creado con tres amigos recién egresados de la Universidad de Los Andes –de donde se graduó como ingeniero industrial– convenció a Juan Felipe Saavedra de que lo suyo era la investigación del consumidor.

Aunque estuvo solo un año en la empresa Banca de Ideas –como la bautizaron los cuatro socios–, desde entonces tuvo interés por entender mejor las motivaciones que llevan a las personas a tomar decisiones de compra. Por eso, cuando la hermana de uno de sus mejores amigos de Cali –su tierra natal– le habló de una vacante en el área comercial de la firma de investigación de mercados Nielsen, no dudó un segundo para tomar la opción.

Era el año 2001 y en ese momento el área comercial tenía dos focos: servicio al cliente y labor de ventas de información y servicios a los clientes, que le permitieron entender bien la dinámica corporativa.

Lea también: Las empresas comprometidas con la sostenibilidad son más exitosas

Dos años después decidió viajar a Estados Unidos a perfeccionar su inglés, pero antes de completar el año que esperaba estar fuera del país, Pedro Manosalva, líder de la firma, le pidió que volviera al área comercial y luego a la de mercadeo para manejar un proyecto que en ese momento era clave para la compañía: Nielsen Retail Analytics, un área de consultoría considerada la big data de la época, pues ayudaba a las empresas con los modelos predictivos de precios.

Su buen desempeño lo llevó a manejar operaciones en cuatro países: Colombia, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela y en 2011 pasó a dirigir el área comercial en el país durante cuatro años. En este periodo, la empresa se fortaleció en temas de captura de información, a través de los 10 centros regionales que desarrollan la auditoría en 70% de las tiendas del país y toma muestras en los principales centros de retail.

En 2015 pasó a manejar una responsabilidad regional como líder de la estrategia de mercado que buscaba ejecutar cambios internos en la manera como la empresa respondía a los clientes y desde julio pasado se posesionó como nuevo director general de Nielsen para Colombia.

Saavedra asegura que, si bien su compañía ha sido reconocida por su gran capacidad de recolección de datos y medición de audiencias, el verdadero valor que les da a los clientes es un manejo más integral de la información que implica confrontar estos datos con otras fuentes y tener herramientas para hacer un mejor análisis.

Y esta es una de las grandes apuestas de Nielsen en el mundo: ir más allá de las cifras frías, potenciar la información e integrarla para lograr análisis de mejor calidad y mayor utilidad para sus clientes. La otra tiene que ver con la mayor apertura de la compañía, pues según el directivo, la meta es ser más abiertos y colaborativos en materia informativa y trabajar más con las empresas en nuevas líneas de acción.

Lea también: La cifra: Del ‘prime time‘ al ‘my time‘

De hecho, la empresa en Colombia tiene hoy a buena parte de sus 700 colaboradores trabajando dentro de las empresas a las que les vende servicios, pues el objetivo es entender mejor las necesidades de análisis e información. Entre los planes de este aficionado al ciclismo –deporte que además practica con frecuencia– está potenciar las grandes áreas de práctica de la compañía en temas de precios, estudios de información y ayudar a los clientes a tomar mejores decisiones en precio y promociones.

Pero también planea ampliar la oferta de servicios a los clientes en el país, impulsando particularmente el área de Nielsen Focus –que surgió después de que Nielsen comprara hace tres años Neuro Focus– que permite ser más eficiente en el marketing porque mide con mayor precisión la mente del consumidor.

Saavedra es un hincha incondicional del Deportivo Cali y sus fines de semana los disfruta en familia, ya sea caminando por las montañas o jugando fútbol con su hijo. En materia gastronómica, prefiere el sancocho, y si de música se trata, el rock y la salsa son sus ritmos favoritos.

Amante de la lectura, cuenta que una de las novelas que más lo ha conmovido es El olvido que seremos, de Héctor Abad que, según dice, lo convenció con afirmaciones que hace en el libro de que esta guerra hay que acabarla, especialmente por las víctimas.

Seguidor de los libros de estrategia empresarial –su autor favorito es Jim Collins, cuya última obra, Empresas grandiosas, está por estos días en su mesita de noche–. Saavedra está convencido de que para el país y para su empresa vienen tiempos muy desafiantes, pero también de grandes oportunidades.

Lea también: ¿Qué productos reinan en el desayuno de los colombianos?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?