| 9/4/2009 12:00:00 AM

Perder es ganar un poco

A pesar de su descenso en ventas, El Corte Inglés se consolidó como la segunda cadena de tiendas por departamentos en el mundo.

En el último año fiscal, El Corte Inglés se constituyó en la segunda tienda por departamentos en el mundo, gracias a una política de rebajas de precios que le permitió mantener sus ventas por encima del promedio. De esta forma, la emblemática cadena reportó ingresos por 17.363 millones de euros (US$25.000 millones) y ahora solo es superada por la estadounidense Sears Holding, que alcanzó ventas por 31.799 millones de euros en el mismo periodo.

Según la Asociación Internacional de Tiendas por Departamentos (IADS, por su sigla en inglés), gracias a este resultado, la compañía superó a Macy's, que ahora es tercera al registrar ingresos por 16.924 millones de euros (5,4% menos que el año pasado). El cuarto lugar lo ocupa la también estadounidense JC Penney, cuyas ventas cayeron 6,9% para llegar a 12.569 millones de euros.

El diario español Cinco Días comenta que, para alcanzar estos resultados, El Corte Inglés instauró una política de rebaja de precios y de financiación a sus clientes con tasas del 0% de interés. Esta decisión le ayudó a sortear mejor la crisis pues, aunque sus ventas cayeron 3,5%, siempre estuvieron por encima del promedio del comercio español, donde retrocedieron 7,2% con relación al año pasado.

Esta decisión también le permitió aumentar el nivel de inversión que tenía antes de que comenzara la crisis, al llegar a 1.827 millones de euros en el último año (8,4% mayor al año previo). Estos recursos se han destinado a la apertura de grandes almacenes en ciudades intermedias de España y a la construcción de su nueva sede en Madrid. En los últimos cuatro años, la organización ha invertido 6.500 millones de euros.

"Como en ejercicios anteriores, el esfuerzo inversor se ha orientado mayoritariamente a la construcción de nuevos centros comerciales, ampliación de los existentes y dotación de nuevas instalaciones a los negocios emergentes del grupo", dijo Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés, durante la presentación del informe anual de la compañía.

Álvarez también destacó que la organización mantuvo la estabilidad de su fuerza laboral, uno de sus objetivos dentro de su planeación estratégica, a pesar de la difícil situación económica que vive la economía española. En la actualidad, la cadena cuenta con cerca de 100.000 empleados.

Ahora bien, esta política adoptada por El Corte Inglés no ha sido perfecta. Según el diario Expansión, aunque ayudó a reactivar el consumo, terminó por afectar los márgenes y resultados de la compañía. Al final, el beneficio neto cayó 46% con relación al año anterior, hasta 382 millones de euros, mientras el Ebitda retrocedió 17%, al llegar a 1.094 millones de euros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?