| 10/1/2010 12:00:00 PM

Penagos Hermanos, en la ruta del café

La compañía, con 118 años de operación, exporta el 50% de sus equipos a 34 mercados del mundo. La maquinaria agrícola que produce lleva el sello de innovación.

No solo los cafés suaves le dan fama mundial a Colombia en este competido mercado. También la producción de maquinaria ecológica para los procesos húmedos de tratamiento del grano le está generando reconocimiento internacional al país.

Bajo la marca Penagos Hermanos, máquinas para despulpar y lavar el grano en condiciones ambientalmente amigables llegan a 34 países de África, Asia y América Latina.

La firma santandereana obtuvo el pasado 8 de septiembre el Premio Nacional de Exportaciones en la categoría de mediana empresa por su labor exportadora, que inició en 1940 y hoy representa el 50% de sus ventas totales. Con 118 años y tres generaciones produciendo maquinaria agrícola, la empresa ha logrado convertir en oportunidades las crisis que a lo largo de su historia ha enfrentado.

La primera la afrontaron a finales del siglo XIX los hermanos Eugenio y Mariano Penagos cuando emprendieron un viaje desde su natal España rumbo a Argentina, con escala en Colombia. Las dificultades de estos inmigrantes para transportar por caminos de herradura los enseres personales y la maquinaria que traían para producir bienes de metalmecánica, los llevó a instalarse de manera definitiva en Bucaramanga.

Penagos Hermanos fabricó la primera planta de electricidad y trabajó en la tecnificación de una fábrica de hilados en San José de Suaita. En las primeras décadas del siglo XX, se enfocó en la construcción de trapiches y otras maquinarias agrícolas solicitadas en la región y en 1940 exportaba picapastos y trapiches a los países vecinos.

Los grandes cambios arrancaron en los 80, con la transformación de la producción y una alianza estratégica con el ingeniero Álvaro Ardila Duarte -funcionario por varios años del Comité de Cafeteros de Santander- y quien ha liderado las innovaciones en las máquinas de café.

Reynaldo Carvajal, gerente de Penagos Hermanos, explica que con esta alianza se fabricó una despulpadora y lavadora de café que solo requiere un litro de agua para su proceso, a diferencia de las tradicionales que exigen 40 litros. El equipo patentado se denomina Advance Line y fue responsable, el año pasado, del 75% de las exportaciones de la compañía y, en lo corrido del presente año, del 90%.

Carvajal sostiene que una estrategia ganadora ha sido entender las necesidades de los clientes y hacer un acompañamiento permanente. En Brasil, por ejemplo, encontraron que el proceso de recolección mecanizada facilita la presencia de granos verdes, que exigen despulpadoras especiales que solo procesen los maduros. La compañía hizo los ajustes en la despulpadora Advance Line para cumplir esta exigencia y ya ha vendido 18 en Brasil, que para Carvajal implica "entrar por la puerta grande" en el mayor productor de café del mundo.

Con una planta de 150 colaboradores, entre ellos ingenieros mecánicos, electromecánicos e industriales, Penagos Hermanos ha consolidado un equipo que se prepara para un aumento en sus exportaciones de 50% este año. Con la innovación como eje, muy seguramente podrá garantizar un crecimiento permanente en este indicador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?