| 3/3/2016 12:00:00 AM

Pactia invertirá $800.000 millones en mercado colombiano

Pactia planea invertir $800.000 millones de aquí a 2018 para fortalecer su portafolio y ampliar su oferta en comercio, industria, hoteles, bodegas y oficinas.

En el negocio inmobiliario está demostrado que las matemáticas tradicionales no funcionan y que uno más uno puede ser más de dos. Esto explica por qué la fusión de los negocios que tenían Grupo Argos y Constructora Conconcreto en el área inmobiliaria para crear Pactia ha conformado uno de los más poderosos gestores inmobiliarios del país.

En un mercado como el de los grandes gestores inmobiliarios, con cinco grandes competidores, que mueve cerca de $7 billones en el país, la llegada de Pactia se comienza a sentir: tiene en su portafolio $2,1 billones, representados en 60 inmuebles y cerca de 435.000 m2 de área arrendable. Estos activos están en cinco grandes áreas: centros y locales comerciales, parques industriales, oficinas, hoteles y autoalmacenamiento.

Entre los activos del actual portafolio se destacan los parques industriales construidos para compañías como Unilever, Corona y Fritolay –entre 12 desarrollos industriales a la medida–, con unas especificaciones definidas previamente por esas compañías y que hoy tienen arrendados con Pactia.

También están los hoteles Sonesta de Valledupar; GHL de Yopal y Neiva, así como los Movich de Bogotá y Barranquilla. En estos casos, el gestor inmobiliario construye los hoteles, y las cadenas son las encargadas de operarlos. En el caso de los centros comerciales, la compañía cuenta con cinco instalaciones bajo la marca Gran Plaza y otros ocho comercios independientes.

El nuevo gestor fue creado el primero de agosto de 2015 y arrancó sus operaciones a finales del año pasado, tras finiquitar la negociación que tomó cerca de un año. Pese a ser reciente su creación, en este momento tiene nuevos proyectos por $800.000 millones, que ejecutará de aquí a 2018, con los que busca consolidarse como el primero del país y uno de los mayores en la región.

Nicolás Jaramillo, que hasta mediados del año pasado se desempeñaba como vicepresidente de proyectos de inversión en Conconcreto –donde estuvo por cerca de una década–, es el encargado de liderar al nuevo gestor y de impulsar el gran salto de crecimiento que planea dar Pactia.

El directivo asegura que los ambiciosos planes de su compañía le permitirán convertirse, en 2018, en un fondo multilatino con 66 activos, un portafolio de $2,8 billones y 711.150 m2 arrendables. “Esperamos ser líderes en el mercado nacional, maximizando el valor de nuestros activos, siendo eficientes en nuestra operación y buscando oportunidades de crecimiento en diferentes sectores y ubicaciones geográficas”, explica.

Este plan de expansiones coincide con un momento particular de desaceleración en la economía colombiana, que ha llevado a que algunos analistas insistan en que podría ‘desinflarse’ el mercado inmobiliario.

Aunque Jaramillo coincide con que la economía crecerá este año a un ritmo menos dinámico que en los anteriores, sostiene que “las condiciones macro nos ponen unos retos interesantes. Estamos invirtiendo y revisando los proyectos con cautela, y las amenazas las tratamos de enfrentar con buenos productos, flexibilidad y respondiendo a las necesidades de los clientes”.

La compañía cuenta con un sistema de arriendos flexibles para no ‘amarrar’ a los clientes, y les proporcionan valores agregados, como hacer las adecuaciones e inversiones que requieren los arrendatarios, así como fijar plazos flexibles de arrendamiento.

Lo que viene

¿Cuáles y dónde estarán sus apuestas? La alianza se dio cuando las compañías identificaron el interés común que tenían en el negocio inmobiliario y la oportunidad de potenciar su portafolio de activos. “Unimos la experiencia de Conconcreto en la operación de activos en propiedad única, con la trayectoria y solidez financiera de Grupo Argos, lo que nos permite convertirnos hoy en jugadores relevantes en la región”, explica Jaramillo.

En el plan de inversiones hay ocho proyectos inmobiliarios que serán ejecutados entre 2016 y 2018, con una inversión de $804.668 millones. Estos incluyen tres centros comerciales: dos en el sur de Bogotá, el Gran Plaza Bosa y Gran Plaza Ensueño, así como Antares, en Soacha. También hay dos proyectos de oficinas: Buró 25, sobre la calle 26 de Bogotá, y el Dream Plaza, que ejecutarán en Panamá en alianza con un grupo de inversionistas locales.

Este 2016 será el año de las mayores inversiones, pues el presidente de Pactia estima que se ejecutarán cerca de $330.000 millones, mientras que en el próximo la cifra será de $250.000 millones y lo restante en el siguiente año.

Solo el Centro Comercial Antares, en Soacha, cuya inauguración está prevista para octubre próximo, exigió una inversión estimada en $120.000 millones.

En materia industrial están previstas dos construcciones: Lógika, en Siberia, y Bodega San Francisco, en Madrid Cundinamarca. En el área de autoalmacenamiento, donde la marca con la que opera la compañía es U-Storage, también tendrá nuevas inversiones, particularmente con la ampliación de unas 500 posiciones nuevas en el Megacenter de Medellín.

Este concepto de almacenamiento, según Jaramillo, permite que cualquier tipo de compañía cuente con bodegas pequeñas para arrendar, dependiendo del tipo de producto que requiera guardar.

Pero los proyectos no se limitan a las 16 ciudades en 14 departamentos del país donde actualmente hace presencia Pactia. Jaramillo explica que su compañía ha encontrado oportunidades interesantes de crecimiento en el exterior y actualmente exploran algunos mercados, apoyados en las plataformas que tienen Conconcreto y Grupo Argos en países de Centroamérica, el Caribe y el sur de Estados Unidos.

Apalancar este plan de expansión no solo requerirá capital de los accionistas, que comparten la propiedad a 50% cada uno. La compañía estudia también su ingreso al mercado de capitales, pues requerirá mucho músculo financiero para seguir creciendo.

Entre los escenarios que han visualizado hasta ahora están la creación de un fondo de capital privado o, incluso, aprovechar la experiencia que tiene Argos en el mercado de capitales para buscar un mecanismo que le permita conseguir el capital para seguir creciendo.

Las oportunidades que visualiza Pactia en el mercado inmobiliario son inmensas. Por eso, además de socios poderosos, la compañía avanza en la identificación de proyectos robustos para aprovechar el mercado. Una apuesta de cemento armado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?