| 2/2/2007 12:00:00 AM

Otra salida al Caribe

Los antioqueños avanzan rápidamente en el diseño de un gran puerto de exportación e importación en Urabá. ¿Amenaza mortal para Cartagena?

Con gran velocidad, un grupo de antioqueños avanza en el diseño de un puerto marítimo en el Golfo de Urabá diseñado para competir con el de Cartagena. Ya comenzaron el estudio de prefactibilidad del negocio, y tendrán los primeros resultados en agosto.

Sus promotores quieren transformar el puerto bananero privado de Uniban y Banacol, para que maneje un mayor volumen y carga de distinta naturaleza. El puerto hoy mueve cerca de 1,8 millones de toneladas anuales, que incluyen algunas importaciones y exportaciones para empresas no bananeras. "Más de 500 barcos llegan anualmente a Urabá a cargar banano y dejar insumos, fertilizantes y papel", dice Juan Camilo Quintero, secretario de productividad y competitividad de Antioquia.

El grupo promotor, conformado entre otros por la gobernación de Antioquia, la alcaldía de Medellín, la Andi, Uniban, Banacol, Augura, Proantioquia, la Cámara de la Infraestructura, la Cámara de Comercio de Medellín, Conconcreto y la Promotora de Proyectos, estructuró la Sociedad Promotora del Sistema Portuario de Urabá. Ahora están interesados en el programa industriales, floricultores e incluso algunos empresarios del Eje Cafetero.

Con buen sentido
La mayor fortaleza del puerto es su ubicación. El cálculo es sencillo y contundente. La distancia entre Medellín y Cartagena es de 643 kilómetros mientras que la de Medellín a Turbo es de 380 Km., es decir, 41% menos. El ahorro en distancia de transporte entre Cartagena y Turbo desde Manizales es de 263 Km. (29% menos) y de 398 Km. desde Bogotá (un sorprendente 35%).

El ahorro en costos es muy significativo. Familia Sancela lo usa desde hace un año y en palabras de Diego Luis Saldarriaga, gerente de cadena de suministros de esa empresa, ahorra 12%. Ascensores Andino lo ensayó hace dos años con un envío a Estados Unidos y, como lo señala su presidente Rodrigo Villa, ahorraron el 50% frente a lo que habrían pagado en Cartagena.

Estas cuentas indujeron a la naviera de Uniban —Isabella Shipping— a ofrecer transporte de mercancías diferentes al banano. La fruta se maneja en contenedores refrigerados, por lo que exportadores como los de flores están haciendo ensayos para usar esta vía.

De otra parte, el proyecto encaja entre las obras prioritarias de la Gobernación, que se concentra en dos corredores viales: el de Bogotá - Urabá y el de Medellín - Puerto Berrío. En el primero de ellos, ya se entregó el túnel Fernando Gómez Martínez y hay planes de más inversiones, incluyendo el túnel en el Boquerón del Toyo, con lo que Turbo quedaría a menos de 4 horas de Medellín.

Una salida importante al mar le da mucho sentido a la vía. "El túnel Gómez Martínez es la conexión con el Atlántico. No es una obra para que los ricos disfruten sus piscinas en Santa Fe de Antioquia", dice Francisco Mira, presidente de Promotora de Proyectos, la firma encargada del estudio de prefactibilidad. "El paso por la carretera Medellín-Urabá hoy es costoso, porque no hay carga de compensación. El costo bajará más cuando la haya, gracias al puerto", añade.

Una ventaja es que las inversiones iniciales son pequeñas. Los expertos identifican tres inversiones urgentes: ampliar el patio de contenedores, adquirir una grúa flotante y comprar al menos tres máquinas para mover y apilar contenedores (reach stackers). La inversión para esto, calcula Diego Luis Saldarriaga, rondaría los US$5 millones, una suma muy reducida para las magnitudes que normalmente se manejan en los puertos.

También habría que persuadir una naviera no bananera para que establezca una ruta permanente allí, de manera que se pueda tener carga de exportación e importación. De lo contrario, no sería muy interesante para los industriales que necesitan corredores con carga de compensación estable.

Con estos arreglos, el puerto sería relativamente eficiente, incluso comparado con Buenaventura (ver recuadro). Según Juan Camilo Quintero, se podría atender con barcazas entre 50 y 80 buques a la vez. Las barcazas salen de los embarcaderos de Zungo, en el municipio de Carepa y de Nueva Colonia, en Turbo.

En qué van

Pero no todo es tan brillante. El puerto tiene un calado natural de 10 metros, que no es óptimo, porque no tiene los 13 metros requeridos por los buques pospanamax que cargan 10.000 o más contenedores y que por su volumen reducen el costo de porteo entre 7% y 17% por contenedor. Los pospanamax dominarán el tráfico mundial de contenedores y pasarán por el Canal de Panamá a partir de 2015.

También habrá que ver si el puerto es rentable con el volumen de carga que movería al inicio. Antioquia genera el 15% de las exportaciones del país, pero si se pasara por Urabá toda la carga de importación y exportación antioqueña que hoy pasa por Cartagena, Santa Marta, Barranquilla y Turbo, llegarían al nuevo puerto más de 3 millones de toneladas al año. Es una cifra pequeña, si se tiene en cuenta que Buenaventura maneja 9,8 millones de toneladas.

Pero si funciona, la obra solucionaría dos problemas. Reduciría el costo de transporte de mercancías y generaría un negocio diferente al bananero en Urabá. Los bajos precios y los aranceles a la fruta en Europa le han hecho perder atractivo al negocio en la zona.

La salida al mar para la producción antioqueña es interesante, sobre todo porque detrás hay particulares que ya le encuentran utilidad. Falta ver si los estudios financieros muestran que es viable y si afectaría el tráfico de los demás terminales marítimos colombianos, en especial el de Cartagena, que por ahora tiene que empezar a preocuparse por la amenaza antioqueña.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?