| 1/21/2016 12:00:00 AM

Colsubsidio crecería en supermercados y droguerías fuera de Bogotá

Colsubsidio se la ha jugado en el negocio de comercio en medio de una creciente competencia y los resultados van al alza. Para este año espera crecer en supermercados y droguerías fuera de Bogotá. También añadirá dos atracciones a Piscilago.

En medio de la dura competencia generada por grandes multinacionales del comercio, la caja de compensación familiar Colsubsidio se ha mantenido como una de las pocas empresas del sector que ha dado la pelea en un negocio en el que tiene planes de seguir creciendo.

Con su línea de mercadeo, la cual incluye además de 67 supermercados, 245 droguerías, estas últimas ubicadas en las principales ciudades del país, Colsubsidio se ha venido consolidando no solo en Bogotá y Cundinamarca sino que ha empezado a abrirse espacio en otras regiones del país como el Eje Cafetero y el Valle del Cauca. 

La empresa tiene claro que solo puede afiliar trabajadores en Bogotá y Cundinamarca, pero fuera de esta jurisdicción puede crecer con supermercados y droguerías. Como Caja de Compensación, la compañía bogotana cuenta con supermercados en Armenia (1), Pereira (1) Cartago (1), Cali (2) y uno más en Villavicencio.

La caja cuenta actualmente con 1’250.000 trabajadores afiliados, a través de 64.000 empleadores y se ha mantenido en un negocio que, según, Luis Carlos Arango, director administrativo de la empresa, es difícil porque hay competidores muy fuertes.

El plan es ampliar esta cobertura y por ello tiene prevista la apertura de un punto adicional en Armenia y culminar 2016 con cinco adicionales, además de otras 30 droguerías.

En supermercados y droguerías, la caja registra ventas brutas por $1,3 billones y los planes de expansión alcanzan los $25.000 millones; pues, según Arango, el objetivo no es construir locales, sino tomarlos en arriendo. Considera que de esta forma es más fácil determinar si cada establecimiento está pagando su costo.?La estrategia de Colsubsidio para competirles a los grandes del sector es la eficiencia, pues –dice Arango– los márgenes sobre los cuales trabaja son muy estrechos.

“La política de precios es dura porque los otros también la tienen, pero nosotros cumplimos con una labor social con la idea de brindarles beneficios a los afiliados, especialmente de las categorías A y B, que incluyen a quienes se ganan menos de cuatro salarios mínimos, para quienes permanentemente lanzamos estrategias de descuento”, asegura.

El negocio del mercadeo representa 30% de los ingresos de la Caja, que se espera que este año alcancen $3,2 billones. Según Arango, esta es una de las líneas en las que la compañía busca generar utilidades, dirigidas a crear infraestructura de tipo social, tanto en vivienda, como en educación, recreación y salud, otros de los servicios que hacen parte del portafolio de la caja, que proyecta un crecimiento de 10,5% para 2016.

Nuevas sedes

En educación, Colsubsidio trabaja en dos frentes. Por un lado, la educación básica y, por otro, la tecnológica. En la primera cuenta con cuatro colegios propios que albergan a cerca de 6.500 estudiantes. ?Arango precisa que 85% de los alumnos son hijos de afiliados de tarjetas de las categorías A y B; es decir, que no tendrían capacidad de ingresar a una universidad privada.

?Esta situación motivó a la empresa a establecer un convenio con la Universidad de los Andes mediante el cual la Caja beca a los alumnos que pasen en esta institución y luego, cuando terminen, establecen un cronograma para devolver el dinero.?En lo que hace referencia a estudios técnicos y tecnológicos tiene la Corporación Técnica y Tecnológica Colsubsidio Airbus, en donde la orientación es generar educación que aporte en el camino de la competitividad que necesitan las empresas colombianas y formar tecnólogos de los cuales el país tiene una carencia.

Hoy la corporación tiene presencia en Bogotá, pero este año contará con dos nuevas sedes, una en Medellín y otra en Boyacá.

Otro tema es el de la recreación. En este negocio, que incluye parques, clubes y hoteles, los planes también son ambiciosos. Una de las grandes apuestas es el fortalecimiento del parque recreativo Piscilago, que para este año contará con dos nuevas atracciones; cada una con capacidad para movilizar cerca de 1.000 personas por hora.

Allí Colsubsidio tiene un programa de ampliación de parqueaderos para el que ya cuenta con los diseños y está a la espera de un permiso de la Corporación Autónoma Regional (CAR).

El plan contempla que estos estarán al otro lado de la vía que conduce de Bogotá al municipio de Girardot; es decir, que estarán al frente del parque y no dentro del mismo, como hasta ahora, para lo cual la caja construirá un puente peatonal que facilite el acceso de los visitantes y turistas. En 2015 el parque cerró con la visita de una cifra cercana a 1’050.000 personas.

En recreación también está la línea de hoteles, en la cual la Caja cuenta con 47 cabañas, cuatro hoteles y cuatro clubes para recreación urbana. Las cabañas fueron remodeladas en su totalidad el año pasado, mientras este año el turno es para los clubes. La Colina, por ejemplo, ubicado en Bogotá, será sometido a un proceso de remodelación y ampliación.

El presupuesto dispuesto para recreación asciende a $45.000 millones.Y dado que la Caja realiza inversiones en donde la Ley se lo permite, la salud es otro de los servicios. En esta área tiene una participación de 50% en la EPS Famisanar y posee una IPS que cuenta con cuatro clínicas, todas ubicadas en Bogotá. Además, la red incluye 27 centros médicos en la capital del país y en Cundinamarca y en los planes está la apertura de tres adicionales para 2016. También tiene dispensarios en Bogotá y Medellín. ?Arango señala que la IPS le genera a la compañía un remanente anual que oscila entre $10.000 millones o $12.000 millones. La inversión proyectada para el área de salud es de $35.000 millones.

Las inversiones en su mayoría corresponden a recursos propios; pues, según Arango, de los aportes de 4% que realizan las empresas afiliadas, a las cajas solo les queda 17% para inversión. El porcentaje restante debe destinarse a otros rubros que ya están establecidos por ley.?Bajo esta perspectiva, la compañía bogotana continuará con sus planes de crecimiento en beneficio de sus afiliados.

Más viviendas

En vivienda, la Caja adelanta 12 proyectos de vivienda de interés social y de interés prioritario. Este año terminará con la construcción de entre 2.500 y 2.600 unidades habitacionales, de las cuales 40% son de interés prioritario en Bogotá y municipios aledaños como Cajicá, Funza, Mosquera y Zipaquirá y ahora Fusagasugá. Para 2016 la apuesta es la edificación de entre 3.000 y 3.200. En subsidio de vivienda tiene previsto entregar $180.000 millones en 2016 frente a $170.000 millones del año pasado, representados en alrededor de 13.000 subsidios. Para el año que acaba de iniciar, este número se debe incrementar en 10%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?