| 5/14/2015 5:00:00 AM

Comercio chileno le apuesta a Colombia

Con una inversión de US$308 millones, la compañía chilena construirá en Colombia cuatro nuevos centros comerciales de aquí a 2017. Así va la apuesta.

Los cantos de sirena que periódicamente alertan sobre una posible saturación en el mercado colombiano de centros comerciales no asustan a nadie. Y mucho menos a Parque Arauco, la tercera mayor constructora de centros comerciales de Chile, que planea más que duplicar su apuesta por el mercado colombiano.

La compañía, de aquí a 2017, pasará de 72.000 m2 de área comercial que actualmente tiene en sus centros comerciales de Pereira –Parque Arboleda– y Bucaramanga –Parque Caracolí–, a cerca de 200.000 m2 en cuatro nuevas ciudades: Bogotá, Neiva, Valledupar y Sopó. Esta expansión exigirá inversiones por unos US$308 millones en los próximos años.

Juan Pablo Romero, gerente de Parque Arauco en Colombia, asegura que los cuatro nuevos proyectos hacen parte del “trabajo de consolidación en Colombia, a través de un continuo posicionamiento de los centros comerciales actuales y los proyectos que se encuentran en fase de comercialización o construcción”.

Parque Arauco entró al país en 2010, un año después de que la familia Said, dueña de la compañía chilena, tomara la decisión de expandirse en el mercado latinoamericano y diversificar su riesgo ampliando su operación –más allá de los centros comerciales–, para garantizar su crecimiento.

Y la estrategia está dando resultados, a juzgar por las cifras reveladas recientemente por la compañía, que muestran que en el primer trimestre de este año los ingresos de Parque Arauco crecieron 51,1%, mientras que su área disponible de locales aumentó 17,7%.

La estrategia de internacionalización ha sido uno de los principales pilares del éxito de la compañía. Esta involucró no solo a Colombia, sino también a Perú, donde la compañía se ha convertido en uno de los mayores constructores de centros comerciales, y en este momento cuenta con 336.000 m2 en el mercado inca.

El resultado de esta estrategia no podía ser más exitoso: hoy, 50% de los ingresos de la compañía provienen de sus operaciones fuera de Chile.

En Colombia, la operación de la firma registró en el primer trimestre de este año un crecimiento en las ventas de 17%, mientras en Perú se redujo 1% y en Chile creció 5%, según el diario El Economista.

La dinámica que muestran los dos mercados ha motivado a la compañía a acelerar su plan de expansión. Por eso, a mediados de abril, al término de su junta anual de accionistas en Santiago de Chile, directivos de Parque Arauco anunciaron un paquete de inversiones para los nuevos desarrollos por US$730 millones.

De esta cifra, 42% corresponden a los proyectos que se desarrollarán en Colombia, que equivalen a unos US$308 millones, según reportó el Diario Financiero. Otros US$312 millones irán para las inversiones en Perú y US$111 millones más se quedarán en el mercado chileno.

Con los nuevos proyectos que viene ejecutando, Parque Arauco planea superar este año el millón de metros cuadrados de área construida, que al cierre de 2014 alcanzó los 815.500 m2.

Para 2017, buena parte de su operación estará por fuera de Chile, donde tendrá solo 14% del total de metros construidos, mientras que en Colombia tendrá 23% del total y en Perú 63%.

La expansión

Aunque este año en Colombia abrirán sus puertas más de dos docenas de centros comerciales, todavía la densidad por habitante en el país es pequeña: alcanza 0,18 m2 por persona, aún bajo frente a otras capitales como Ciudad de México, con 0,63 m2, Filadelfia, con 5,4 m2, o Los Ángeles, con 4,66 m2, según Colliers.

Con el ingreso de cerca de 2,4 millones de m2 en nuevos centros comerciales que se añadirán este año, el indicador apenas pasará a 0,19 m2 por habitante en el país.

Esto ha motivado a los directivos de Parque Arauco a poner su foco en el mercado colombiano para aumentar sus inversiones y consolidar su expansión. Eso sí, no la tendrá fácil, porque a los competidores colombianos se suman sus dos principales rivales en el mercado chileno: Cencosud, considerado el mayor constructor en el sector comercio, y Mall Plaza, que ingresó recientemente al mercado local.

Pero la competencia no amilana a Parque Arauco. Sus nuevas apuestas están en Neiva, donde se construye el Parque La Reserva, cuya primera etapa estará lista a finales de este año. Se trata de una construcción de 11.000m2 en total bajo el concepto de village comercial, que en su primera fase entregará un área comercial de 9.000 m2. Estará dotado de amplias zonas comerciales, parqueaderos, espacios abiertos y un ambiente natural.

El segundo proyecto es Parque La Sierra, en Valledupar, con un área total de 30.000 m2 de comercio, en dos niveles. El proyecto actualmente se encuentra en etapa de comercialización y ofrecerá un bulevar del parque para albergar una amplia oferta gastronómica.

Parque La Colina Centro Comercial es el tercer proyecto, que tendrá un área comercial total de 64.000 m2 y estará ubicado en el barrio Colina Campestre de Bogotá. Contará con tres niveles de construcción, 3.000 parqueaderos distribuidos en cuatro sótanos, tiendas por departamentos, plazoleta de comidas y zona de juegos, entre otras.

En este proyecto, la compañía entregará 13.263 m2 de zonas verdes, que busca convertirse en un pulmón para el sector. Esta obra estará lista en el segundo semestre de 2016.

Finalmente, la compañía avanza en la construcción de Arauco Premium Outlet Bogotá, en el municipio de Sopó, con 13.000 m2 de área comercial. Para diferenciarse de los demás proyectos de su género, contará con la presencia de marcas internacionales que no tienen este formato de productos rebajados de colecciones anteriores.

La pelea por la construcción de centros comerciales está en pleno apogeo. Y, a juzgar por tamaño de las inversiones que involucra, definitivamente el gran beneficiado será el consumidor colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?