| 9/1/2016 12:00:00 AM

Gasolina independiente: Arranca nuevo distribuidor en Nariño

En septiembre arranca operaciones un nuevo mayorista de combustibles que atenderá a Nariño. Su planta está en Tumaco y aspira a ser una de las 5 empresas más grandes del departamento.

Convencidos de que Dios está en todas partes, pero vive en Bogotá, un grupo de inversionistas nariñenses se reunieron hace nueve años para desarrollar un proyecto que les permita abastecer el departamento de combustible por vía marítima y dejar de depender de lo que llega por carretera desde Yumbo, Valle.

Desde hace muchos años, al departamento se le había prometido la construcción de un oleoducto que lo comunicara con la estación de bombeo de Ecopetrol en Yumbo, que es la que tiene la petrolera más al sur del país. Como esta promesa nunca se cumplió, en Nariño se acostumbraron a tener un desabastecimiento permanente de gasolina.

Por los problemas de las carreteras y las dificultades del transporte terrestre, en los 64 municipios del departamento están desabastecidos del combustible en la última semana de cada mes, situación que empeora cuando hay paros camioneros.

Por eso, el proyecto consistió en aprovechar el puerto de Tumaco para montar una planta de abastos de combustibles llamada Petróleos y Derivados de Colombia (Petrodecol), que servirá para almacenar gasolina que traerán en barco desde Reficar (Cartagena), México y Panamá, para luego desde allí distribuirla por vía terrestre por todo el departamento.

Lea también: La increíble historia de los ‘terpeles’ que crearon a La Terpel

Andrés Tarquino, director de Petrodecol, explica que la ganancia más evidente es de 126 kilómetros menos de transporte por carretera, pues de Yumbo a Pasto hay 411 kilómetros y de Tumaco a Pasto 285. Así mismo, en la primera vía hay ocho peajes y en la segunda dos.

Petrodecol comienza operaciones en septiembre, tras recibir inversiones de US$6 millones en su primera etapa, pues en la que sigue incluirá la producción de biodiesel y alcohol carburante para mezclar con la gasolina.

Aunque en el departamento operan cinco de los grandes distribuidores mayoristas del país, con la entrada de Petrodecol no se busca una reducción de precios, pues estos están regulados, sino asegurar el abastecimiento de gasolina, cuyo consumo en el departamento es de 10 millones de galones.

“Otro de los problemas que tenemos es que, al ser un departamento de frontera, en las zonas limítrofes los distribuidores no están obligados a hacer inversiones en nuevas estaciones de servicio, ni están tan preocupados por la calidad del producto, cosa que nosotros sí buscamos hacer, porque somos una empresa regional”, precisa Tarquino y agrega que su meta es quedarse con 30% del mercado.

Se estima que desde el Ecuador entran de contrabando unos 2 millones de galones, pero la desventaja de dicho combustible es que no viene con la misma calidad, pues en el vecino país no tienen las mismas exigencias de mezclar gasolina con etanol. Esto hace que dicho fenómeno sea de una magnitud mucho menor al que se vive en la frontera con Venezuela.

Otro de los planes de Petrodecol consiste en democratizar la empresa mediante la venta de acciones a los minoristas de combustible, con el objetivo de que tengan mayor sentido de pertenencia con la empresa. Dicha operación no se haría a través de la Bolsa, sino con una banca de inversión.

Proyecto social

Luis Ernesto Chávez, miembro de la junta directiva de Petrodecol y uno de sus propulsores, dice que este no es solo un negocio privado (aunque pronto aspiran a estar entre las cinco empresas de mayores ventas del departamento), sino que también es una iniciativa para generar desarrollo y progreso en la región.

Por un lado, buscan aumentar el cupo de gasolina de Nariño que lleva varios años en 10 millones de galones, pese a que ha crecido el parque automotor –tan solo en Pasto hay registradas 114.000 motos– y por su gran movimiento de tractomulas. Este se deriva del comercio transfronterizo y de su producción agrícola, –después de Boyacá son el segundo departamento de más movimiento de camiones–.

Por el otro lado, con Petrodecol buscan aprovechar el área cultivada de palma de aceite de Tumaco, una de las mayores del país y montar una extractora y una planta biodiesel. Para esto, van a trabajar con 3.000 familias de palmicultores. Adicionalmente quieren trabajar con los cultivadores de caña, pues la idea es también producir etanol y dar alternativas para la sustitución de cultivos, dado que Tumaco es el primer productor de hoja de coca del país.

“La idea es producir un biodiesel ultra bajo en azufre, que mejora la combustión y el desempeño del combustible, reduce emisiones y cuida los tanques, filtros e inyectores de los vehículos, pues el que se vende ahora no es el más adecuado para las zonas de montaña”, precisa Tarquino.

En la actualidad, Colombia distribuye biodiesel de 50 partes por millón de azufre, Petrodecol aspira a producir y distribuir uno tres veces más limpio.

En total, todo el proyecto tiene una inversión estimada de US$10 millones y además cuenta con un plan de contingencia en Buenaventura, con una planta autorizada por el Ministerio de Minas y Energía.

Hoy se deben realizar 1.000 viajes mensuales en carrotanques para surtir de combustible a las 420 estaciones de servicio de todo el departamento, con Petrodecol se busca reducir el número de recorridos y demostrar que este proyecto no es un chiste pastuso.

Los grandes del sur

Al igual que en otros departamentos, en Nariño las dos empresas más grandes, medidas por su facturación, son EPS. Se trata de Emssanar y Mallamas Indígena, que el año pasado tuvieron ingresos por $1,16 billones y $186.400 millones, respectivamente.

En el tercer lugar está la Cooperativa de Productos Lácteos de Nariño, en el cuarto la cadena de supermercados Merca Z y en el quinto la comercializadora de alimentos Luhomar Limitada.En el ranking de las 5.000 empresas de Dinero clasificaron 21 compañías nariñenses con ventas de más de $20.000 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?