| 9/18/2014 10:20:00 AM

Todas quieren

Turcas, árabes, holandesas, inglesas, portuguesas y más aerolíneas ‘gringas’ quieren aterrizar en Colombia. El mercado aéreo sobrevuela su mejor momento.

Nuevos aviones que vuelan más rápido y con menor consumo de combustible; la apertura comercial de la última década; la posición geográfica y una clase media emergente con mayor poder adquisitivo, son cuatro de las razones por las cuales cada día más aerolíneas internacionales quieren operar en el país.

Este año se espera que por los pasillos del aeropuerto internacional Eldorado circulen unos 27 millones de pasajeros y de ellos unos 7,6 millones serían viajeros de vuelos internacionales. En el año 2000 la cifra no llegaba a 3 millones de pasajeros en este tipo de trayectos.

El negocio va a velocidad de crucero. Hace poco inició operaciones la aerolínea portuguesa TAP en la ruta Lisboa-Bogotá y lo propio hizo Air Panamá en la ruta Panamá-Medellín. Avianca no se quedó atrás y reactivó la ruta Bogotá–Londres. Así mismo, la chilena LAN reinició el servicio que tenía suspendido en la ruta Santiago-Bogotá.

En el corto plazo tiene planeado iniciar operaciones la aerolínea brasilera Oceanair en la ruta Fortaleza-Bogotá, con un servicio diario que inicia el próximo 20 de septiembre.  La Aerocivil también recibió de la aerolínea holandesa KLM la solicitud para operar la ruta Amsterdam-Bogotá-Cali-Amsterdam, la cual será sometida al trámite de audiencia pública el próximo 29 de septiembre.

Pero no son las únicas. La embajada de Turquía en Colombia tiene como una de sus prioridades abrirle el espacio a Turkish Airlines, una de las aerolíneas con mejor servicio y reputación en Europa y Asia. “Recientemente la autoridad de aviación civil de Turquía, en aplicación del Convenio bilateral de Transporte Aéreo suscrito entre los dos países, nos envió la autorización que le otorgó para operar la ruta Estambul-Bogotá y regreso con siete frecuencias por semana”, explicó en un correo la Aerocivil.

Por su parte, Opaín reporta el interés de la estadounidense Southwest para iniciar operaciones en 2015. Esta aerolínea mejoraría la conectividad con destinos como Houston, Chicago y el oeste de la unión americana. “Emirates se puede demorar un poco, pero podría llegar en 2016”, dijo Andrés Ortega Rezk, gerente de Opaín.

La apertura comercial del país también dinamizó el sector. Aunque el turismo ha mejorado, los negocios siguen siendo la principal razón para llegar a Colombia. “En la actualidad, Colombia cuenta con 935 frecuencias semanales directas internacionales con 22 aerolíneas que conectan a Colombia con rutas directas a 25 países”, explicó María Claudia Lacouture, presidente de Proexport.

Según Proexport, los viajeros que vienen por motivo de trabajo de Portugal pasaron de 1.470 en 2013 a 2.122 en lo corrido de 2014, una cifra que da cuenta del dinamismo.

Estados Unidos, Panamá, Perú, Ecuador y México son actualmente los países con mayor cantidad de sillas disponibles a la semana para llegar a Colombia. De hecho, solo en estos mercados el número de extranjeros que llegó a Colombia entre enero y mayo de 2014 para temas relacionados con negocios, eventos o trabajo, fue de 72.577, lo que significa un aumento de 7,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Los hoteleros están expectantes. Beneficios tributarios aprobados hace unos años inundaron de hoteles las principales avenidas y barrios de las grandes ciudades, una situación que impactó la ocupación hotelera, que hoy llega a 51%.

A diferencia de Proexport, que se concentra en el nicho de los negocios, para Cotelco el turismo vacacional es crucial para levantar los balances de la industria. En 2013 fue el principal motivo de viaje de los visitantes extranjeros representando 65,8% del total de turistas, mientras el turismo corporativo fue de 15%; segmento que sigue creciendo y que resulta de suma importancia para ciudades como Bogotá, Medellín y Cali. “El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo reportó que en 2013 ingresaron al país cerca de 1,7 millones de visitantes extranjeros, de los cuales aproximadamente 335.000 provenían de mercados no tradicionales donde los turcos y otras nacionalidades de Medio Oriente están incluidos. Esperamos que con las nuevas aerolíneas estos destinos sigan creciendo”, dijo el presidente de Cotelco, Gustavo Adolfo Toro.

Un desafío para los hoteleros será estar a la altura gastronómica de los nuevos viajeros. Sitios especiales para orar –para quienes profesan el Islam– y recetas acordes con el paladar turco o árabe son parte del trabajo pendiente. También es urgente adelantar las obras de ampliación y modernización de aeropuertos para no frenar el impulso. Y en eso aún no viajamos a velocidad de crucero.

***

¿Hay cama pa’ tanta gente?
Para nadie es un secreto que el aeropuerto Eldorado no tiene hoy espacios suficientes para todos los viajeros y aerolíneas.

El caso más claro es que Avianca no pudo pasar toda su operación al aeropuerto por falta de espacio. Para Opaín las inversiones adicionales en la terminal permitirán garantizar esa capacidad. Por su parte, la Aerocivil recuerda que las operaciones internacionales están concentradas en una franja horaria y no descarta moverla un poco para asignar espacios a la operación de nuevos servicios.

Pero Bogotá no es la única ciudad que buscan las aerolíneas internacionales. Entre las principales, además de Bogotá, están Cali, Medellín, Cartagena, Barranquilla y en el eje cafetero Armenia y Pereira.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?