| 9/26/2016 12:01:00 AM

Colombia da un paso estratégico en materia de construcción sostenible

La nueva Guía de Construcción Sostenible será la hoja de ruta para impulsar este tipo de obras en Colombia. Un paso estratégico que confirma el compromiso del gobierno con la sostenibilidad.

Desde el pasado 1 de agosto entró en vigencia la Guía de Construcción Sostenible, que promueve la eficiencia energética y el uso racional de agua en nuevas edificaciones. Esta fue producto de un plan de trabajo desarrollado en alianza entre el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) y la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) con el apoyo de la Secretaria de Estado para Asuntos Económicos de Suiza (SECO) para impulsar la política de ‘green building’ que permita la consolidación de ciudades sostenibles.

Este fue uno de los temas analizados el 14 y 15 de junio en el Climate Business Forum 2016, donde representantes del gobierno, el sector privado y financiero y expertos se reunieron para hablar sobre la mitigación del cambio climático y la construcción de ciudades verdes en Latinoamérica.

En este espacio, Colombia hizo evidente su liderazgo en la promoción de iniciativas verdes al exponer los avances y ajustes que en términos de regulación eficiente y herramientas técnicas que se están empezando a implementar en el país. También se resaltó la importancia de la construcción sostenible para el desarrollo de ciudades a nivel global.

Vea también: La colorida transformación de las ciudades gracias a la construcción verde

Las cifras lo demuestran: la tendencia en consumo energético que éstas producen aumentará en 37% a 2030 y en cuanto a las edificaciones, se ha identificado que estas generan 35% del consumo energético global y son responsables del 15% de las emisiones de gases efecto invernadero a nivel global.

Kristtian Rada, líder del Programa Ciudades y Negocios Sostenibles para América Latina de IFC, destacó la importancia de promover la construcción sostenible en Colombia y dijo que “las medidas establecidas por el gobierno tendrán efectos positivos sobre el medioambiente y la calidad de vida de los ciudadanos. Incorporar diferentes medidas de ahorro en energía y agua permite, como estrategia de país, mitigar el impacto del cambio climático. Esto a su vez es una contribución adicional para lograr las metas de Colombia respecto a la reducción de las emisiones de carbono hacia el año 2020”.

Oportunidad de inversión

Para Prashant Kapoor, especialista en construcción sostenible y creador del Programa EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies) de IFC, “los edificios verdes son una oportunidad de inversión en ehl mercado”, pues su valor de venta es 7% más alto que las construcciones convencionales, según una encuesta elaborada en 69 países por la firma Dodge Data & Analytics. Teniendo en cuenta que los compradores demandan mejores estándares de construcción para su vivienda y una mejor calidad de vida en cuanto a servicio y eficiencia en costo del consumo. Es por ello, que los actores de la cadena de valor de la construcción deben ampliar y mejorar su portafolio de productos y desarrollar nuevas estrategias que promuevan prácticas innovadoras en construcción sostenible.

Vea también: El caso de éxito de Groncol, una empresa verde e innovadora

En este punto, uno de los grandes desafíos para la implementación de materiales amigables con el medio ambiente y de tecnología para green building tiene que ver con los costos. Christian Sieber, jefe de la Cooperación Económica de Seco, indicó durante el foro que el valor de inversión para este tipo de construcciones no se debe focalizar únicamente en el costo económico sino revisar el payback que ofrecen logrando bajar los costos de energía y agua en el tiempo.

Para representantes del sector constructor colombiano, para incentivar este mercado es necesario promover el uso de nuevas tecnologías. Según Mario Ciardelli, de Amarilo,  “el consumidor más informado dejará de mirar más allá del precio y empezará a pensar en los beneficios adicionales de una vivienda sostenible”.

Frente a este tema Camacol considera que  resulta de mayor importancia consolidar el camino hacia la construcción sostenible, que con compromiso y responsabilidad se inició apoyando la formulación del reglamento de construcción sostenible de Colombia.

Por su parte, Alonso Cárdenas, director de Espacio Urbano y Territorial del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, señaló la importancia de continuar el trabajo conjunto con el sector privado y financiero, vinculando los entes territoriales en el proceso de implementación de la reglamentación. "La implementación de la normativa además de impulsar al sector para que sea más competitivo, contribuye a la economía de los hogares y mitiga el impacto del cambio climático. Juntos avanzáremos en los compromisos de desarrollo sostenible asumidos por el Gobierno Nacional", concluyó el funcionario.

Certificación EDGE

La articulación entre el sector privado y financiero en capital es esencial, ya que la disponibilidad de insumos y la sincronización de agendas son necesarias para el desarrollo de proyectos sostenibles en el tiempo. Como respuesta a este tema, Camacol  e IFC  firmaron una alianza para promover la certificación de edificaciones sostenibles bajo el sello EDGE y son socios locales en este proyecto.

Esta unión busca que nuevas edificaciones en el país sean certificadas por el ahorro en 20% del consumo en agua y energía incorporando materiales sostenibles de construcción. Camacol indica que como gremio cuenta con la capacidad operativa, la representatividad de la cadena de valor y la presencia regional para poner en marcha este proyecto, lo que permitirá masificar la implementación entre las firmas constructoras y los demás agentes involucrados en la actividad edificadora, y lo más importante, ofrecerle a los colombianos las bondades de contar con edificaciones sostenibles.

El sistema de certificación de construcción verde EDGE, creado para los mercados emergentes, tiene como objetivo apoyar a los desarrolladores y promotores del sector, no solo en certificación de las edificaciones finales sino intervenir desde el proceso de diseño de toda edificación destinada al uso residencial o comercial. Este sistema permitirá a profesionales de la construcción elegir las medidas más rentables para construir verde, así como monitorear y cuantificar la intensidad en el uso de los materiales durante el proceso de diseño de las nuevas construcciones.

Para IFC, Colombia es uno de los países pioneros para promover el desarrollo de proyectos estratégicos de construcción sostenible. Durante el Climate Business Forum se discutió también la importancia de comenzar a trabajar con  los municipios en implementar incentivos que complementen los esfuerzos que viene haciendo el gobierno y el sector privado.

La meta es apoyar a las ciudades colombianas a ser más sostenibles y competitivas mediante la asistencia técnica y financiera en el desarrollo de su portafolio de planes estratégicos y de alto impacto en los cuales, organizaciones como IFC y Camacol, pueden contribuir en la práctica al uso eficiente de los recursos naturales y de los servicios públicos.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?