| 11/13/2014 6:00:00 AM

Grandes ligas

La colombiana O4IT creó la primera nube pública en el país para llegar a las pequeñas y medianas empresas y se codea con las multinacionales de la tecnología. Una apuesta por la innovación.

A finales de septiembre la agencia Colombia Compra Eficiente publicó el listado de las compañías que ganaron la licitación del Primer Acuerdo Marco de Precios (AMP) para proveer al Estado de los servicios de tecnologías de la información y centro de datos –o nube privada–, con un presupuesto de $278.000 millones.

En el grupo de ganadores aparecieron los grandes proveedores de estos servicios, entre ellos multinacionales como Amazon, Microsoft, Claro y Movistar. Y a su lado estaba O4IT S.A.S., una empresa colombiana creada en 2006 por tres ingenieros que decidieron apostarle a la independencia y prestar servicios de cloud computing –desde escritorios virtuales para que las empresas no tengan que gastar millonarios recursos en computadores potentes que rápidamente quedan obsoletos, hasta servidores remotos para alojar correos electrónicos o almacenar datos de empresas o clientes–.

“Las empresas que clasificaron –en el AMP– son de mucha tradición y para nosotros fue un honor aparecer allí, pues estamos compitiendo en un mercado muy reñido”, asegura Efraín Soler, presidente de O4IT. Y no le falta razón: según la consultora tecnológica Gartner, el mercado colombiano vendió US$44,6 millones el año pasado en servicios de computación en la nube y para 2017 tendrá un tamaño de US$197 millones, lo que atrae cada vez más competidores.

Nació hace ocho años, ya tiene más de 300 clientes, hace presencia en varios mercados de América Latina y en el sur de Estados Unidos y se fijó la meta de virtualizar unas 1.000 compañías para 2015.

La firma colombiana fue la primera en desarrollar una nube pública en el país bajo la marca Cloudnow. Para Soler, esta nube pública trae ventajas en materia de precios, eficiencia y calidad a las empresas locales que decidan confiar sus datos o procesos a los datacenters de O4IT, pues además de estar en la misma categoría de calidad de firmas como Amazon o Microsoft, vende servicios ‘por tallas’, dependiendo de las necesidades de las pequeñas y medianas empresas colombianas. Pero también presta servicios de nube privada; es decir, con la venta de servicios a la medida de las empresas.

Antes de finalizar el año, la compañía planea llegar al mercado mexicano a través de aliados locales que tienen 40% del mercado de servicios de tecnología, y en el primer semestre de 2015 entrará al mercado de Brasil, de la mano de una marca que ya presta servicios de conectividad.

El proceso de expansión ha estado apalancado en dos etapas. En 2011 con un inversionista ángel al que le prestaba servicios y que invirtió US$2 millones. Y a finales de 2013 dio un salto al recibir recursos del fondo español Axon, que invertirá en una primera etapa US$4 millones y podría llegar hasta US$50 millones.

Pero el ingreso de socios capitalistas no ha impedido que los gestores mantengan una participación de 50% en el negocio y se encarguen de las decisiones administrativas y estratégicas de la compañía, que hoy tiene 100 empleados, 80% de ellos ingenieros.

En un mercado de computación en la nube que este año equivale a US$200.000 millones en todo el mundo, según la consultora Acens, las posibilidades de O4IT parecen infinitas. Por eso, con los pies en la tierra, sus directivos esperan aprovecharlas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?