| 5/22/2008 12:00:00 AM

Neveras chatarra

Las campañas para cambiar este electrodoméstico, así como las alianzas entre fabricantes, cadenas y entidades crediticias, le apuntan a comercializar 10.000 nuevas neveras en los próximos tres meses.

Con la meta de renovar alrededor de 3'000.000 de neveras de las marcas Mabe, Haceb y Centrales, entre muchas otras que fueron fabricadas antes de 1997, las empresas Mabe y Haceb se aliaron con Codensa y con Almacenes Éxito para desarrollar una campaña encaminada a convencer a los colombianos de cambiar este electrodoméstico, considerado en muchos hogares como un bien eterno que nunca pierde vigencia.

El principal objetivo de la campaña, valorada en más de $1.500 millones para los próximos tres meses, y respaldada por el Ministerio del Medio Ambiente y Naciones Unidas, es el de apoyar al Protocolo de Montreal en su objetivo de eliminar las Sustancias Agotadoras de la capa de Ozono (SAO) en todo el mundo. Sin embargo, también representa una oportunidad de negocio para los fabricantes de neveras, para las cadenas de comercio que se vinculen al proyecto, para las entidades financieras y para Lito, la empresa colombiana que cuenta con todas las licencias ambientales para llevar a cabo el proceso de chatarrización, tanto de electrodomésticos como de otras unidades industriales.

Los fabricantes de neveras, que comercializan actualmente 800.000 unidades al año, consideran que es una buena oportunidad para renovar el mercado, pues a diferencia de otras líneas de electrodomésticos, la de neveras no tiene crecimientos representativos porque generalmente no hay rotación de estas en los hogares.

La propuesta de los dos fabricantes en mención, que fueron los primeros en dar el paso, debido a que tienen el mayor número de neveras fabricadas antes de 1997 en circulación, es entregar bonos que oscilan entre $80.000 y $100.000 a quienes decidan devolver la nevera vieja de cualquier marca para que sea chatarrizada. Este bono servirá para la compra del nuevo electrodoméstico siempre y cuando sea de las marcas de Haceb y de Mabe.

Codensa se vinculó ofreciendo un descuento de 15% en la tasa de interés para financiar la nueva nevera y el Éxito abrió su canal para el desarrollo de la campaña, hecho que le permitirá aumentar el tráfico a sus almacenes.

Alrededor del tema hay mucha expectativa, pues no será fácil cumplir con la meta propuesta de renovar al menos 10.000 neveras en tres meses y menos con la de llegar a los 3'000.000 que se calculan en todo el país.

El año pasado Industrias Philips y Almacenes Éxito desarrollaron una iniciativa similar con la propuesta de cambiar bombillas tradicionales por ahorradoras de energía y, según el reporte de Almacenes Éxito, los resultados fueron positivos. "En sólo diciembre de 2007 logramos intercambiar 92.000 bombillas en todo el país, lo que muestra que hay una buena aceptación por parte de los clientes en los temas relacionados con el cuidado del medio ambiente", dijo un vocero de la cadena.

Los expertos en el tema calculan que el recambio de neveras tendrá un impacto similar al de los bombillos durante los tres meses de campaña, máxime si se tiene en cuenta que según la Cámara de Electrodomésticos de la Andi cada nevera nueva podría ahorrar cerca de 35% en el consumo de energía.

Los resultados así lo hacen prever. En los primeros 13 días de la campaña, que empezó a operar el pasado 30 de abril, se habían renovado 400 neveras en Bogotá, de las cuales 208 se habían enviado a Lito para el proceso de chatarrización.

El Ministerio del Medio Ambiente explica que, si bien inicialmente se han hecho alianzas con Almacenes Éxito debido al interés que ha mostrado la cadena por apoyar este tipo de propuestas, la idea es vincular progresivamente a todas las cadenas de electrodomésticos, a los fabricantes de neveras y a las mismas entidades financieras para desarrollar un proyecto que abarque todo el territorio nacional y ver la posibilidad de llevar una estadística que permita el cumplimiento progresivo de las metas propuestas.

La estrategia será la de movilizar al público a través de campañas, descuentos y propuestas atractivas que creen la necesidad de aprovechar el momento para realizar el cambio de la nevera y del bombillo.

La información sobre el tema será cada vez mayor. Los empresarios confían en que junio será un mes récord para las ventas de neveras nuevas y harán todo lo posible para que los colombianos inviertan parte de su prima en la renovación de este electrodoméstico. Sin embargo, tienen claro que los beneficios de entregar bonos y descontar parte de los intereses no se mantendrán indefinidamente así que avanzan en la búsqueda de nuevas alianzas y estrategias para no perder el impulso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?