| 1/19/2017 12:00:00 AM

Revancha de Hyundai en Colombia: Neocorp planea relanzar la marca

Con la presentación de tres nuevos vehículos en la primera semana de febrero, la firma Neocorp planea relanzar la marca coreana en el país y recuperar terreno. Así lo hará.

Una verdadera carrera contrarreloj vivió durante el último mes Gustavo Alberto Lenis, presidente de Neocorp, la nueva distribuidora de vehículos Hyundai en el país, luego de que la compañía lograra un acuerdo para solucionar el lío jurídico que durante siete meses de 2016 paralizó la venta de esta marca en territorio nacional.

La maratón comenzó el 7 de diciembre, cuando se logró firmar el acuerdo con Hyundai Colombia –de Carlos Mattos, anterior distribuidor que reclamaba una compensación económica, pues fue quien introdujo la marca coreana a comienzos de los 90–, para zanjar las diferencias jurídicas.

Una semana después, el 16 de diciembre, cuando arrancaba la vacancia judicial, se pudo levantar la caución que impedía la venta de vehículos Hyundai y comenzó entonces el proceso de nacionalización de los automotores modelo 2016 que había importado Neocorp –de la familia ecuatoriana Eljuri– y que debía quedar lista antes del 31 de diciembre para cumplir las exigencias de la normatividad aduanera vigente en el país.

Foto: Gustavo Alberto Lenis Presidente de Neocorp.

Lenis aún recuerda el duro trabajo que implicó nacionalizar en solo dos semanas –a partir del 19 de diciembre– cerca de 3.600 vehículos, justamente en medio de la Feria de Cali, cuando la jornada laboral se reduce a medio día. “Uno echa el cuento y no se lo creen”, explica el directivo, al destacar que el proceso se logró en tiempo récord. Pero el costo de esta operación le exigió a la familia Eljuri, dueña de Neocorp en Colombia, el pago de unos US$30 millones cuya garantía le estaría abriendo un nuevo frente de batalla jurídica (ver recuadro ‘Otro lío’).

Al mismo tiempo que se levantaba la caución, Neocorp comenzó a facturar y vender cerca de 700 vehículos que se habían nacionalizado en el primer semestre de 2016 que habían quedado ‘atrapados’ por la decisión judicial que afectó a la nueva distribuidora a partir de junio. Esto permitió que de los 5.975 vehículos que vendió la marca Hyundai al cierre del año pasado, un total de 1.098 correspondieran a Neocorp.

Este año el trabajo luce igual de desafiante para Neocorp. La primera semana de febrero la compañía lanzará, con bombos y platillos, sus nuevos modelos en el mercado colombiano y entre las novedades se destacan la Creta, una camioneta que entra a competir en el segmento de la Duster de Renault y que fue lanzada a nivel mundial el año pasado. También presentará el automóvil i20, que nunca se ha vendido en Colombia, y el Elantra, que vuelve al país como i35, luego de sufrir cambios importantes.

Tenemos planeado hacer todos los lanzamientos de una vez en los primeros días de febrero, para desatrasarnos”, explica Lenis, quien se ha fijado la meta de recuperar la participación de mercado que tuvo la marca en 2015, cercana a 7%. Pero este año tendrá un trabajo duro a juzgar por las condiciones que muestra el mercado.

En materia operativa, ya terminó la configuración de concesionarios que trabajarán con la marca este año y, hasta el momento, la compañía cuenta con 24 empresarios que manejarán la marca en cerca de 70 vitrinas dispuestas a lo largo y ancho del país, además de un número similar de talleres. Se estima que los concesionarios generan alrededor de 1.300 empleos, mientras que Neocorp cuenta con cerca de 100 colaboradores.

Para conocer más detalles con respecto al contexto de esta noticia visite este link

¿Vientos de cola?

Los planes de Neocorp para este año, sin embargo, podrían encontrarse con un escenario económico poco favorable. Con una fuerte devaluación, un aumento en el IVA para los automóviles y una desaceleración de la economía, el panorama no luce muy alentador. De hecho, la industria automotriz colombiana cerró 2016 con ventas por 253.395, por debajo de lo que esperaban los analistas del mercado y muy por debajo de las 283.267 unidades vendidas al cierre de 2015, de acuerdo con el Informe Automotor que lideran la Andi y Fenalco.

No obstante, Lenis cree que hay razones para el optimismo y por ello la marca seguirá haciendo una apuesta grande en el país. Dos temas lo entusiasman: por un lado, la fidelidad de los clientes de la marca le hace pensar que muchos consumidores están esperando los nuevos lanzamientos pues reconocen la calidad de Hyundai. Pero, por el otro, este año habrá una nueva disminución del arancel que pagan los vehículos procedentes de Corea –de 7% a partir de julio–, que reduce a 28% el arancel. A esto se suma que en el segundo semestre comenzarán a venderse en el país vehículos Hyundai producidos en México, que entran sin arancel debido al acuerdo comercial vigente.

Los directivos de Neocorp calculan que el mercado automotor colombiano tendrá este año una leve recuperación y podría estar entre 255.000 y 265.000 unidades, lo que implica que su meta de alcanzar el 7% del mercado llevaría a esta marca a vender más de 18.000 unidades.

Además, en materia de automóviles, la compañía buscará llegar a los distintos segmentos de mercado, desde automóviles y camionetas, pasando por camiones pesados, taxis e incluso vehículos de lujo y ecológicos. La empresa planea introducir un modelo híbrido y próximamente traerá un carro eléctrico para probar la aceptación en el mercado colombiano. Así mismo, no descarta la llegada al país de Génesis, la línea Premium de Hyundai en el mundo, con la que le compite en mercados internacionales a BMW o Mercedes.

En esta disputa hubo varios rounds: Este fue uno de ellos

Ataque amarillo

Además de tener marcas aspiracionales, también habrá énfasis especial en el segmento de vehículos comerciales y taxis. Para el segundo semestre está previsto que comiencen a llegar camiones de gran tamaño para competir en un segmento de mercado en el que hasta el momento no estaba la marca.

En materia de taxis, la compañía tendrá una apuesta muy fuerte con la presentación de dos modelos que, según Lenis, se destacan por su calidad y su relación de consumo de gasolina, un atributo fundamental para este gremio.

Neocorp busca recuperar la participación que en el pasado tuvo la marca Hyundai en el segmento de taxis, en el que logró cerca de 70% del mercado. Aunque uno de los argumentos que esgrimió la compañía coreana para retirar a su anterior distribuidor fue el excesivo énfasis que le dio al segmento de taxis, la nueva compañía encargada de manejar la marca en el país cree que este será uno de los mercados más ‘apetitosos’ y donde buscará quitarle una tajada importante a la también coreana Kia, que se ha convertido en la marca ‘reina’ de vehículos de servicio público de taxis.

Dos modelos llegan a competir en este nicho y serán tipo sedán –dejando atrás los ‘zapaticos’ que dieron a conocer a Hyundai–. Por un lado estará el i10, y por el otro el i25, que es un carro más grande, de la línea Accent, enfocado en este segmento.

En su momento, Dinero informó que Neocorp seguía vendiendo vehículos Hyundai pese a decisión judicial

Adicionalmente, Neocorp comenzó a trabajar hace unos meses en la creación de QR2, un servicio técnico enfocado específicamente en los taxistas, donde podrán realizar de manera rápida y con precios competitivos servicios como cambio de aceite y reparaciones básicas. El servicio ya abrió su primer punto en Bogotá y se extenderá a Cali y Medellín en los próximos meses; pues, según Lenis, la idea es atender una necesidad que tienen los taxistas que mantienen su fidelidad con vehículos de esta marca.

En un año marcado por la desaceleración de la economía y la caída del mercado de vehículos, Neocorp busca desafiar los pronósticos y recuperar el mercado para la marca Hyundai. El tiempo dirá si su nuevo piloto en el país podrá lograrlo.

No se puede perder: Dueños de Neocorp al paredón por queja de socios minoritarios de Metrokia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.